Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Dragon Ball Xenoverse

La obra de Akira Toriyama llega con luces y sombras a la nueva generación de consolas. ¿Y por qué nos ha recordado a Destiny?

Publicidad:

El paso de Goku y sus amigos por PS3 y Xbox 360 se recordará más por la cantidad de títulos que por la calidad de estos. Uno de los pocos que guardo con algo de cariño es Raging Blast, a pesar de su cámara loca. Bebe directamente de las bases de la saga Budokai Tenkaichi, cuya tercera y última entrega es lo mejor que se ha hecho de Dragon Ball para una consola. Ahora con Xenoverse, tengo la sensación de regresar a Raging Blast. Pero a veces el juego te sorprende y ves que no, que esto es algo más. Aunque no llega a la excelencia que rozó Budokai Tenkaichi 3.

Publicidad:

Dimps ha querido hacer algo grande con Xenoverse, como una vez hizo con la trilogía Tenkaichi. Basta con ver la cantidad de contenido puesta en el juego, en la que la personalización alcanza cotas bastante altas tanto técnica como visualmente. Pero sufre un problema de base, uno de concepción. Todo el juego se encaja dentro del modo historia en algo parecido a la Torre de Destiny, la ciudad Toki Toki. Comprar objetos, mejorar al personaje, hacer misiones secundarias, batallas rápidas y demás implica moverse por un escenario bastante amplio para hacer cada cosa por separado. No es sólo un sistema antiguo, es una navegación que rompe el ritmo de lo que debería ser una experiencia frenética, un juego de Dragon Ball.

Dragon Ball XenoverseDragon Ball Xenoverse

Lo que hace diferente al título es que no recorre la línea argumental de la serie tal y como la conocemos. Xenoverse coge los eventos más significativos del shonen de Toriyama y les da una vuelta bajo el pretexto de unos villanos capaces de manipular la historia a su antojo. Pero un Trunks del futuro bastante molón y los Guardianes del Tiempo no pueden permitir que, por ejemplo, Raditz acabe con Goku y Piccolo, o que el Trunks del futuro no consiga evitar que Célula absorba a los androides en su época. Así que en Toki Toki llaman al dragón y aclaman la llegada de un héroe, nosotros. Y que la historia la escriban los vencedores.

Tenemos cinco razas con las que llevar a cabo nuestra aventura: Terrícola, Sayan, Monstruo (la de Majin Boo), namekiano y Raza de Freezer. Cada una con sus pros y contras en cuanto a ki, aguante y salud. A excepción de las dos últimas, que no tienen, todas cuentan con géneros masculino y femenino. Lo primero que viene a la cabeza tras crear a nuestro guardián del tiempo es el editor de Destiny. Aquí no hay tanta variedad. El menú de creación ofrece modelos bastante encorsetados. Pero una vez empezamos a poder cambiar las vestimentas y añadir accesorios a nuestro personaje, la variedad se multiplica y es difícil que acabemos viendo otro héroe igual al nuestro. Y los modelos van desde el ‘fan service' más descarado hasta otros verdaderamente originales. Un poco para todos los paladares.

Dejando de lado los adornos, toca hablar de lo importante. El sistema de combate funciona peor cuanto más se complica, cuando hay demasiados personajes en acción. Ya se probó una fórmula parecida con Dragon Ball Tenkaichi Tag Team para PSP, con combates de dos para dos, y ya parecía que llevar los combates a un número mayor de contendientes iba a traer problemas. Con Xenoverse hay partidas con inferioridad numérica, algunas de 1 vs 5. Partidas que son un auténtico caos. Todo depende del poder de ataque, la destreza queda relegada a un segundo plano. Hay que entrenar sí o sí a nuestro héroe.

Y puesto que la capacidad de ataque es capital para avanzar en la historia, es hora de mencionar los atributos del personaje. A medida que viajamos en el tiempo o realizamos misiones secundarias obtenemos puntos de nivel con los que mejorar el aguante, los ataques básicos, los super ataques, el ki y los ataques de energía. No es baladí y si nos olvidamos de ir mejorando a nuestro viajero nos será imposible completar el juego. A cada misión los enemigos hacen más daño y tienen más vida. En Dimps no han sabido dibujar una curva de dificultad intuitiva y la progresión de niveles es algo que aprendemos a marchas forzadas, a base de perder combates.

Lo que sí es un acierto es la compra de habilidades. Disponemos de siete ranuras de ataque que llenar a nuestro gusto. Cuatro dedicadas a los básicos que van desde los kames hasta otras más pasivas como el Kaioken o la carga de energía; tres reservadas a los súper ataques, uno de los cuales es evasivo y consume aguante (un atributo que gastamos al cubrirnos) en vez de ki. Este es un apartado interesante porque permite definir muy bien nuestro estilo, y se vuelve atractivo cuando descubrimos ataques que se complementan de maravilla para llevar a cabo combos encadenados. Es un sistema que invita a explorar sus posibilidades y acabas probando cada nueva adquisición, así que algo bueno tendrá.

Como decíamos, el modo historia modifica la trama original de Dragon Ball Z y tres películas, aunque ya se ha anunciado que este contenido se ampliará más adelante. Los enemigos que van encontrándose los defensores de la tierra son poseídos por unos villanos que los vuelven más fuertes. Esto modifica la cronología de los eventos haciendo que, por ejemplo, Goku llegue tarde a salvar a sus amigos en Namek. Nuestra misión es ir al lugar de la brecha temporal y reconducir la historia. Con este apartado nos hemos encontrado con un par de ideas brillantes que los fans de la serie verdaderamente apreciarán, aunque hay otras partes de la historia que parecen haber sido tratadas con menos gracia.

Dragon Ball Xenoverse

Otro de los principales puntos fuertes de Xenoverse, o uno que pretende serlo, es el componente multijugador. La actividad se desarrolla en Toki Toki, el punto de encuentro de todos los jugadores. Desde ahí, podemos emprender misiones cooperativas, combates simples o simplemente divertirnos interactuando con la gente gracias a un amplio sistema de gestos a lo Monster Hunter. Posteriormente se habilitará un modo Torneo y los eventos se irán ampliando, pero por ahora la cosa promete. A fecha del análisis no podemos profundizar en este aspecto porque hay servicios todavía por activar y porque los servidores sufren los típicos problemas del primer día.

Poco se puede decir de los gráficos. El 'cel shading' ya alcanzó un nivel sobresaliente con la anterior generación, en especial con los juegos de CyberConnect2 sobre el manga y anime de Naruto. Estamos ante un despliegue correcto, pero ni mucho menos de nueva generación. No existen diferencias notables entre los juegos para una u otra generación. Y esto es algo que puede trasladarse a toda la experiencia.

La navegación por Toki Toki parece sufrir las limitaciones propias de los juegos de PS2, con tiempos de carga entre zonas tampoco tan grandes. Además, la compra de objetos podría estar unificada en uno o dos puntos de venta, no en cinco. Incluso no hay algo tan simple como reaparecer delante del puesto de misiones secundarias tras acabar la anterior. En resumen, todo se traduce en varios paseos innecesarios.

Dragon Ball Xenoverse ocuparía la portada del manual de las buenas intenciones. Hay contenido para aburrir, un trato alternativo a la historia que, a pesar de no ser un 'what if' (un "qué pasaría si"), ya es más de lo que otros títulos de este manga han ofrecido. Pero luego llegan los combates, con momentos épicos como las luchas contra un Ozaru y otros más deslucidos con demasiados personajes en pantalla en los que la cámara se vuelve loca y la experiencia se hace infumable. Si sois fans de la serie lo disfrutaréis, aunque concediéndole ciertas licencias. Pero si buscáis un juego de lucha equilibrado donde prime la habilidad, os recomiendo buscar en otra parte o que no tengáis en cuenta los duelos con más de cuatro participantes.

Dragon Ball XenoverseDragon Ball XenoverseDragon Ball XenoverseDragon Ball Xenoverse
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Cantidad ingente de misiones secundarias, personalización y desbloqueables. Los añadidos en red, en especial el cooperativo y la interacción pasiva. La historia, dentro de lo genérico, cumple las expectativas.
-
Pese a todo el contenido en edición y personalización, es un juego de lucha y en ese aspecto cojea cuando quiere ofrecer más de la cuenta. Discreta presentación en las nuevas consolas.
Publicidad: