Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Immortal Redneck

Immortal Redneck

Cuanto te momifican, solo puedes hacer una cosa: atacar las pirámides y demostrarle a esos monstruos quién manda.

  • Texto: Sam Bishop

¿No os parece lo peor ir tan tranquilos por el desierto y acabar convertidos en momias? El protagonista de Immortal Redneck sabe de sobra lo que es pasar por ese percance y se dispone a cobrarse su venganza, y si eso implica cargarse a un montón de monstruos en las pirámides del antiguo Egipto, que así sea.

Se podría decir que Immortal Redneck es un "roguelite": una vez entramos en la pirámide, nuestra única opción es llegar a la cima o morir. No podemos guardar por el camino ni volver al punto en el que nos mataron. Nuestra misión es muy simple: avanzar por habitaciones cada vez más complicadas y buscar las escaleras para ascender por los pisos de la pirámide. Por el camino, tendremos que derrotar a algún que otro jefe y recoger objetos y monedas de oro.

El oro es precisamente nuestro reclamo principal, lo que nos motiva a volver a intentarlo una y otra vez. Es prácticamente imposible llegar al final de una pirámide a la primera, pero el oro que recojamos nos permitirá obtener mejoras en el árbol de habilidades (que, por cierto, es un árbol de verdad que va creciendo a medida que avanzamos) o comprar objetos al mercader.

En primer lugar, hablaremos del árbol de habilidades. En el centro del árbol, se encuentran las mejoras básicas, esto es, salud, defensa, ataque, probabilidad de golpe crítico y daño por golpe crítico. Cada una de ellas puede mejorarse hasta 25 veces (75 en el caso de la salud) a cambio de monedas de oro. Cuando alcanzamos un número determinado de mejoras, se irán desbloqueando ramas del árbol con más mejoras que, a su vez, nos proporcionan nuevas habilidades, armas, personajes y efectos positivos, como la posibilidad de ganar más oro.

Immortal RedneckImmortal RedneckImmortal Redneck

El mercader, por otro lado, nos permite comprar objetos de valor táctico, como pergaminos que nos dan la opción de mantener del diseño de la pirámide, que se genera de forma procedimental, tal y como estaba la última vez, por si no nos apetece perdernos. También podemos comprar medallones, que podemos utilizar para obtener ventajas, como aparecer justo después del Faraón, el primer jefe, al entrar en la pirámide. Pensar bien cómo vamos a invertir nuestro dinero es vital, ya que después tendremos que gastar lo que nos quede en volver a entrar en la pirámide. Como no podemos ahorrar, si queremos adquirir algo que cuesta 5.000 monedas, por ejemplo, no nos quedará más remedio que ganarlas todas de una vez.

¿Qué implica esto? Pues que morir nos hace mejores, literalmente. Cada vez que volvamos a intentarlo, seremos un poco más fuertes y, a su vez, lo normal es que en cada intento obtengamos aún más monedas, de ahí el mensaje del juego de que no le temamos a la muerte. Cuesta un poco adaptarse a este sistema, pero al final resulta tan adictivo más que no pararemos hasta hacernos lo suficientemente fuertes como para alcanzar nuestra meta final: la cima de la pirámide (aunque seamos realistas: el objetivo final es conseguir más oro y mejoras).

Como ya hemos adelantado, la mecánica principal del juego consiste en avanzar por la pirámide matando a todos los enemigos para poder abrir las puertas que nos conducen a la siguiente habitación. Por supuesto, tanto el diseño de las habitaciones como la localización de las puertas cambian en cada partida. Al final, debemos encontrar la escalera que nos lleva al piso siguiente. A medida vamos ascendiendo por la pirámide, la dificultad se incrementa, pero el juego es bastante justo en este sentido, ya que también aumentan las posibilidades de encontrar munición. Además, los pisos también se vuelven cada vez más pequeños. No podemos olvidar que estamos en una pirámide, después de todo.

Los tipos de enemigos que nos encontramos durante la partida son increíblemente variados, tanto que no es raro que nos sorprenda una criatura inesperada y tengamos que buscar a toda prisa un arma adecuada para derrotarla. Entre ellos, se incluyen demonios voladores que nos disparan, hordas de ranas (buena referencia bíblica) u ojos monstruosos. El tono desenfadado del juego y su colorido, junto con la ambientación en el antiguo Egipto, hacen que Immortal Redneck nos recuerde mucho a Serious Sam.

Cada vez que morimos, podemos elegir entre dos personajes, aunque lo único que cambia en realidad es el equipo con el contamos, ya que en el fondo ambos son el mismo paleto de pueblo malhablado. Dependiendo de cuál escojamos, obtendremos tres o cuatro armas y una serie de habilidades activas y pasivas. Nuestro personaje favorito es Seth, que viene con una espada táser, una bobina Tesla y un lanzallamas eléctrico, pero en Immortal Redneck hay armas para todos los gustos, desde kunai (una especie de cuchilla japonesa que se lanza) a un lanzador de patatas, pasando por un revolver oxidado, pistolas dobles y un Anj (la cruz egipcia). Además, también podemos conseguir armas nuevas al matar enemigos.

Otra forma de obtener armas es en las salas con cofres que veremos por la pirámide. Eso sí, deberemos cambiarlas por otra de las que llevamos, así que tendremos que elegir con cuidado. Por último, también podremos conseguirlas gracias a los pergaminos que se encuentran repartidos por los escenarios, pero ojo, porque como suele ocurrir en este tipo de juegos, no todos tiene efectos positivos; algunos pueden contener una maldición que nos prohíba cambiar de arma hasta que se nos acabe la munición o que nos reste la mitad de la salud, por ejemplo. Es cuestión de suerte.

Immortal Redneck

El rendimiento de la versión de PC, que es a la que jugamos nosotros, es muy bueno, justo lo que se espera de un shooter. Además, el juego nos permite ajustar las opciones gráficas a nuestras necesidades. Es cierto que la sensación al disparar las armas podría mejorarse, ya que nos parece demasiado "arcade", pero, en general, tenemos que admitir que nos divertimos un montón corriendo por las habitaciones y matando monstruos, y sí, decimos "correr", porque entre la cantidad de enemigos que hay y lo pequeñas que son las habitaciones, quedarse parado es la forma perfecta de que nos maten.

Aunque nos gustó mucho la ambientación egipcia (nos gusta desde que jugamos a Serious Sam), habría estado bien que hubiese un poco más de variedad en el diseño de los niveles. Otra cosa que hay que mencionar es que su aspecto colorido y la ausencia de sangre, así como la simplicidad del argumento, hacen que este sea un título adecuado para jugadores de un gran rango de edades, pero es posible que las palabrotas no sean del gusto de todos (aunque las voces estén en inglés). Tampoco es que sea una crítica, pero nos ha parecido una decisión un tanto extraña incluirlas porque impiden que pueda acceder al juego un público más amplio.

Al final, el proceso de repetición constante de comprar mejoras en un árbol de habilidades casi interminable para volver a pasarnos la pirámide y así conseguir más monedas y volver a comprar más mejoras convierten a Immortal Redneck un juego superadictivo que nos hará decir eso "solo una partida más". Es verdad que podría haber más variedad temática, pero la mezcla de armas, habilidades, personajes, objetos y habitaciones compensan con creces este detalle. Sin duda, los desarrolladores hacen honor a su nombre y esto es crema, un título divertidísimo al que no podréis dejar de jugar.

Immortal RedneckImmortal RedneckImmortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
Immortal Redneck
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Sistema de progreso muy adictivo. Personajes, armas y enemigos variados. Gracias a la generación procedimental, cada partida es diferente. Las armas son divertidas de usar.
-
La sensación y la respuesta al usar las armas de fuego podría ser mejor. Las palabrotas no son para todos los gustos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países