Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
The Long Journey Home

The Long Journey Home

El primer intento de la humanidad de hacer un viaje más rápido de la velocidad de la luz se ha topado con un percance.

Las grandes aventuras espaciales suelen estar cortadas por el mismo patrón, pero este roguelike de Daedalic cambia las cosas ligeramente. La premisa de The Long Journey Home se parece más a la de Star Trek Voyager, en la que el Capitán Janeway y su tripulación son succionados por un agujero de gusano y se ven obligados a emprender un viaje de vuelta a casa a través del inexplorado cuadrante Delta. Aquí de lo que trata es del primer viaje de la humanidad a una velocidad superior a la de la luz, y el resultado es que han llegado más lejos de lo que esperaban, así que toca bucar el camino de vuelta. Un periplo en el que te vas a cruzar con muchas especies desconocidas en el que hay que recolectar, comerciar y negociar para ir mejorando la nave y sobrevivir así a los peligros de cada lugar. En realidad, a ti te la entregan en condiciones inmejorables, pero hay muchas razones por las que fallar.

Al principio tienes que tomar unas cuantas decisiones, comenzando por la selección de la tripulación. El juego te ofrece diez candidatos, cada uno con unas habilidades y con un objeto que aporta algo único. Por ejemplo, una reparación de emergencia o un spray, o algunos que cuesta un poco más descubrir para qué sirven. Hay que escoger una nave porque, aunque no varían mucho entre ellas, sí que aportan más espacio de carga o protección. Un poco más importante es elegir el estilo, porque aporta una habilidad que vas a necesitar en la partida, ya que el modo rogue te permite rebobinar y corregir fallos mortales. Incluso hay una semilla que vas a poder volver a donde la dejaste en una partida anterior para avanzar después desde ahí con más conocimiento, porque cuanto menos saltos entre galaxias, menos riesgos.

The Long Journey Home

La mayor parte de la partida a The Long Journey Home es a tiempo real con gráficos 2D, tanto cuando estás dentro de la nave como sobre una superficie. Navegar por el espacio requiere habilidad y aprendizaje, sobre todo por la necesidad de gastar la menor cantidad posible de carburante. La clave es entrar en la órbita de los planetas a la velocidad y la inclinación justa. Desde ella, ya puedes soltar tu vehículo terrestre si, tras la primera exploración, merece la pena adentrarse. Moverse por la superficie también es complicado, sobre todo con teclado, y seguro que tienes varios accidentes antes de cogerle el truco. El control es el aspecto que menos nos ha gustado de todo el juego.

Las colisiones tienen consecuencias tanto para el vehículo como para el piloto, por eso decíamos lo de valorar bien los riesgos. En cada planeta hay al menos un par de sitios en los que cavar o un punto de interés que hace avanzar la aventura. También hay unas condiciones concretas que pueden provocar que tu tripulante acabe envenenado, pero hay que conseguir metales y combustible, ya que esta nave no pasaría la ITV. Esa búsqueda de recursos se convierte en el hilo conductor del juego, pero es un poco raro que, en lugar de ir progresando y siendo cada vez más fuerte como en otros títulos, en este sientes que eres cada vez más débil.

The Long Journey Home

Pero no desesperéis, porque Daedalic logra covencerte siempre que donde hay vida hay esperanza. Al menos para ti, porque para seguir adelante no hace falta que toda la tripulación sobreviva. Dados los pocos recursos curativos es algo que ni nos planteamos, porque en más de una ocasión tendréis que obligar a alguien a acercarse a una estrella a por "materia exótica", la que permite los saltos estelares, a cambio de una buena dosis de radicación. Cuando llega ese momento en el que no te quedan ni recursos ni resistencia se convierte en una carrera contrarreloj para evitar muchas de las muertes que acechan.

The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home
The Long Journey Home