Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Ico and Shadow of the Colossus Collection

Quizás era su fe absoluta y pasión genuina la que consiguió vender la idea.

Publicidad:

Porque, ¿cómo de otra forma, en 2001, con los presupuestos de los proyectos hinchándose y la presión por entrar en los top 5 de ventas creciendo, consiguió el diseñador Fumito Ueda convencer a los cabecillas de Sony para financiar el desarrollo de una aventura que parecía tan distinta al resto del mercado?

Y aún así, Ico fue algo maravilloso. Contestando a los juegos en los que la historia se contaba por encima, los jugadores iban atando cabos según jugaban, con mecánicas de juego que aún se perciben como únicas y un estilo artístico que solo se puede comparar con algunos trabajos del Studio Ghibli por sus entornos evocadores y belleza.

Publicidad:

Una breve escena grabada es la única introducción que recibes, con un chaval enastado está atrapado en un castillo aparentemente vacío, cuyo crecimiento anormal es razón suficiente para que le destierren sus mayores. Lo que sigue es un extenso intento de escapar de su prisión y su encuentro con Yorda, una chica pálida como la Muerte que también está confinada en esos muros.

Ico & Shadow of the Colossus Collection

La amistad que surge entre los dos es el centro tanto de la historia como del sistema de juego. Debes guiar a Yorda a través del laberinto de pasillos del castillo mientras resuelves puzles y la llevas de la mano para indicarla. Tienes también que protegerla de los parpadeantes monstruos de las sombras, que probablemente nacidos de alguna pesadilla febril, intentan raptar a Yorda, obligándote a asustarlos con una antorcha. Tus golpeos descoordinados destacan brillantemente la inexperiencia y juventud de tu personaje.

Es defendible que Ico fuera un éxito pese a sus pobres ventas, haciendo caso omiso del clamor de la crítica por una vez y manteniendo la antorcha encendida para permitir al estudio que siguiera adelante donde otros habrían echado el cierre. Cuatro años después llegó el lanzamiento de su sucesor espiritual: historia diferente, pero la misma técnica y expresión, en Shadow of the Colossus.

Otra cut-scene cortita, en este caso con nuestro personaje depositando la forma sin vida de su amor en un altar, y el simple concepto y dirección: elimia a los dieciséis colosos que vagan por el mundo, y la chica volverá a la vida.

Otra aventura con texto o voz reducidos al mínimo, pero Shadow... era igual de memorable. Cada criatura, escena y trotamundos, ofrecía un nuevo conjunto de maravillas y desafío. El mundo se podía recorrer con libertad, tú decidías tu destino y tu presa. Con un Coloso se descubría que estas criaturas se podían escalar; descomunales montañas andantes que había que subir mientras los miembros, escamas o pelajes se usaban como plataformas y agarres para las manos. Subirse a ellos era un problema, mantenerse otro, y descubrir dónde estaba el punto débil era un puzle en sí mismo.

Ico & Shadow of the Colossus CollectionIco & Shadow of the Colossus Collection

Aclamado por la crítica pero aún así con ventas pobres, Shadow of the Colossus es casi un mito, con las copias vendiéndose como polvo de oro demasiado pronto y con el acceso limitado a los que se atrevían a pagar barbaridades por eBay.

Años después y un salto generacional y Team Ico vuelve con su nuevo trabajo: The Last Guardian para PS3. Aunque aún está confinado en un largo ciclo de desarrollo, lo que se ha visto hasta ahora es universalmente positivo. Para calentar su llegada, y quizás un movimiento lógico tras la afición de Sony de juntar recopilatorios HD de sus clásicos, tato Ico como Shadow of the Colossus se unen en un mismo paquete en Alta Definición. Podría decirse que así permiten que los juegos sobrevivan a la visión de su estudio donde el viejo hardware de PS2 no lo consiguió.

Ico ha mejorado con la transición, con la total ausencia de las superficies sucias y turbias del original, aunque la animación de los personajes comienza a demostrar su edad. Sin embargo, es Shadow of the Colossus el que más se ha beneficiado del salto a PS3 y HD, hasta el punto que abrumará a los que jugaron al original con su entrecortado framerate. Ahora es fluido y suave, cubierto de una finura visual con la que la PS2 sólo podía soñar.

Te quedas con la mejor versión de los juegos hasta la fecha, como se supone que se debería haber visto si las ideas no hubieran estado por la tecnología por aquel entonces. El salto a PS3 ha corregido esos problemas y los juegos guardan la fuerza de su narrativa.

Ico & Shadow of the Colossus CollectionIco & Shadow of the Colossus Collection

Aún así, no todas las manchas del lanzamiento original se han quitado. A posteriori pudimos excusar algunas mecánicas incómodas que son aún más aparentes hoy día, porque parte de la magia inicial de ambos juegos se ha ido perdiendo con los años.

Ese tipo de cosas pueden ser aún más obvias para los primerizos: la configuración de los botones no es completamente intuitiva, el manejo de los personajes es pesado, mientras que la total falta de dirección del desarrollo de Ico puede ser un arma de doble filo para los puzles. Nos vimos empujando bloques o explorando salas sólo con la esperanza de activar algo, e incluso entonces no estábamos seguros de si era algo importante para la progresión en el juego. La ausencia de pistas sutiles para dirigir al jugador puede echar atrás, mientras que los habituados a los mandos pueden quedar desconcertados.

Si bien ninguno de los dos juegos puede presumir de ser tan único y espectacular como lo fueron en su día (aunque para un mercado canibalista hasta el punto del genocidio, varias ideas han regurgitado sorprendentemente por otro lado desde entonces), ambos conservan mucha de su magia, una magia que poco se ve estos días.

En eso son tan importantes como siempre, demostrando que siempre hay una forma diferente de hablar a la audiencia que no requiere tutoriales extensos, no necesita una pistola en la mano. Otra forma de contar una historia fascinante (por dos) sin la necesidad de una exposición pesada y, a fin de cuentas, insustancial. Puede que solo juegues una vez cada uno, pero los recordarás por mucho tiempo. Incluso entre los éxitos modernos que llegan este invierno, esta Collection aún merece la pena y el dinero.

Ico & Shadow of the Colossus Collection
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Dos clásicos por el precio de medio. Versiones retocadas que mejoran los originales.
-
Aún están ahí los problemas de ciertas mecánicas. La animación empieza a quedar vieja.
Publicidad: