Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Madden NFL 15

El Madden de la temporada pasada no fue todo lo que pudo ser, pero este año la serie ha dado un salto de gigante a las consolas de nueva generación.

Publicidad:

La última vez que nos lo pasamos verdaderamente bien con los Madden de EA fue en plena generación anterior, con el lanzamiento de Madden NFL 10. Probamos la edición de esta temporada y, tan pronto los New Orleans Saints saltan al campo para enfrentarse a los Seattle Seahawks, ya nos vamos dando cuenta de que el juego pinta muy bien y aprovecha las posibilidades de la nueva generación, en concreto las de la Xbox One que empleamos para este análisis.

Publicidad:

Con un par de sencillos clics nos aseguramos de tener claro el tipo de juego que vamos a desarrollar, memorizamos al dedillo las trayectorias de todos los jugadores en el campo y engañamos a los contrarios con algunas fintas antes de que Drew Bless lance una de sus bombas habituales al receptor novato Brandin Cooks, que coge el balón como si le fuera la vida en ello, echa a correr y... ¡BAM! La defensa contraria lo derriba.

Madden NFL 15

Uno de los detalles sobre los que hablamos con EA en las postrimerías del período de desarrollo del juego fueron las enormes mejoras en defensa, que a su vez fueron una de nuestras quejas recurrentes en ediciones anteriores de Madden: daba igual el enfoque que adoptásemos, el camino a seguir era lanzar un pase y olvidarse de correr por el campo. Hasta ahora, las defensas eran tan malas que los atacantes podían hacer jugada de pura fantasía, muy alejadas del realismo al que aspira EA Sports; pero esta versión parece mucho más centrada en la realidad, y la programación de pesos y colisiones es muchísimo mejor que en anteriores ocasiones. Lo que más nos gusta es que ahora sabemos con certeza qué botón tenemos que emplear en las colisiones para darles cera a los contrarios y/o evitarle un sack al quarterback. Todo fluye mucho mejor y se parece mucho más a un partido de fútbol americano real. Incluso el snap ha cambiado, y ahora se emplea un minijuego con los botones para ver con cuánta rapidez se reacciona ante el balón, lo que implica que por fin tiene sentido llevar un jugador activo en defensa.

Madden NFL 15

Hay detallitos como la posibilidad de controlar la cámara en defensa y evitar problemas como que la línea de ataque no te deje ver o que no encuentres al linebacker si estás cuatro o cinco yardas por detrás de la línea de scrimmage: basta con rotar al cámara y que enfoque "tu" perspectiva para mejorar tu eficiencia a la hora de repartir leña. Lo único con lo que no estamos demasiado contentos es con que los defensas rápidos son mucho más eficientes que los recios tacklers: ahora, la velocidad es el factor más importante (lo que, por mi parte, lleva a más intercepciones), y no debería ser así. Es algo que habrá que equilibrar y mejorar en futuras ediciones.

Otra de las cuestiones que nos recuerdan a Maddens recientes es que los jugadores suelen comportarse de formas extrañas al terminar las jugadas. La programación de colisiones ha mejorado, pero en cuanto los jugadores tocan el suelo se quedan hechos papilla; a veces permanecen liados unos con otros, y en ocasiones actúan de formas que te sacan del ambiente de estar viendo un partido real en pantalla.

Madden NFL 15

Es una pena, sobre todo si tenemos en cuenta que los gráficos son por lo demás excelentes y nos han dejado boquiabiertos. El nivel de detalle es increíble, y la iluminación y los efectos crean un auténtico espectáculo visual: las repeticiones de un Ave María surcando los aires en el último minuto rayan el fotorrealismo. Esto también se debe a una excelente recreación de los estadios y a un trabajo meticuloso para que cada detalle resulte lo más auténtico posible. Nos complace afirmar que la serie Madden por fin destaca a nivel gráfico por encima de la franquicia NHL o del NBA 2K de 2K Sports.

Es una buena base para la franquicia Madden en las consolas de nueva generación, y mucho mejor que el decepcionante esfuerzo de la temporada pasada, que en esencia era una versión mejorada del juego para Xbox 360. Lo único que hay que arreglar de verdad son las ya mencionadas colisiones que se producen durante los parones del partido.

Madden NFL 15

La serie Madden era un poco como una montaña rusa, con enormes cambios en cada nueva entrega; en esta ocasión parece que EA ha vuelto a los orígenes y, en lugar de en nuevas funciones pijas como el cono de visión, se han centrado en la piedra y el mortero.

Jugando al ataque vamos a encontrarnos con muy pocas sorpresas, va como la seda casi siempre. Dicho esto, puede suponer un problema simular a un buen quarterback con la nueva y mejorada defensa. Nos iba mucho mejor con Colin Kaepernick, de los San Francisco 49ers, que con una figura de máximo nivel como Peyton Manning. Cuando la defensa se lanza en tromba, un tío lento como Manning es como un pato de feria, y su habilidad y percepción no le valen para nada; pero Kaepernick, que es un maestro de la improvisación y rápido como una bala, puede salir airoso y salvar al equipo incluso en la peor de las situaciones.

Esperamos que EA no vuelva a salirnos con tonterías (nada de conos de visión) y se dedique a mejorar estos detallitos de los quarterbacks: hay que simular mejor su capacidad para leer el partido. No estamos seguros de cómo puede hacerse; pero, tal como está el juego, algunas estrellas no brillan tanto como deberían. No obstante, hay que felicitar a EA por el hecho de que sea posible posicionar a los jugadores con rapidez en un ataque no-huddle, o hacer correr el reloj cuando sea la estrategia que más nos beneficie, con todas las ventajas y desventajas que conlleva, igual que en la vida real (no se pueden hacer muchas jugadas a partir de una disposición no-huddle).

Madden NFL 15

Dado que muchos jugadores europeos no están habituados a los entresijos del fútbol americano, EA ha ido mejorando poco a poco la forma en que explica las particularidades de este deporte. Es una hermosa mezcla de inteligencia y fortaleza, con una enorme cantidad de matices y una gran profundidad táctica y estrategia. Madden NFL 15 describe las reglas mucho mejor que sus predecesores a través de útiles pantallas de carga y sugerencias previas a cada partido en las que se nos explica con claridad por qué una jugada concreta puede resultar una buena idea, ofreciendo porcentajes claros de sus posibilidades de éxito. Es un sistema excelente, y a las pocas horas ya estamos todos eligiendo nuestras jugadas favoritas como si fuésemos veteranos entrenadores de la NFL.

En resumen, Madden NFL 15 no es para nada perfecto, pero supone un enorme paso en la dirección correcta. Es suave, entretenido y muy bien cerrado; tiene las prioridades claras, y para el del año que viene esperamos que EA lo use como base y se centre en ajustarlo, pulirlo y equilibrarlo; y, por supuesto, que Dios les libre de ponerse a añadir chorraditas novedosas como las que plagaron la franquicia estos últimos años. Tal como es, Madden NFL 15 resulta un juego entretenido, y es el primero desde Madden NFL 10 que nos da una sensación positiva.

08 Gamereactor España
8 / 10
Publicidad: