Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Spelunky

Existe un affair de amor odio con el personaje a lo Indiana Jones con narizota roja. Morimos una y otra vez, así que el mando está a punto de terminar reventado contra la pared más cercana...

Publicidad:

Pero resistimos: la impaciencia, nos repetimos a nosotros mismos, no es una virtud aquí. Tampoco lo son la avaricia o la curiosidad. Y aun así, estas dos últimas actitudes reservan una buena recompensa en las oscuras cavernas de Spelunky.

Spelunky es la última y pulida versión Xbox Live Arcade del juego del mismo título que lleva un tiempo disponible para PC. Es un plataformas en 2D, una loca aventura en la que los escenarios se generan de forma aleatoria. De esta manera, nuevas localizaciones para los tesoros, damiselas, objetos y salidas aparecen en cada partida. Y resulta que el concepto funciona increíblemente bien.

Publicidad:

Nuestro imitador de Harrison Ford debe abrirse camino a través de cinco mundos, cada uno con cinco niveles, cada uno con una salida. Una salida puñeteramente escondida en la profundidad de esas oscuras cavernas. Solo tienes que dar con ella.

Como Indy, nuestro héroe cuenta con un látigo, pero también aprovecha cualquier cosa que le venga bien: bombas, cuerdas, jetpacks, botas con pinchos, una brújula o incluso una pedazo de escopeta. Todo se puede comprar en la tienda del juego, pagando con tesoros encontrados durante la exploración, y conservando los objetos de un nivel para el siguiente.

Spelunky

En algún lugar de este sistema de cuevas también esperan las damiselas en peligro, gritando para que alguien las socorra. En realidad, estas doncellas también son misiones completamente secundarias y opcionales que, considerando tus limitados suministros, podrían significar la diferencia entre la supervivencia y la muerte si te quieres poner en plan Super Mario. Pero también es verdad que el fontanero nunca mató a nadie a latigazos, y ese podría ser el final de tu princesa futurible (y una buena pérdida de puntos al final del nivel) a causa de la mezcla entre situaciones frenéticas y controles que a veces van a golpes.

Porque a diferencia del Dr. Jones, nuestro explorador morirá. Un montón. Cuentas con una cantidad infinita de intentos para procurar pasarte todos los mundos, pero en cada partida contarás solo con cuatro corazones... unos corazones muy jugosos para los habitantes de las cavernas, para las trampas o para las bombas que usas mal (nota: sé generoso con el radio de acción esperado). La tasa de suicidios nunca estuvo tan alta en un videojuego.

Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Spelunky
Publicidad: