Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Sacred 3

La frase "echarse unas buenas risas" puede sugerir varias cosas.

Publicidad:

Puede indicar diversión, sin más; disfrute sin llegar a extremos porque la fuente no da del todo en el clavo. Y es una expresión que me ha venido a la mente mientras jugaba a Sacred 3, el nuevo action-RPG de Keen Games, estudio que sustituye a los creadores de la serie Ascaron para esta tercera entrega. Es un juego, como bien puedes ver, en la línea de Diablo, si bien una interpretación más sencilla a la hora de masacrar monstruos y de personalizar las clases de personajes, lo que conforma un producto entretenido. Incluso aunque el diálogo sea de risa, y no en el sentido de esos guiones que pueden sacarte una sonrisa aun cuando caen en clichés. Este te hará tragar saliva, sonrojarte y mirar para otro lado por la vergüenza ajena.

La tierra por la que luchan nuestros cuatro héroes más o menos musculosos se llama Ancaria, cuyo emperador ha decidido aliarse con los demonios con la aspiración de echarle el guante a un artefacto legendario que puede, agárrate, destruir mundos. Así que salimos de aventuras para hacer todo lo que está en nuestra mano para evitar que no consiga lo que se propone y salvar a nuestras gentes. Como nos esperábamos, la forma de contar la historia es bastante insípida. Al menos las escenas de corte son muy bonitas, casi pidiendo perdón.

Publicidad:

Por lo tanto, la diversión viene de la matanza inconsciente de cada bestia y criatura que se cruza en nuestro camino. Aquí te enfrentas cara a cara (o más bien arma a carne) con cada tropo de cada mundo de fantasía, desde orcos que parece que tienen un contrato a tiempo parcial que les permite salir del universo Warhammer, hasta zombis con incontinencia. Matas y matas para abrirte paso a través de ciudades desérticas, frondosos bosques y relucientes cuevas heladas. Los mundos abiertos que encontrábamos antes en la franquicia dejan paso a unos capítulos más tradicionales. Con esto queda un juego más pulido y directo, pero también una experiencia que se inclina aún más hacia el estilo de Diablo. Y para eso ya tenemos a Diablo.

Sacred 3

Lamentablemente, además, el reto viene del número de enemigos que atacan, más que de su variedad. Hasta los jefes del juego siguen la misma fórmula, haciéndose más difíciles por su mayor cantidad de vida en lugar de proponer nuevos patrones de ataque. Algunos destacan por los puzles que hay que resolver en plena batalla, pero son los menos.

Incluso cuando estás jugando en solitario, tienes tres aliados PNJ que siguen tus pasos. Una pena que sean tan poco eficientes como nos temíamos. Con cuatro personajes jugables hay ocasión de echar partidas multijugador co-op, aunque sólo se puede juntar a dos en la misma máquina y cuando el juego da lo mejor de sí es cuando cuatro humanos se aventuran juntos. En parte porque, como ocurre cuando ves una cualquier película de serie B, es mucho mejor escuchar esos diálogos lamentables en compañía. En parte porque el rápido sistema de matchmaking evita que te quedes contemplando pantallas de menú. Sacred 3 funciona genial para partidas rápidas.

De hecho, al centrarse en la colaboración entre aliados consigue que el multijugador sea el verdadero gancho del juego, equilibrando las habilidades de los personajes para que combinen bien juntas, por lo que si bien falta profundidad, el juego sigue siendo fluido y dinámico.

Lo malo es que la simplicidad del sistema de combate se nota demasiado. Las luchas son muy superficiales, mientras que el sistema de mejoras es tedioso y sus recompensas, insignificantes. En tanto que juegues a Sacred 3 en sesiones breves y concentradas, el juego sigue funcionando como un divertimento de usar y tirar. Tienes que verlo más como una interpretación de Diablo de estilo arcade, y si lo tratas así, te lo pasarás bien con él.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Entretenido. El terrible diálogo llega a funcionar si estás con amigos.
-
Le falta profundidad y a los enemigos sustancia.
Publicidad: