GR LIVE STREAM
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Trials Evolution

Enfrentarse a la gravedad sobre dos ruedas no es nada nuevo, pero el nuevo Trials mantiene su excelente sistema y luego se vuelve loco con la edición de circuitos.

Publicidad:

Conjugar ideas sencillas con ingenio es algo que a menudo deriva en resultados sorprendentes. Imagina un juego de 'trial'. Subes y bajas con la moto, a través de pistas repletas de obstáculos. No parece muy emocionante, ¿verdad? Es un sistema de juego trillado, presentado de mil maneras desde los días de Excitebike para NES.

Por supuesto, con la llegada de motores de juego inteligentes se puede arreglar el asunto de la gravedad. Luego, inclinando al piloto hacia la parte frontal o trasera de la moto se consigue mantener el equilibrio. Lo hemos visto implementado de forma decente hasta en los juegos gratuitos de navegador.

Publicidad:

Sin embargo, cuando hablamos en Gamereactor de Trials Evolution hace unos meses, era fácil contagiarse con la emoción. El compañero que volvió a casa después de la presentación lo describió como un juego excepcional a todos los niveles, un posible candidato al juego del año. ¿Cómo es posible? Es un juego de motocross que se vende por menos de 15 euros, ¿cómo puede plantar cara a las producciones más grandes de 2012? Pero entonces, las motos llegaron a la oficina en su versión definitiva.

Trials Evolution

Trials Evolution sigue las premisas que estrenó el excelente Trials HD. Gráficos en 3D, vista lateral, no hay posibilidad de desviarse: frenar, acelerar y mover el centro de gravedad para superar los obstáculos y realizar saltos. Todo lo demás está calculado por un sistema físico casi perfecto, por lo que los efectos de la distribución del peso en la moto pronto surten un efecto evidente. Lo mismo ocurre al acelerar: si te pasas, caballito, pero si vas acelerando puedes subir las cuestas con relativa seguridad.

A este realismo matemático, casi maniático, se une un aspecto mucho más gracioso: el juego está lleno de explosiones, elementos que se derriban, construcciones en ruinas, caminos imposibles. Cada carrera termina, inevitablemente, con un accidente, por lo que algunas de las escenas bajo guión generan resultados desternillantes. Después de una de las primeras carreras, por ejemplo, puedes ver cómo el piloto cruza la línea de meta para darse un cabezazo con un piano, un coche y un camión, en fila. No está mal.

Trials Evolution

Los primeros circuitos, bastante sencillos, dejan espacio para maniobrar con unos niveles poco intricados. Van apareciendo las rutas alternativas, ideales para intentar rascar unos segundos al crono mientras evitas cometer errores. De hecho, hacer el mejor tiempo no tiene ningún valor si has cometido errores. Un sistema de checkpoints y la posibilidad de recomenzar la carrera sin tener que soportar tiempos de carga son de gran ayuda, pero para aspirar a la medalla de oro es necesario hacer un recorrido perfecto.

Las pruebas están colocadas en una modalidad principal, dividida luego en capítulos de dificultad creciente con algunas pruebas especiales intercaladas para obtener licencias. Obteniendo las licencias más altas puedes sacar motos con mayor cilindrada, y por lo tanto intentar mejorar el tiempo en los circuitos (pero con una mayor dificultad de pilotaje). Este tipo de exámenes de carné también sirven como un tutorial, y explican a los jugadores cómo superar los puntos más complicados de los recorridos.

Trials Evolution
Trials Evolution
Publicidad: