Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

NBA 2K12

¡Viva! Acaba de terminar el lockout de la NBA... ¡en tu casa! Llama a Rudy y a los Gasol, que tienen una cita con tu stick analógico derecho y el mejor juego de basket de la historia.

Publicidad:

Cuando se alcanzan ciertas cotas de perfección, poco hace falta para recomendar un juego. De hecho, cuando anotamos nuestras primeras impresiones desde Colonia, ya tuvimos claro que este juego sería mejor en algunos aspectos que su predecesor, y por lo tanto y otra vez, el mejor título de baloncesto del mercado. ¿Precipitado veredicto?

Sólo con la experiencia de juego ya vale más que todo el basket virtual que has jugado en tu vida, pero si además el contenido se extiende más y más cada año, ay amigo, no sé qué más esperas de un simulador deportivo. ¿O sí? Veamos...

Publicidad:

La impresión del sistema de juego en general, de lo que es pasar, entrar, machacar, es lo más realista y divertido que existe. La forma de moverse los jugadores alcanza un nuevo nivel donde es difícil discernir donde acaba el deportista y empieza el muñeco virtual. La fluidez, la conexión de sus articulaciones, el peso de los cuerpos o los choques en la cancha casi dan miedo. Por otro lado, un manejo aún más satisfactorio, que vuelve a esa percepción analógica del stick derecho (con infinitas combinaciones artísticas) y un esquema de control orgulloso de sí mismo, hacen de mover la pelota una auténtica delicia. De lo más fino que encontrarás en cualquier simulador deportivo, aunque primero tendrás que aprender en los obligatorios entrenamientos o con la modalidad que describimos en el siguiente párrafo.

NBA 2K12
NBA 2K12NBA 2K12

¿Quieres reírte de los modos Leyenda/Profesional de otros juegos? Prueba a ser un jugador NBA con My Player. Verás una imitación mucho más auténtica de la progresión de un deportista, de las decisiones que toma, e incluso de los momentos más extradeportivos, sin el toque anime adolescente de, por ejemplo, PES. Te sentirás mucho más cerca de tu jugador y no te marearás tanto con los datos, algo que lo hace, simplemente, más divertido. Crea tu propio yo o reinventa la carrera de Ricky Rubio, atendiendo a la prensa o poniéndote caprichoso.

Y hablando de caprichos, como se esperaba, la modalidad NBA Greatest es todo un antojo. Un pedazo de historia a revivir en tu consola. Quizás no signifique tanto para los que no hayan seguido de cerca la liga americana, pero con su fidelidad y detalle, estos partidos, equipos y ambientaciones consiguen que le pique el gusanillo hasta al más pasota. Aprenderás de los Lakers de Johnson o de los Bulls de Jordan, por mencionar los que recordarás de tu infancia, pero también de cómo se jugaban (con sus reglas) y de cómo se veían (con niebla y blanco y negro) los partidos que con suerte sintonizaban tus padres. Los NBA Greatest y sus 30 equipos son lo que más separa a este juego de cualquier otro de cualquier deporte, y 2K Sports ha tirado la casa por la ventana a sabiendas de que daría en el corazón de muchos. Desde la intro en cuanto metes el juego, sabes que NBA 2K12 hace historia en muchos sentidos.

A nivel de presentación y producción del resto del juego en general... 2K Sports ha conseguido superarse. Quitando esos menús tan cargados y necesariamente americanos, en esta entrega no sólo se trata del perfeccionamiento de modelos, efectos o animaciones que ya percibíamos en la versión sin terminar, sino de la sensación del conjunto. Si juegas a NBA 2K12 y luego pones una versión anterior u otro juego de baloncesto, lo notarás mucho más: el realismo superior llega por la interacción natural entre jugadores, cancha y bola. Por no mencionar los comentaristas, siempre en perfecto inglés, sí, pero con un sistema de "improvisaciones", diálogos y matices que te hacen pensar si no estás escuchando una retransmisión real, como aquella vez que oíste por primera vez a Lama en un juego.

NBA 2K12
NBA 2K12NBA 2K12

Donde 2K se parece demasiado a Konami y donde más debería trabajar (ya deberían saberlo a estas alturas) es en el juego online. La experiencia nunca convence del todo, probablemente porque no consiguen sacar más de un netcode que habría que dejar de reciclar.

Decíamos que es el mejor juego de baloncesto del mercado. Entonces, ¿por qué no alcanza casi la perfección? Pues porque para un jugador español, eso requiere, al menos, las selecciones nacionales y los campeonatos internacionales. Y por pedir, la liga ACB. Está bien, se trata del juego de la NBA, de la liga de las estrellas, pero hablamos en este caso de baloncesto y atractivo para los jugadores. Si en algo están por delante los juegos de fútbol, sobre todo los de EA Sports, es en el asunto de licencias: en 2011 estamos acostumbrados a jugar hasta con nuestro equipo de la Liga Adelante, por eso suena raro no poder cogerse a España, al Unicaja o al Barça en el mejor juego de basket. Al menos, 2K Sports nos comentó que a lo mejor se atreven con combinados nacionales para la entrega del año que viene. Eso sí, cuando se les ocurra probar con el fútbol se va a liar un "triangular" más que interesante.

Quizás lo pasas un poco mal las primeras horas si eres un novato (¿o deberíamos decir rookie?), porque sólo verás la primera capa del sistema de juego y cómo pasa la pelota por delante de tus peleles, terminando machacada en tu propio aro. Pero una experiencia con tal profundidad tiene que arrancar así. Cuando empieces a darte cuenta de la diversión que te puede dar NBA 2K12 sonreirás, bajarás la luz, subirás el volumen y no lo dejarás en meses.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Sistema gratificante y profundo, presentación excelente, novedades muy trabajadas, producción sin igual, control total, contenido offline alucinante.
-
Se complica para los novatos, aún muy lejos de la experiencia online definitiva, todavía no es un juego "para españoles", algunos deportistas de aspecto anónimo.
Publicidad: