Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Halo: The Master Chief Collection

Son cuatro juegos en un disco, pero aparte del valor para los nuevos en la franquicia, ¿está a la altura de las exigentes expectativas de los fans? Sí y no...

Publicidad:

La decepción que me he llevado con las primeras siete horas de juego a Halo: The Master Chief Collection ha sido como meterse en una cama con las sábanas húmedas. O como si me quedara sin aire, hasta cierto punto. Todo el rato intentando recuperarlo, intentando borrar el gesto de malestar que me había salido en la cara. Como adivinas, aquí hay muchos puntos negativos, muchas cosas de las que quejarse. Tanto, que podría basar sin problemas todo este análisis en las pegas. Empecemos por la inconsistencia con la que se presenta esta colección.

Halo (1) viene en la forma de la versión de hace dos años Halo: Combat Evolved Anniversary, ahora estirada hasta resolución 1080p y con un framerate duplicado (60 imágenes por segundo en lugar de 30). Es un 're-remake' bien hecho de una obra maestra que siempre se erigirá como uno de los momentos de mayor brillantez en el género.

Publicidad:

Halo 2 ha recibido el mismo tratamiento, más o menos. 343 Industries ha realizado un trabajo similar en aspectos básicos, pero parece haber pulido más la fachada que reforzado los pilares del sistema de juego. Por esto, en ciertos momentos parece una simple operación de cirugía estética. Texturas en alta resolución y alucinantes explosiones de granadas metidas con calzador encima de unos modelos poligonales de hace una década y cubriendo un diseño de niveles también anticuado, razones por las que esta segunda parte sigue indudablemente marcada como el punto flaco de la serie. Halo 2 no es particularmente divertido, y menos hoy en día, diez años después. No tiene un estilo que deje huella ni enganche especialmente, y en varias ocasiones durante la aventura, decidí cambiar a los gráficos originales para corroborar que realmente estaba jugando a un Halo 2: Anniversary con la cara lavada. Es un trabajo, lamentablemente, bastante descuidado. Es evidente que los desarrolladores han ido a lo seguro, sin preocuparse ni esforzarse demasiado en mejorar el original.

Halo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief Collection

No me malinterpretes, me encanta Halo como franquicia. Soy tan fan que llego a venerarla. Bungie cambió el género de los videojuegos de acción para siempre, y la primera entrega es, junto a GTA III y Half-Life, lo mejor que me lo he pasado jamás con un título de acción. Pero la 'secuela', si bien recuerdo que me gustó hace diez años, ahora presenta una colección de flaquezas muy obvias. Aparte del mencionado diseño de niveles menos inspirado que en el primer juego, los enemigos resultan más estúpidos, la historia un extraño parche para una actividad letárgica.

También como digo, pensaba que la versión renovada también luciría mucho mejor en 2014. Esperaba encontrarme con algo más parecido a una renovación total, por lo que el chocante contraste que sucede cuando te pasan de una ultra-deliciosa escena de corte estilo Avatar a volver a coger el mando en la caduca aventura de iluminación plana y geometría de antaño te deja bastante descolorado. Además, Microsoft no ha permitido a Blur Studios que volviera a renderizar las muchas 'curscenes' de toda la aventura Halo una vez más, sino únicamente los cortos de Halo 2, lo que también resulta extraño y se suma a esa sensación de inconsistencia y de producto desequilibrado.

El más bonito y espectacular de todos los juegos es por supuesto Halo 4, lo que no debería sorprender a nadie dada su reciente creación, pero, tonto de mí, pensaba (soñaba) que un Halo 2 mejorado con los recursos y técnicas de hoy para Xbox One llegaría a superar a un juego de Xbox 360. No es el caso. Ni de lejos. Y, por otro lado, por mucho que Bungie sean escandalosamente buenos en muchas cosas que ya todos conocemos, también es de sobra sabido que los gráficos más punteros nunca han sido una de ellas, aunque Halo nunca haya sido un juego feo. Halo 4 (que ya no lo desarrolló Bungie) tiene un acabado mucho, mucho más fino a nivel técnico que todos los Halo de Bungie en sus respectivas épocas, y pese a que su motor estuvo naturalmente optimizado para una consola de ocho años de antigüedad, impresiona lo emocionante que sigue siendo esta aventura. Como guinda, al igual que ocurre en Halo y Halo 3, la resolución también se amplía a full-HD y se duplica la tasa de imágenes.

Halo: The Master Chief Collection

El motivo por el que Halo 2 es el único de los cuatro títulos que no se renderiza en full-HD es el mismo que en la versión Xbox 360 de Halo: Combat Evolved Anniversary; es decir, la opción de cambiar en cualquier instante los gráficos entre el original de hace diez años para Xbox a la versión renovada para Xbox One. Por esto, Halo 2: Anniversary produce imágenes a 900p, lo que parece un pelín tacaño para un juego tan antiguo. Por lo que a mí respecta, 343 se podría haber ahorrado perfectamente esa función de alternar entre gráficos nuevos y viejos (en tiempo real) para fijar la resolución al límite máximo de la nueva consola.

Halo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief CollectionHalo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Halo: The Master Chief Collection
Publicidad: