Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Lollipop Chainsaw

Suda51 no hace las cosas como los demás. Seguir las pautas no le interesa lo más mínimo.

Publicidad:

Si no son luchadores de wrestling que terminan por suicidarse (Super Fire Pro Wrestling Special), son esquizofrénicos shooters sobre raíles con siete personalidades en una (Killer 7) o incluso una caricatura del jugón que está obsesionado con su masculinidad perdida (No More Heroes).

Para su último trabajo, el genio nipón abarca el mundo de la música. Y lo hace con un juego de acción hack 'n slash desinhibido y protagonizado por una cheerleader-cazazombis que lleva una motosierra y se llama Juliet Starling. "Normal" tampoco es, ¿verdad?

Publicidad:

Juliet es la música pop manifestada en una rubita super-feliz, positiva, voluptuosa. Es su 18 cumpleaños (sabe decirlo hasta en español) y los zombis han invadido su instituto porque el gótico narcisista Swan los ha resucitado. Solo Juliet puede atravesar las montañas de tripas y los mares de sangre para arreglar este lío.

Lollipop Chainsaw

Jugar a Lollipop Chainsaw es como inyectarse unos paquetes de azúcar en vena. Juliet es un torbellino acrobático que mezcla los golpes altos y bajos de su motosierra con las combinaciones más débiles con los puños (armados con temibles pompones). Cuantos más zombis matas en cadena, más puntos acumulas.

Los "Nick Tickets" especiales también ponen a girar una rueda que ofrece acceso a una colección de ataques especiales. Estos movimientos aprovechan la cabeza decapitada (pero aún viva) del novio de Juliet, un 'comentarista' que le acompaña todo el viaje.... pegado a su culo. Cuando el medidor de estrellas de Juliet alcanza el clímax, el juego pasa a un modo mata-mata al ritmo del "Hey Mickey" de Toni Basil, himno de toda animadora que te costará quitarte de la cabeza.

Las peleas son rápidas y siempre van variando con las nuevas armas, habilidades y enemigos que se van presentando en una hilera de referencias a la cultura pop mezcladas con idas de olla. Lollipop Chainsaw es, como los proyectos anteriores de Suda51, una bomba excéntrica de estilos e influencias, desmantelada y recombinada de formas retorcidas.

Estética del cómic americano por aquí, pompas de chicle por allá, funk, hard rock, retro, películas clásicas de zombis, anime y otra barbaridad de cosas se mezclan en este revuelto, en un popurrí descontrolado y cosido como un Frankenstein montado con cosas de por ahí.

Lollipop Chainsaw

De que una mezcla tan estrambótica funcione también tiene buena culpa el guionista James Gunn, que trabajó en el juego para que los personajes y la historia cogieran buena forma para los jugadores occidentales. No More Heroes, pese a sus ideas brillantes, vio cómo muchos de sus guiños y chistes se perdían en el limbo entre el inglés y el japonés. Aquí no pasa eso*. El humor es crudo, agudo y preciso de una forma que recuerda a South Park, si bien con algo más de meta-humor y coñas con la cuarta pared.

De hecho, para redondear este apartado han contado con un increíble reparto de actores que interpretan las voces, como Tara Strong (Twilight Sparkle en Mi Pequeño Pony) o Michael Rosenbaum (Lex Luthor en Smallville) en los papeles de Juliet y su novio. Al fondo, suena una gran mezcla de música licenciada y composiciones originales que van marcando el tono de cada sección.

Lollipop Chainsaw

Seguramente, este juego genere un debate sobre si Juliet Starling es un gran personaje femenino, y sobre si Lollipop Chainsaw es un juego sexista o no. Para mí, joven y pálido, no lo es. Juliet no es Alyx o Jade, pero coquetea con el homenaje a Buffy Cazavampiros, de Josh Whedon.

Es una chica que no necesita que la rescaten, que lleva la cabeza de su novio como un accesorio, y que aun así pone posturitas y se pavonea para tentar a la audiencia de los "chicos feos", como si los desarrolladores del juego quisieran presentar dos propuestas opuestas a la vez.

Sin embargo, la temática musical que recorre el juego sugiere, como decíamos, que Juliet es la música pop reencarnada en una persona. El arquetipo de la joven de instituto estrellado contra la cultura musical. A todos los personajes relevantes, desde Starling hasta su antagonista Swan, se les puede seguir el rastro hasta sus encarnaciones musicales: el diseño de nuestra heroína y su superficialidad son pistas evidentes de la escena pop sobre la que se ha estilizado. Suda51 no se conoce precisamente por hacer juegos minimalistas o discretos.

Lollipop Chainsaw

Aun así, en el panteón de esos juegos predecesores, Lollipop Chainsaw es sorprendentemente normal. Vale, está mal de la cabeza, es una locura. Pero de una forma más sutil y menos confusa que antes. El juego construye sobre el enfoque de No More Heroes, pero es más lineal y está más centrado.

Llega a ser (*susurro*) predecible. La misma mezcla de lucha extrema, el puñado moderado de mini-juegos y QTEs y la guinda de los fantásticos jefes finales.

Los escenarios pueden hacerse bastante sosos, las animaciones de los personajes rígidas y la cámara del juego tiende a atascarse con las esquinas. Pero las extravagancias, la virilidad del concepto, el sistema de combate... todo junto conforma un juego genial. Y el pasito hacia la normalidad convierte a este juego en una de las obras más accesibles de Suda51, el cocktail correcto entre una propuesta más directa y un mejor ritmo para la locura. Es decir: la canción del verano.

*Crítica realizada con la versión original del juego. La versión española incluye subtítulos en castellano para España.

Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
Lollipop Chainsaw
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Humor brillante, fenomenal actuación vocal, genial banda sonora, acción muy divertida.
-
Cámara un poco torpe, frases algo estériles.
Publicidad: