Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Super Smash Bros. for Nintendo 3DS

O cómo un sistema tan simple de peleas y plataformas se puede llevar hasta el infinito en contenido y posibilidades... y que luego te quepa en el bolsillo.

No debe ser nada fácil lanzar una nueva entrega de una serie como Super Smash Bros., en la que cada juego ha sido más completo y obsesivo con los detalles que el anterior. Tantos ojos pendientes de un solo título deben de suponer una presión más que suficiente para aplacar el carácter, pero es con desafíos de este estilo cuando desarrolladores tan perfeccionistas como Masahiro Sakurai se crecen y dejan ver lo mejor de sí mismos. Pero además hay un reto añadido: ¿cómo se adapta Super Smash Bros por primera vez a una consola portátil? Descúbrelo en el siguiente análisis, durante el cual no se maltrató ni arrancó ningún botón deslizante de Nintendo 3DS.

Super Smash Bros. for Nintendo 3DSSuper Smash Bros. for Nintendo 3DSSuper Smash Bros. for Nintendo 3DS
Publicidad:

Super Smash Bros es un juego de lucha algo peculiar protagonizado por personajes emblemáticos del universo y la historia de Nintendo, contando últimamente con algunos luchadores invitados de otras compañías y franquicias. Si es peculiar es porque no se basa en una mecánica de barras de vida en lugares de escala realista, sino en lanzar al rival por los aires y expulsarlo de la pantalla de juego, todo en un escenario de estructura plataformera y bastante verticalidad. Para conseguir su expulsión, hay que golpear al contrario y que vaya acumulando daño, lo que viene representado en pantalla con un porcentaje que además es su probabilidad de salir despedido. Cuanto mayor sea la cifra, más lejos se lanza al contrincante con cada golpe. Para atacar, cada luchador cuenta con un sencillo pero completísimo elenco de ataques divididos entre ataques físicos normales (A), golpes Smash (palancazo + A para acumular fuerza) y golpes especiales de cada personaje (con el B; Mario lanza sus bolas de fuego, Link usa un arco o bombas, etc.)

Pero no sólo de movimientos propios vive el luchador, el escenario se va llenando de objetos que se pueden emplear para dañar al adversario. Desde espadas láser hasta pistolas, pasando por explosivos o comida que recupera un poco de daño, el abanico de objetos es lo suficientemente amplio y variado como para que cada combate sea único. Y por si fuera poco, también están las pokéball, que invocan un pokémon a la batalla para ayudar a su maestro, o los trofeos ayudantes, personajes secundarios de un sinfín de juegos que cumplen una función similar. Pero si nada de esto funciona es hora de usar un Smash Final. Cuando aparece en combate la bola que lo contiene, todos los luchadores pugnan por golpearla, pues aquel que la destruye obtiene un poderosísimo ataque que casi siempre acaba con varios rivales fuera del mapa.

Publicidad:

Repasada la mecánica más básica de Super Smash Bros es hora de ver por qué nos sorprende tanto que un título como Super Smash Bros. para Nintendo 3DS lo puedas llevar en la palma de tu mano. Si hubiera que decirlo con una palabra, esta sería 'CONTENIDO'. Con mayúsculas porque este título posee una cantidad descomunal del mismo, pero no introducida sin ton ni son o de forma repetitiva para sumar horas, sino a base de elaborados modos de juego, personajes y escenarios desbloqueables. Y todo esto está presentado y relacionado de una manera tan inteligente e interesante para el jugador que casi sin darte cuenta vas liberando de todo mientras aprendes los entresijos más complicados del combate.

El modo principal del juego es Smash, una batalla contra uno, dos o tres rivales con tanta dificultad como prefieras en una arena que también eliges. Este es uno de los puntos más fuertes del juego, su inmenso factor de personalización. Entre el enorme elenco de personajes, los campos de batalla y el menú de opciones, que permite jugar por tiempo, a un número determinado de vidas, determinar qué objetos aparecerán (o desactivarlos por completo) y muchas posibilidades más, cada batalla puede ser totalmente diferente a la anterior. En este sentido, va más allá incluso que anteriores entregas.

A esta variedad también contribuye la diversidad de los niveles. Cada campo de batalla está construido de una forma diferente, y con un estupendo dinamismo. Esto quiere decir que en pleno combate, en el fondo ocurren ahora más cosas que afectan a la batalla, desde una lluvia torrencial que arrastra a los jugadores a un cambio radical en la arquitectura del escenario. Pero si los elementos cambiantes y de azar no te atraen, siempre se pueden usar los "escenarios omega", una sencilla plataforma sin ningún evento relacionado. Sólo el suelo plano flotante y los luchadores, para aquellos jugadores que busquen una experiencia más técnica y que dependa menos de elementos aleatorios que escapan al control del usuario. Todo un detalle.

Super Smash Bros. for Nintendo 3DS

Para cuando no sea el momento de un Smash básico, puedes irte de Smashventura, aspecto exclusivo y muy fresco de la versión de Nintendo 3DS. En este nuevo modo, cada uno de los contendientes se enfrenta de manera individual a una gran mazmorra repleta de enemigos basados en el universo Nintendo. Al ir derrotando enemigos, dejan caer mejoras para los atributos de nuestro personaje, desde capacidad ofensiva hasta salto o defensa. Pasados cinco minutos, se hace un recuento de las mejoras obtenidas por cada uno de los participantes (modificando sus 'stats') y se enfrentan en una prueba. El giro de Smashventura viene con que cada ronda tiene una batalla final diferente; bien puede ser un combate estándar, o uno con niveles tradicionales de vida, incluso algo totalmente distinto como una carrera de obstáculos o una competición de escalada en una torre. Esta variedad añade otro contrapunto único a la experiencia, ya que no vale centrarse en mejorar el ataque y la defensa, puesto que no se sabe si al final el ganador se determinará en una carrera. Este acertado baño de originalidad brilla con luz propia cuando la competición sucede entre amigos (siempre en modo local, pues online no se puede).

Super Smash Bros. for Nintendo 3DSSuper Smash Bros. for Nintendo 3DS
Super Smash Bros. for Nintendo 3DSSuper Smash Bros. for Nintendo 3DS
Publicidad: