GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Yoshi's Woolly World

La consolidación de Good Feel sienta muy bien con su propuesta mullidita, divertidísima y muy imaginativa. Otra joya del género plataformas para Wii U.

Las comparaciones son odiosas, dicen, pero para los fans del género plataformero pueden ser de especial utilidad cuando un nuevo juego de este estilo sale para una consola Nintendo, tradicionalmente las máquinas donde se pueden disfrutar sus máximos exponentes. Por esto, dejadnos un par de parrafitos de comparaciones; seguro que así os va a quedar muy claro todo lo que ha conseguido Yoshi's Woolly World.

Publicidad:

Las primeras referencias que hay que mencionar son los antecesores y antecedentes de este juego. Estamos hablando de una obra del estudio nipón Good Feel (Wario Land: The Shake Dimension), con el concepto de hilos, telas y lana que el mismo equipo estrenó en Kirby's Epic Yarn. Además, el título sucede en la serie del dinosaurio al Yoshi's New Island del año pasado y a Kirby y el Pincel Arcoíris en los juegos de plataformas para Wii U. Pues bien, Woolly World es superior a todos estos títulos principalmente porque es un juego mucho más completo, ingenioso, variado y, simplemente, divertido. Más abajo explicamos por qué.

Por otro lado y dicho esto, la nueva exclusiva de Wii U no sólo se puede comparar, sino que se puede colocar orgullosamente al lado de los mejores juegos de plataformas para esta consola. Se trata de una nueva creación sobresaliente, que se codea con New Super Mario Bros. U, Donkey Kong Country: Tropical Freeze y Super Mario 3D World, pero que no se confunde con ninguno.

Publicidad:

Yoshi's Woolly World no es un juego de plataformas de velocidad y precisión como los New Mario, ni hace las complicadas y brutales acrobacias de los monos. La aventura del dinosaurio es más tranquila y pausada en todos los aspectos. No hay tiempo, no corres a toda pastilla y generalmente no tienes que medir con precisión pixel. Sin embargo, esto no la exime de reto y dificultad, y además permite introducir y explotar un montón de ideas adicionales por el camino.

Yoshi's Woolly WorldYoshi's Woolly World

El trabajo de diseño de niveles y mecánicas (y no hablamos únicamente de las referidas al mundo de la lana y sus posibilidades) es de primerísima categoría, al nivel de la imaginación de EAD Tokyo en los Super Mario Galaxy. Cada pantalla es diferente de la anterior, cada reto o función se presenta, se utiliza hasta donde llega la satisfacción y se cambia por otra nueva. En este sentido, la superioridad de Woolly World respecto a los mencionados predecesores es apabullante. Es un juego con una impecable continuidad, y con un gran respeto por la lógica de los secretos, algo esencial para que la exploración intuitiva del escenario tenga gracia. El juego de 3DS a su lado es bochornoso, mientras que los anteriores Kirby de lana, Wario de dibus y Kirby de plastilina quedan realmente sosos y vacíos en comparación.

Aquí hay que sumar la gran precisión y respuesta de los controles y el lenguaje visual que acompaña a cada acción en pantalla. Se podría decir que las animaciones forman parte del apartado del control más que nunca, y que así toda la práctica de correr-saltar-tragar-poner huevos-lanzar huevos alcanza su máxima expresión.

Además, es una experiencia mucho más profunda y variada. Hemos jugado veintitantas horas para redactar esta crítica y hemos visto el final, pero ahora tenemos muchas ganas de encontrar todos los secretos (niveles de bonus a base de flores, patrones de Yoshi a base de madejas) y hacer el 100%. Todos los extras están presentados de una forma que invita mucho a completar cada nivel, porque ninguna práctica es ardua, repetitiva o sin sentido. Es un juego que se deja querer desde el primer minuto, y que nadie completaría con la desgana que provocan los diseños mediocres. Esto llega hasta el punto de que te siente mal no encontrar esa quinta madeja que te falta no porque tengas que volver a repetir el nivel (con mucho gusto), ¡sino porque no sabes qué diseño de Yoshi ibas a desbloquear!

Para que todo esto quede bien cosido (y prometemos que no confeccionaremos muchas más bromas textiles), era esencial que los diseñadores llevaran un paso más allá las acciones que tienen que ver con interactuar con elementos de lana, agujas, telas y demás. Y lo han conseguido con creces. La transformación de los enemigos, plataformas e incluso ítemes del universo Yoshi a elementos de hilo está tan cuidada y bien integrada que todos conservan su sabor resultando familiares y divertidos a los jugadores de siempre, pero a la vez ganando un giro novedoso, lógico y genial.

Yoshi's Woolly WorldYoshi's Woolly World
Yoshi's Woolly WorldYoshi's Woolly World

Hablamos de los shy guys que llevan aguja, los huevos que son ovillos de lana o los elementos que se pueden tejer o descoser. Y de los conceptos nuevos que te dan una sorpresa y una alegría, y con los que te pones a jugar como un crío. ¡Un huevo que hace plataformas de algodón! ¡Un fuego que se puede deshilachar! ¡Unos billy bala con rastros de humo sólido! ¡Unas cortinas deslizantes y unos hilos-liana con polea! ¡Cremalleras y botones combinadas con fuego y nieve! Si te crees que lo has visto todo en los vídeos publicados, espera a llegar a los tres mundos finales, donde la imaginación se convierte en simpático descaro. Los niveles de hielo, las mansiones de boo, los castillos... sobre el papel parecen convenciones de los juegos de Mario, pero en este juego aparecen transformados como nunca los has visto. Por ejemplo, sabes que estás en un castillo por el ambiente, la estructura o el número de nivel, pero todo lo demás (plataformas, diseño artístico, desafíos) viene nuevecito para estrenar. El fontanero deberá tomar nota: su niñera le está enseñando cómo se puede innovar y renovar.

Finalmente, toda la propuesta funcionaría mucho peor de no contar con un nivel de dificultad tan bien ajustado y de una curva tan flexible. El juego es genial para compartir a dobles, y también muy distinto a progresar en solitario. En co-op, puede que algunas situaciones sean más fáciles (apoyarse el uno en el otro, relevarse cuando uno muere), pero según avanzan los mundos, la precisión y coordinación requerida es mucho mayor, pues dos compañeros pueden estorbarse, empujarse, desincronizarse o pegarse un huevazo inoportuno. De hecho, como era comprensible e inevitable, algunas secciones no están pensadas para dos jugadores y se hacen mejor en solitario, pero es encomiable que el juego funcione tan bien de las dos formas.

De esta forma, el desafío, de un modo u otro, se va haciendo considerable poco a poco, y como es mayor que el de anteriores juegos tan 'dulces', los desarrolladores han añadido una opción de juego más fácil y unas insignias desbloqueables que dotan a los dinosaurios de poderes y salvavidas especiales. Así hay juego para todos.

Nos hemos detenido tanto en el sistema y posibilidades de juego porque últimamente había quedado claro que una cara bonita no hacía un buen plataformas. El brillante trabajo artístico y técnico salta tanto a la vista que no hemos querido empezar por él como aparentemente sería lo más lógico, pero hay que subrayar que los artistas se han superado en las creaciones y que todo el aspecto visual está ligado íntimamente a los sistemas de juego y a la intención constante de variar, refrescar y encandilar. Y no podemos terminar sin mencionar el esfuerzo adicional del compositor Kazumi Totaka (sí, Totakeke) y su equipo con la banda sonora y los efectos sonoros, porque se adapta a la perfección y se atreve a alejarse de las convenciones de Mario para introducir suaves guitarras que suenan a Animal Crossing, melodías misteriosas que recuerdan a Pikmin o bajos y eléctricas que cambian por completo las secciones de mayor peligro.

Yoshi's Woolly World supone la consolidación de Good Feel como estudio de primera en la creación de juegos del género y el verdadero 'retorno' del mejor Yoshi que los fans llevan esperando desde Super Mario World 2. Es tela marinera, uno de los mejores plataformas de la generación y el candidato de Nintendo a juego del año 2015.

Yoshi's Woolly WorldYoshi's Woolly World
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Cada nivel es un reto y una fantasía distintos. La mejor presentación y uso del estilo textil hasta ahora. Mucho por completar e invita a hacerlo. La música de Totaka se atreve con sonidos inéditos. Estupendo y diferente en cooperativo.
-
Los jefes intermedios no están a la altura de los niveles ni de los jefes finales. Aunque es excusable, unas cuantas secciones no se juegan bien a dobles.
Publicidad: