Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
ANÁLISIS

THEATRHYTHM FINAL FANTASY

Final Fantasy también se conoce mundialmente por sus geniales bandas sonoras originales. Realizar un juego musical aprovechando esas melodías no es una idea fuera de lugar, menos si la nostalgia echa una mano.

Si eres un jugador veterano, seguro que aquí encuentras algo que toque las teclas de tu corazón, como la escena de Final Fantasy X que te partía el corazón en la que Yuna se da cuenta de que no puede abandonar su peregrinación y plantearse una vida normal. Para algunos podría ser 'cheesy' o una cursilada, pero para otros (incluyendo el que escribe) las memorias sirven para enriquecer la experiencia.

Sin embargo, este no es el típico juego musical. Aquí hay una historia que quiere recordar a las raíces de la serie RPG. Un reparto de héroes salen con la misión de restablecer el equilibrio entre dos grandes seres, cuyo malestar está afectando a un enorme cristal musical que brotó en este plano de la existencia. Para devolver al cristal a la normalidad, nuestros héroes deben aprovechar las ondas musicales denominadas Rhythpo.

Este plantel de personajes está formado por trece rostros conocidos provenientes de todos los juegos de Final Fantasy, re-conceptualizados como muñecos anamórficos (todos con mejillas sonrojadas y narices chatas). Pero aún cuentan con sus habilidades: cuatro por personaje.

Theatrhythm Final Fantasy
Publicidad:

La jugabilidad sí es lo que cabría esperar de un juego rítmico. Toca la pantalla según van apareciendo las notas y atendiendo a las reglas: los puntos rojos son toques rápidos, con el verde debes dejar el stylus sobre la pantalla hasta el final de la línea y el amarillo te pedirá dibujar. Esto es lo básico, pero la dificultad va subiendo a cada rato.

Tienes la opción de jugar cualquiera de los trece títulos Final Fantasy previos, cada uno compuesto por tres modalidades de juego diferentes. Cada modo se diferencia en el tempo musical y se divide según las señas de identidad de la saga: campo, batalla y evento.

Publicidad:

Field es nuestra primera elección. El personaje escogido aparece en pantalla y pasea por el paisaje mientras que las sugerencias de pulsación aparecen en la pantalla al ritmo de la música. Aquí, la mayoría son notas largas y líneas onduladas que hay que trazar correctamente con el lápiz. Al final de cada fase, un protagonista del juego concreto te obsequia con un objeto.

Con las Batallas llegan los sudores, los ceños fruncidos y los calambres en las manos. El tempo es rápido, pues cada nota simboliza un ataque del grupo de cuatro personajes escogido, alineados frente a los enemigos al estilo clásico de Final Fantasy. Cuanto mejor sincronizas los toques, mayor impacto tienen los golpes en la batalla. Falla y perderás HP (puntos de salud). Una vez has perdido el ritmo, es complicado recuperarlo.

Theatrhythm Final Fantasy

Completar estas fases de forma exitosa otorga Rhythmia, la 'moneda' para ir liberando los extras del juego. También obtienes puntos de experiencia, posteriormente transferibles para una barra de HP más larga y nuevas habilidades para los personajes.

Algunas habilidades solo se activan si se cumplen ciertas condiciones en la batalla. Otras están siempre activas e incrementan la agilidad. Nuestro grupo de muñecos puede equiparse con objetos que entran en acción en un momento concreto, liberándonos de la responsabilidad y permitiéndonos centrarnos en la música.

La piel de gallina se pone con las pantallas musicales de estilo Evento. La presentación vuelve a cambiar: el fondo es un montaje en vídeo de los mejores momentos de cada juego, donde las notas aparecen con diferentes patrones, pero muy tarde. Es un desafío complicado, pero que se hace agradable solo con la música que suena.

Después de las últimas notas se otorga la Rhythmia que faltara. Recolectarla es algo que se recompensa muy bien en este juego, porque cuantos más puntos obtengas, más extras desbloqueas. Además de algunos personajes ocultos y los vídeos musicales de la fase de Event, también sacas los temas musicales en sí.

Theatrhythm Final Fantasy

Luego está el modo desafío, que presenta las mismas canciones pero con una dificultad superior. Aquí tendrás que tener nervios de hierro.

La historia que relata el juego es totalmente superflua: una descripción al comienzo del juego y un final que llega de repente porque desconectamos de la trama hace muchas partidas.

Aun así, este título es capaz de mantenernos conectados emocionalmente con la serie Final Fantasy, revivida mediante la euforia de participar activamente (¿dirigir su orquesta?) la música de la franquicia.

La música de Theatrhythm Final Fantasy genera un lazo instantáneo con los recuerdos que teníamos de jugar estas aventuras, los altibajos, la tristeza y felicidad que experimentamos entonces. Después de jugar a este cartucho de 3DS, querrás volver a los clásicos Final Fantasy que más significan para ti.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Personajes muy monos, música encantadora, un montón de extras.
-
El light touch suele registrarse como single-tap. Historia inexistente.
Publicidad: