Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Quantum Conundrum

Lo primero es lo primero: esto no es Portal.

Publicidad:

Parece caído de la misma rama que el juego insignia de Valve, pero es que no es lo mismo. Si puedes tener esto en cuenta cuando juegas a Quantum Conundrum, probablemente seas capaz de disfrutarlo.

Resulta que Kim Swift, diseñadora jefe del puzle físico de Airtight Games, fue una de las mentes detrás del ya clásico Portal. Fue un juego que salió de ninguna parte y que pronto cautivó los corazones (y mentes) de todos los que se atrevían con su desafío para la materia gris.

Publicidad:

Quantum Conundrum coge prestadas muchas cosas del puzle de Valve, por lo que las comparaciones salen solas. Si los comparas directamente, no está a la altura, así que evitemos hacerlo. A fin de cuentas, es un juego con sus cosas propias.

Quantum Conundrum

Quantum Conundrum está dirigido a una audiencia más joven, pero eso no quiere decir que los jugadores más veteranos no puedan disfrutar de una excursión por la Mansión Quadwrangle.

La premisa es sencilla, pero encaja con el propósito: eres un chaval cuya custodia han endilgado a tu tío excéntrico durante las vacaciones de tu madre. De este modo, entras en la mansión dispuesto a conocer las últimas y más grandes invenciones del Professor Quadwrangle.

Sin embargo, al llegar descubres que tu tío-científico loco ha quedado atrapado sin querer en otra dimensión. Evidentemente, te toca explorar la misteriosa construcción y devolverle a la realidad. Utilizando su Dispositivo de Salto Interdimensional (ISD) debes superar una serie de obstáculos con la meta final de volver a conectar la casa y recuperar a tu tío. El ISD afecta a tu realidad de diversas formas, ayudándote en tu progreso.

Quantum ConundrumQuantum Conundrum

Y no hay mucho más. Te mueves entre las alas de distintos colores, resolviendo rompecabezas cada vez más complejos aprovechando un repertorio lentamente creciente de trucos que desafían las leyes físicas. Todo, desde una perspectiva en primera persona.

Tu capacidad de manipular el mundo a tu alrededor se presenta con tres sabores de gravedad: flotante, pesada, lenta e inversa. Al principio los puzles son cosa fácil y directa, pues requieren que emplees uno o dos poderes diferentes para resolver cada sala, pero pronto comenzarás a cambiar entre los diferentes poderes durante complejas secuencias para procurar avanzar en una estructura de puzles cada vez más desafiantes.

Como ejemplos típicos podríamos mencionar: usar la gravedad para cambiar el peso de las cajas de 'esponjoso' a pesado y poder activar pulsadores, lanzar objetos y luego alterar la física en pleno vuelo para romper cristales y bloquear rayos láser... o quizás ralentizar el tiempo para activar complicadas secuencias de plataformas (como el famoso caso de los saltos entre muebles flotantes en cámara lenta).

Quantum Conundrum presenta una estética realmente distintiva, reminiscente de las aventuras clásicas point&click de LucasArts. No hay demasiado detalle, quizás los escenarios se reutilizan demasiado y dejan sensación de deja-vu a la larga. Pero tiene buen aspecto, apropiado como poco.

Quantum ConundrumQuantum ConundrumQuantum Conundrum

El movimiento por la gran masión resulta natural y bien equilibrado. Recuerdo un par de momentos en los que el control no respondía tan bien como me hubiera gustado, y es cierto que se convertía en algo un poco frustrante durante las secciones de saltos más difíciles. Pero nada que se cargara el juego.

En tu viaje por la Mansión Quadwrangle te acompaña en todo momento el omnipresente Profesor Quadwrangle, con una voz interpretada con maestría por John de Lancie. Es un trabajo de casting soberbio, pues de Lancie solía aparecer en Star Trek: The Next Generation como el mítico Q.

Al tiempo que vas progresando en el juego, el Profesor se dedica a comentar la jugada. Aunque el juego pretende ser gracioso, no consigue alcanzar el mejor punto de humor. Aun así, se hace bastante encantador con su estilo, así que es fácil levantar la mano con los chistes malos.

Quantum Conundrum

Este encanto que mencionamos se manifiesta de diversas formas. Ya sean los encuentros habituales con Ike (una criatura muy mona también conocida como una Interdimensional Kinetic Entity), los retratos tontorrones esparcidos por la mansión o las reprimendas sarcásticas y amables de Quadwrangle cuando te vas cargando las ventanas de su ridícula mansión.

La personalidad y el estilo convierten las partidas a Quantum Conundrum en un placer, incluso en los puzles más frustrantes (aunque no hay demasiados así). Quizás ese encanto no habría sido suficiente si el juego hubiera sido algo más largo, así que, quizás para mejor, el juego dura unas 8-10 horas en total. Un rato más y quizás perdería la gracia.

Su etiqueta marca un precio de oferta, pero ese precio no refleja la calidad, y por poco lo hace con la duración. Es corto, por eso es barato, así que se trata de una decente relación calidad/precio. Solo los más aficionados a los rompecabezas querrán volver a visitar la Mansión Quadwranglñe, pero por algo más de 10 euros, el resto de los mortales sacamos la suficiente chicha a Quantum Conundrum como para que merezca la pena probarlo.

Quantum ConundrumQuantum Conundrum
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Algunos puzles geniales, interesantes físicas, accesible, muy atractivo, John de Lancie.
-
Escenarios reciclados, algunos chistes malos, controles ocasionalmente frustrantes.
Publicidad: