Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Pyre

Pyre

No siempre combinar RPG con otros géneros sale bien, pero SuperGiant Games sabe hacer cosas únicas y este es otro de sus intentos.

Ya lo hemos dicho antes, los juegos de SuperGiant Games tienen un no sé qué que nos pone. No es solo su estilo y su estética, más bien es que parece que siempre encuentran una forma de pisar terreno virgen, para bien o para mal. La mayoría de las veces es lo primero, y no se puede negar con Pyre, el tercer título del estudio tras Bastion y Transistor.

Pyre se juega en Downside (el lado malo), un mundo en el que viven los exiliados, expulsados de la Commonwealth. Aquí es donde aparece el jugador, captado por un grupo de nómadas, que se interesan rápidamente por ti porque tiene la habilidad de leer un libro especial y, así, ayudar a estos compañeros a realizar ceremonias con el objetivo de ganarse algún día el sitio que perdieron en el mundo bueno.

Los ritos son el pan de cada día de Pyre. Básicamente, enfrentan a dos equipos de tres exiliados que tienen que conseguir apagar la pira de los otros, hacer que llegue a cero puntos desde los 100 que suelen tener habitualmente, lanzándose sobre ella al portar un orbe que hay en el escenario. Uno de los aspectos más importantes es que solo se puede mover un personaje a la vez (controlado por el lector, es decir, por ti), que tiene que decidir si recoger el orbe e ir al grano o si atacar a otros personajes para que se desvanezcan durante un periodo de tiempo, variable en función de sus atributos. Al final, la esencia es abrir la defensa y encontrar un hueco a través del que entrar con el portador, ya sea para lanzarse a la pira a cambia de un desvanecimiento, con lo que das ventaja al rival, o de intentar acertar desde lejos, como un triple de baloncesto, pero aún más difícil.

Pyre

Según lo estamos explicando tiene toda la pinta de un juego deportivo de campo cerrado, en el que lo más importante es la habilidad, pero esto sería una verdad a medias. Cuando más habilidosos sean los jugadores más fácil es que ganen si la partida está igualada, pero es casi tan importante hacer una buena planificación previa. La mayoría de los equipos del Downside tienen una clase de enemigo, así que hay que plantearse cómo contrarrestarlo, tanto por la selección de personajes como por los talismanes que equipen. Es aquí donde se abre el abanico de posibilidades y estrategias con poderes como evitar el desvanecimiento, o la velocidad de retorno, o la explosión. ¿Qué tal un equipo de ataque sin importar mucho la defensa? El Paco Jémez de los ritos.

Es cierto que en esta breve explicación de las mecánicas estamos utilizando mucha jerga y podría llegar a parecer que es complicado, pero una vez que estás en la partida se pilla muy rápido. Hay modos contra la CPU y enfrentamientos online con otras personas, algunos que duran bastante y otros muy breves.

Y entre medias de los enfrentamientos hay que viaja por Downside como si de The Banner Saga se tratara, cayendo en eventos que no siempre van a ser beneficiosos. La primera mitad del juego implica ir reclutando exiliados y el ritmo es un poco lento, y además a veces te obliga a tomar decisiones sin saber que te dejan un poco confundido.

Como decíamos al principio, SuperGiant tiene la costumbre de apoyarse en un estilo gráfico llamativo y que entra por los ojos, y Pyre sigue por el mismo camino. El mapa del mundo es muy bonito, los personajes tienen un diseño muy llamativo para lo simples que parecen y los efectos visuales alegran en la oscuridad. Pero en lo que realmente destaca en el sonido. La banda sonora que ha creado Darren Korb y sus melodías afectan realmente a la experiencia, la mejoran.

PyrePyre
PyrePyrePyre

Que los momentos de gameplay más intensos se basen en una especie de deporte no quiere decir que se haya dejado de lado la narrativa. El juego cuenta una historia compleja sobre libertad, justicia, segundas oportunidades, amistad y traición. Los personajes tienen más peso de lo que se podría esperar y además la forma de interactuar con cada uno afecta realmente a la partida. Nos gustaron sobre todo Sir Gilman, Rukey y Volfred, aunque el que más nos conmovió fue Ti'zo. Las 12-15 horas que dura la campaña te van a tener bien enganchado. Pero no todo el tiempo, porque el Libro de los ritos que vas llenando con páginas que profundizan en ese mundo es un rollo. Al final nos llevamos la impresión de que si hubieran contado menos sería más inmersivo, pero tampoco perjudica a la experiencia en general.

Lo que sí nos afectó un poco más son los fallos que tiene el título todavía o, más bien, unos días antes del lanzamiento. Jugando en PS4 (Pro, además), nos encontramos varios problemas que por sí solos podrían haber quedado en anécdota, pero todos juntos son síntoma de que ha salido antes de tiempo. Caídas y congelaciones, fallos gráficos en el mapa, un orbe que sale del terreno o unos rivales que se quedan con él en su zona y lo defienden sin hacerse con él. Muchos reseteos, y eso no es nada bueno, pero al menos se puede arreglar con parches.

Lo cierto es que la experiencia y lo que ofrece merece tanto la pena que no vamos a castigarlo demasiado por ello. Pyre es un juego serio producto de unas mentes creativas como las de SuperGiant Games. Una experiencia única que navega entre dos aguas, el RPG y el deporte, y aunque a veces le sobre letra y le falte acción, es suficientemente original como para destacar y merecer su propio lugar.

PyrePyrePyre
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La mecánica de los ritos; el diseño de mundo y de personajes; la calidad artística; una banda sonora espectacular.
-
Exceso de narrativa que corta el ritmo; multitud de errores técnicos que deben solucionar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países