Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Little Big Planet Karting

Sackboy se sube a un kart e intenta cogerle el rebufo a cierto fontanero italiano con su gran creatividad.

Publicidad:

El siempre encantador Sackboy da el salto a las 3D completas y prueba con un juego estilo Mario Kart. ¿Tiene lo que hay que tener para adelantar al veterano bigotudo? Vamos a verlo en este análisis de Little Big Planet Karting, desde mañana mismo a la venta.

Durante los últimos años, Sackboy ha llegado a quedarse como una especie de mascota de Sony PlayStation. No está mal, pues no es un fontanero ni tiene familia italiana, y además solo se pone un mono rojo y un bigote si tú se lo pides. Ha conseguido conquistarnos y sacarnos la sonrisa sin llegar a mediar palabra, recordándonos a una marioneta de trapo (completamente inocente y siempre buscando la diversión).

Publicidad:

Pero la franquicia Little Big Planet no se conoce únicamente por los encantos más obvios de este muñeco. También ha sido siempre sinónimo de calidad. El primer juego para PS3 probó en un terreno nuevo. Fue una maravillosa aventura de plataformas que venía de serie con una genial herramienta diseñada para desatar la creatividad de los jugadores. La segunda parte siguió por el mismo camino, mientras que el reciente Little Big Planet Vita ha conseguido colocarse como uno de los mejores títulos disponibles para la portátil. Con Little Big Planet Karting, Sackboy se adentra una vez más en un terreno relativamente desconocido: la tercera dimensión y las cuatro ruedas.

Little Big Planet Karting

El estudio responsable de Little Big Planet Karting es United Front Games, equipo conocido por la serie Modnation Racers y por la aventura en Hong Kong repleta de acción Sleeping Dogs. Pero eso ya forma parte del pasado y ahora toca preguntarse por qué Sony decidió antaño optar por Modnation Racers en lugar de lanzar Little Big Planet Karting desde el principio. A fin de cuentas, ambos comparten una premisa por mucho que a Modnation le falte la gracia y el desenfado que aporta Sackboy de forma natural. Es un ingrediente muy necesario cuando pretendes 'enfrentarte' a Mario Kart: los personajes anónimos de Modnation no tenían nada que hacer contra Mario y sus colegas.

Little Big Planet Karting hace muchas cosas bien. Puede que United Front no haya conseguido un juego que iguale visualmente a los trabajos de Media Molecule, pero las características típicas de Little Big Planet siguen ahí. Little Big Planet Karting es pueril en el mejor sentido de la palabra, y todo está hecho de papel, tela, foam y cosas así, materiales de manualidades para todos los públicos. Naturalmente, puedes decorar tanto los sackboys como los circuitos a tu antojo.

Es verdad que el juego coge prestadas un montón de cosas de la serie Mario Kart. Varias armas quedan esparcidas por la pista de carreras, y unas cuantas se parecen bastante a las del Reino Champiñón. Por ejemplo el cohete que vuela hasta la cabeza de carrera y golpea a quienquiera que vaya líder (¿el caparazón azul de LBP?). O el guante de boxeo que transforma tu kart en un guantazo con piloto automático (¿alguien dijo Billy Bala?). Aun así, no se trata de una copia calcada de la querida serie de Nintendo.

Little Big Planet Karting
Little Big Planet KartingLittle Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Little Big Planet Karting
Publicidad: