Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Mortal Kombat X

El futuro de los videojuegos de lucha ya está aquí.

Después de jugar, en su momento, a las primeras versiones de Mortal Kombat X, tuvimos la ligera sospecha de que podría convertirse en algo muy especial y la última versión de este mítico título de lucha es justamente eso. Con esta última entrega, se puede observar que la franquicia ha evolucionado desde Mortal Kombat (9), pasando por el título de superhéroes Injustice: Gods Among Us, hasta llegar a Mortal Kombat X, su encarnación de nueva generación.

A la serie le hacía falta un cambio radical y el remake de 2011, Mortal Kombat (9) fue justo todo lo que los fans esperaban y más. El sistema de juego volvió a un plano 2D con gráficos 3D, simplificaron y modernizaron el sistema de combate con una estupenda respuesta y contundencia y, a diferencia de los exponentes nipones, se marcaron un elaborado modo historia bastante largo con muy buenas escenas de corte, algo que marcó el inicio de algo que nunca se había hecho en un videojuego de lucha hasta la fecha. Mortal Kombat X se basa en estos mismos principios, con algunas mejoras por el camino y aún mayor fluidez, posibilidades y variedad.

Publicidad:

El modo historia, para empezar, se sitúa varios años después de lo ocurrido en Mortal Kombat, y se centra una nueva generación de luchadores, que tienen que enfrentarse a los problemas entre Earthrealm y Outworld (La Tierra y el Mundo Exterior).

Entre los personajes, conocemos a Cassie Cage, que es la hija de Sonya Blade y Johnny Cage; a Jacqueline Briggs, que es la hija de Jax; a Taskashi Takeda, que es el hijo de Kenshi, etc. Lo cierto es que la historia es bastante larga para un título de peleas y está llenita de escenas de corte geniales, pinceladas con el humor negro y absurdo que tanto caracteriza a la serie.

Estas secuencias, además de las escenas de pulsación de botones (o Quick Time Events, QTE), aparecen entre batalla y batalla. En el modo historia no podéis escoger con quien jugar, sino que iréis jugando con cada uno de los personajes y veréis su parte de la historia. La intención de los desarrolladores es presentaros a toda la plantilla de luchadores y las diferentes técnicas de lucha que hay en el título. Es, sin duda alguna, un movimiento muy inteligente para que los jugadores se familiaricen con todos los luchadores que tiene MKX y con su 'lore' o historia y universo.

Publicidad:

La campaña os llevará unas siete horas aproximadamente y, aunque para muchos representa el atractivo principal del título, en realidad no es más que la guinda de un pastel mucho más grande y lleno de contenido y tripas. Por eso, la historia es una buena introducción, pero para perfeccionar las mecánicas, os recomendamos que echéis unas partidas al modo entrenamiento. En él aprenderéis los movimientos básicos y avanzados del sistema de combate, algo que el modo historia también podría haber incluido de alguna forma, la verdad.

Y aún con el nivel tan profundo de detalle que muestra el título, el modo entrenamiento os deja a vuestro aire mucho antes de lo esperado, aunque siempre podéis entrenar en campos específicos, con opciones que a muchos veteranos de los juegos de lucha les serán familiares. De hecho, hasta podéis definir diferentes comportamientos para los rivales y observar ciertos detalles de auténtico 'pro', como el número de fotogramas en la animación, el daño que causan, el tiempo de recuperación y mucho más.

No obstante, se puede observar una línea divisoria muy clara entre las técnicas básicas obligatorias para los novatos y las versiones más profundas y opcionales para los veteranos. Quizás habría sido mejor que hubiesen añadido más ejercicios o desafíos de entrenamiento y tutoriales para cada personaje para poder entrenar a los nuevos jugadores, es decir, para prepararlos más para lo que se van a encontrar cuando se enfrenten con jugadores reales. Tal y como está, si sois nuevos en esto, tendréis que aprender por las malas y llevaros unas cuantas palizas antes de poder responder. Con el tiempo podréis ser vosotros los que deis las palizas, pero os hará falta tiempo y paciencia.

Por otro lado, el usuario que quiera jugar solo tiene alguna opción más, como las Torres. Este modo sigue un formato parecido al del tradicional modo Arcade, en el que teníais que enfrentaros a varios enemigos seguidos con un personaje a vuestra elección. También está las versiones online y los retos especiales como Test Your Luck ("pon a prueba tu fortuna", en español) y Test Your Might ("pon a prueba tu poder", en español). En el primero, os enfrentaréis a varios enemigos con elementos aleatorios añadidos, como luchar sin bloqueos, escenarios reducidos y en movimiento y otras cosas extrañas que cambiarán por completo la forma de jugar al título. El segundo, por otra parte, es el reto de toda la vida en el que tendréis que cargaros varios objetos de un solo golpe.

Además, la otra opción disponible es Krypt ("Kripta", en español), un modo que ya apareció en las entregas más recientes de la franquicia, y que goza del cariño del público y está llenito de desbloqueables (desde elementos artísticos y trajes hasta nuevos fatalities).

En Mortal Kombat X, el modo Cripta se muestra como uno de esos antiguos juegos de aventuras en los que teníais que viajar por cementerios y cuevas buscando objetos para desbloquear. De hecho, hasta hay tesoros y criaturas a las que derrotar (con QTE, claro). Sin embargo, para desbloquear contenido de este modo, tendréis que gastar monedas de oro, que ganaréis jugando a los otros modos de juegos (aunque también podéis usar la app del móvil o invertir un poco de dinero real con un micropago).

Por último, también hay otro elemento en el que, a pesar de ser online, no tendréis que interactuar con otros usuarios. Una vez empecéis a jugar, el juego os mostrará una serie de facciones con su emblema y motivos históricos, y tendréis que elegir una. Después de hacerlo, cada acción que llevéis a cabo dentro del juego beneficiará a vuestra facción, aunque también hay retos específicos a los que podéis enfrentaros. Si vuestra facción consigue vencer una vez se acabe el período de tiempo, todos los miembros de la misma recibirán objetos exclusivos, incluyendo fatalities. Bien jugado.

Mortal Kombat XMortal Kombat XMortal Kombat X
Mortal Kombat XMortal Kombat XMortal Kombat X
Mortal Kombat XMortal Kombat XMortal Kombat X
Publicidad: