Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Stacking

Tim Schafer y Double Fine vuelven con otra oferta deliciosa y en esta ocasión disfrutamos jugando con muñecas. Rusas.

Publicidad:

Cuando Double Fine se quedó sin la oportunidad de producir una continuación de Brütal Legend, me mosqueé bastante. Me lo pasé genial con Eddie Riggs y la edad del metal, y quería más. Pero en aquel momento no tenía ni idea de la dirección que tomaría el estudio, y de hecho, mirando atrás, parece que ha sido un movimiento que ha venido bien al equipo para liberar su creatividad. Stacking sigue a Costume Quest como el segundo título descargable de los cuatro que planea Double Fine, y su premisa es tan sencilla como divertida: apila muñecas para resolver puzles.

Publicidad:

Todo gira entorno a muñecas rusas Matrioska, ya sabes, meter las pequeñas dentro de las del tamaño siguiente, capa a capa. En Stacking, juegas como el más pequeño de todos, Charlie Blackmore, que debe salvar a varios miembros de su familia de las garras del malvado Baron. Puede sonar a un argumento simple, y lo es, pero ahí está la naturaleza surrealista del título. El guión y el diálogo son tan buenos como esperarías de un juego de Double Fine, y las tareas estrafalarias que deberás llevar a cabo para salvar a un miembro de la familia y progresar son desternillantes. Las muñecas en sí no tienen voces, y cuando hablan se mueven un poco como los canadienses de South Park, abriéndose por su separación como si hablaran desde sus barrigas. La presentación al completo está envuelta en un entorno a lo cine mudo que encaja estupendamente, y la música de piano no hace más que mejorar el conjunto acorde con la temática.

Stacking

Progresar no es muy complicado, en lugar de eso el reto reside en descubrir secretos y formas alternativas de resolver los puzles. No hay muchas áreas para explorar, pero para completar el juego de verdad deberás emplear unas cuantas horas en cada zona encontrando todas las muñecas únicas, utilizando diversas habilidades para hacer todas las travesuras y encontrar nuevas y divertidas formas de resolver los rompecabezas que forman parte de la historia principal.

Voy a poner un ejemplo de cómo funciona Stacking empleando una misión secundaria a bordo del barco de vapor. Dos hermanos que son músicos quieren entrar al club para tocar sus instrumentos (una jarra y una tabla de lavar), pero apilarte en su interior no te permitirá entrar porque están sucios y no visten de forma apropiada. Entonces puedes apilarte dentro de algún caballero o señora bien vestido para que escolten a los hermanos, o quizás recibir un extreme makeover a base de ceras en la "beauty parlour" del barco, o incluso conseguirlo ayudado al pirata que se encuentra por ahí dándole de comer a su loro. Para hacerlo, debes apilarte en un chaval que come galletas sin parar, con esa habilidad especial "tirar galletas" conseguirás alimentar al loro. Ahora el pirata te llevará consigo al club, con su habilidad especial de gritar "¡AR!". Misión cumplida.

Explorar las diferentes habilidades de los muñecos y cómo pueden servir para los entuertos es súper divertido. En el mismo barco hay chicos que se tiran pedos, un flautista, aventureros (uno puede momificar a otros muñecos), pelícanos, un perrito, una familia de ilusionistas que puede hacer trucos y mucho, mucho más.

Stacking

La creatividad fluye por doquier y hay tantos detalles maravillosos como nombres de personaje como "Ambassador Bon Appetit" o un juez cuya habilidad es "repartir justicia" y aporrea a la gente en la cabeza gritando "¡Servicio comunitario!". O pequeñas cosas como lo que dice un chef cuando le tiras un pedo en la cara, "¿Qué es un poco más de aroma entre colegas?" o las animaciones fieles al "movimiento" de las muñecas, que te sacarán una sonrisa. Para un juego no desarrollado por Peter Molyneux, hay una buena cantidad de pedos en Stacking. En un punto intenté revertir los efectos de un gas tóxico liberando el mío propio, sólo para poner las cosas peores. Aparentemente no puedes luchar el gas con más gas.

Con todo su atractivo estrambótico, hay algunas faltas en Stacking que evitan que lo valore aún mejor. Me hubiera gustado que el juego tuviera un sistema de sugerencias o pistas algo más sutil, en lugar de los consejos escritos y la brillante línea azul que te dirige, y los puzles quizás no son lo suficientemente complejos para suponer un reto real (todo reside en encontrar todas las soluciones, no sólo una). Pero quizás el reto no es de lo que va este juego, sino que se puede disfrutar a un ritmo muy cómodo con un plato de galletas y un buen té. Una pequeña aventura que te sacará la sonrisa. ¡Apílalas!

Stacking
Stacking
Stacking
Stacking
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Brillante presentación y ambiente, concepto original, cantidad de humor genial y puzles.
-
No demasiado desafiante, algún que otro glitch técnico.
Publicidad: