GR LIVE STREAM
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

F.E.A.R. 3

Alma vuelve para que te cagues de miedo con sus pesadillas telepáticas. ¿Pero sigue ese 'fear' tan potente como llego a ser? Thomas escribe una review de miedo...

Publicidad:

Suele ocurrir que hasta que no han saturado el mercado un puñado de clones no aprecias como se debe lo que hizo genial al original. Con el primer F.E.A.R., Monolith quiso demostrar que una historia lóbrega y de miedo podía combinarse con un montón de acción en un shooter. Lo hicieron con convicción y precisión, y desde entonces pocos juegos han conseguido seguirle la estela. ¿Qué hay de la tercera entrega en la serie?

Publicidad:

Una vez más controlas a "Point Man". Pese a que ya había eliminado a su hermano telepático Paxton Fettel, necesita resucitarlo para detener a Alma. La importancia de la corporación Armcham se ha reducido en esta ocasión, pese a que fueron los responsables de los experimentos con Alma en la primera entrega, lo que después derivó en el nacimiento de Point Man y Fettel. En lugar de eso, la trama se centra en la búsqueda y detención de Alma para que no de a luz al hijo que traerá el Apocalipsis.

F.E.A.R. 3

Aunque la historia siempre ha sido importante en la serie, no capta la atención cuando comienzas el tercer juego. El nuevo estudio ha decidido aderezar la introducción a cada nivel con unas sencillas líneas de texto que explican la historia. Sin embargo, si no tienes experiencia previa con la serie, te costará entender lo que pasa y cuáles son tus motivos durante muchas misiones.

Quizás se trate de una forma de acomodar a los nuevos jugadores, pues no hay cortes cuando llega la hora de la acción y pronto te encuentras con los primeros soldados enemigos. La comunicación y la cooperación entre los hostiles siempre ha sido una seña de identidad de la serie, y algo que se ha sabido mantener en F.E.A.R. 3.

F.E.A.R. 3

El parloteo constante entre comandantes y las actualizaciones de estado entre enemigos te hace pensar muchas veces que te has topado con algún tipo de campamento militar de fantasía, pero sus cooperaciones resultan en un montón de encuentros realmente interesantes. Flanquean, atacan por sorpresa, intentarán sacarte a base de granadas... un buen cambio de ritmo respecto a las galerías de tiro de juegos como Call of Duty, aunque sea algo que ya conocíamos del juego original.

Para añadir algo nuevo a la fórmula, el estudio Day 1 Studios ha implementado un sistema de cobertura, de forma que puedes adherirte a cualquier pared con presionar un botón. Aunque el sistema como tal es algo que solemos encontrar en shooters en tercera persona, aquí funciona bien para la primera persona, y rara vez nos ha causado problemas.

F.E.A.R. 3

Los desarrolladores tampoco podían resistirse a añadir un sistema de mejoras, algo también popular en la serie Call of Duty. Cada nivel incluye una serie de desafíos, como eliminar a diez enemigos cuerpo a cuerpo o disparar a una veintena desde la cobertura. Cada reto otorga puntos que se pueden invertir en habilidades, más munición o tiempo de bala extendido.

Es una pena que las armas, la limitada colección con la que cuentas, no están bien equilibradas. Pocas veces ha sido tan complicado cargarse un enemigo con una escopeta o tan difícil agujerear un objetivo con un rifle de asalto. Con la excepción de la pistola con la que comienzas y de un rifle que adquieres más adelante, a la hora de descargar plomo no sientes el peso suficiente y todo parece algo descolocado, lo que consigue que pronto nos cansemos del arsenal.

Pero peor es que Day 1 Studios no ha conseguido mantenerse fiel al material original y ha llenado el juego de zombis bastante tontos, decorados con extraños símbolos en sus caras. No son completamente inofensivos, pero presentan de los perores diseños que me he encontrado en un juego de este tipo en mucho tiempo. Algo que es evidente cuando te enfrentas por primera vez al primer tipo de zombi, que con un trabajo de animación bastante pobre, te lanza sus propios miembros para atacarte.

F.E.A.R. 3

Según progresa el juego queda claro que al estudio le faltaba la habilidad o la paciencia necesarias para hacer un juego que asuste, pues el ritmo es distinto a lo que hizo destacar a la serie. Monolith consiguió resistir la tentación de añadir una escena de acción tras cada esquina, y en su lugar dejaba al jugador cierto tiempo para adentrarse en la atmósfera y construir el suspense, hasta que liberaban las escenas más horripilantes. Pero no hay nada de eso en F.E.A.R. 3. En lugar de eso nos encontramos con enemigos tan originales como los muertos vivientes con bombas pegadas a la tripa, mientras que las armas y la munición aparecen por doquier.

Con una campaña mediocre no sorprende que el multijugador sea lo más entretenido. Puedes jugar la campaña con un colega, uno haciendo de Point Man y el otro de Paxron Fettel, Puedes jugar la historia como Fettel por tu cuenta, una vez que hayas completado un nivel, permitiéndote volver y manejar al hermano telepático.

F.E.A.R. 3

Si buscas algo más competitivo lo encontrarás en Contractions, donde, a modo de asalto, defiendes un edificio de los enemigos. El Soul Survivor es tu modo Infection, mientras que Soul King te manda a eliminar grandes grupos de rivales con la habilidad de poseer sus cuerpos. El modo más divertido es el del adecuado título F**king Run, donde la cooperación y los reflejos son necesarios para escapar del Muro de la Muerte, mientras enemigos y otros obstáculos se interponen en la huida.

Es difícil no tener la percepción de que con el tercer juego de la serie pretendían hacer algo completamente distinto, una visión más moderna del concepto original. Es loable, pero termina con el capítulo menos emocionante hasta la fecha.

Es un fastidio que Day 1 Studios no haya podido reproducir la atmósfera y terror durante todo el juego. Hay momentos aquí y allá, un laberinto de caras planas, viejos almacenes con cerdos colgando al lado de cadáveres humanos... En esos puntos, F.E.A.R. 3 es todo lo que queríamos. Pero el resto del juego está repleto de momentos demasiado predecibles, utilizando trucos como el enemigo que se planta detrás tuya. Y la historia nunca acaba de despegar.

Técnicamente el juego también queda por detrás de la competencia en el género, algo aún peor si se tiene en cuenta que el original fue un pionero desde el punto de vista técnico cuando llegó al mercado.

F.E.A.R. 3

No hay duda de que F.E.A.R. 3 podría haber sido mucho mejor, pero en términos de calidad no es capaz de cumplir siquiera al mismo nivel que capítulos anteriores de la serie o que otros del género. Te sentirás algo decepcionado por muy fan que seas del terror, de la acción o de ambos.

F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
F.E.A.R. 3
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Modo cooperativo. Buen sistema de mejoras. Geniales opciones multijugador.
-
Enemigos zombi aburridos. Armas sin peso. No da miedo. Técnicamente pobre. Historia insuficiente.
Publicidad: