Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Grand Theft Auto V

Aquí está el lanzamiento más grande del año, el juego más caro de la historia. ¿Está a la altura de la expectación y la millonada? Lo comprobamos tras más de 30 horas de juego.

Publicidad:

Existe una pregunta que me he estado formulando una y otra vez mientras jugaba a Grand Theft Auto V. Surgió cuando me abría paso a tiros entre grupos de seguratas durante mis temerarios atracos. También cuando hacía entregas aéreas de armamento del mercado negro sobre montañas o lagos de interior, desde una pequeña avioneta de dos motores. O cuando cruzaba las sinuosas carreteras costeras en un deportivo descapotable, zigzageando entre el tráfico de la autopista mientras el sol se ponía en el horizonte.

La pregunta es, ¿para qué necesitamos esas consolas 'next-gen' cuando tenemos GTA V?

Publicidad:

Porque lo último de Rockstar no solo consigue convertirse en el más grande y mejor juego que han hecho jamás (eso casi se daba por sentado), sino también que la experiencia se haga realidad con una confianza y contundencia técnica que sinceramente no me esperaba. Mi vieja y agotada Xbox 360 de repente parece joven y repleta de vigor. Como si R* hubiera encontrado una tecla secreta, desconocida para todos los demás estudios desarrolladores. Vale, los rostros de los personajes podrían sin duda estar más detallados y parecer más realistas con la potencia de PS4, Xbox One o el PC que tengo para jugar. Pero eso no quita que GTA V deje la sensación de un juego que se ha hecho sin comprometer ningún aspecto.

Esta impresión se hace aún más grande por el hecho de que estuvimos re-jugando la sección inicial de GTA IV en la redacción en directo hace unos días. Al juego le costaba una eternidad ponerse en marcha. Te veías limitado a lentas chatarras de cuatro ruedas, al gris y desgastado barrio de Boker, y parecía que pasaba una eternidad hasta que echabas el guante a una pistola.

GTA V, por el contrario, empieza por todo lo alto. En cuestión de minutos terminas implicado en tu primer tiroteo, y poco después apareces al volante de carísimos deportivos, rodando por el equivalente en Los Santos de la Santa Monica del mundo real, bajando a toda pastilla al centro de la ciudad, derrapando entre platós de cine en Vinewood y luego partiendo hacia el ghetto Morning Wood. GTA V sabe lo que quiere su público, y se lo va sirviendo desde el principio.

Esto no quiere decir que la historia consista en un único chute de adrenalina en el que nunca se baja el volumen del tope. No, tus trabajos y actividades en el estado de San Andreas son tan variados y diversos como cabría soñar, tanto que me he encontrado en numerosas ocasiones gritando o riendo a carcajada limpia ante la locura que se desataba en pantalla. La historia se queda un poco atascada por el camino, pero luego iremos a eso.

Grand Theft Auto VGrand Theft Auto V

A diferencia de todas las entregas anteriores de la serie, Grand Theft Auto V no cuenta con un solo personaje principal, sino que son tres. En primer lugar está Michael, un ladrón de bancos retirado que está más aburrido que una ostra en su lujosa mansión. Su mujer no le quiere, su hija es la personificación andante de todos los estereotipos sobre las rubias y su hijo es un mocoso consentido que se tira todo el día fumando hierba y jugando insípidos shooters online mientras reparte una colección de insultos entre sus rivales. Michael está enormemente cansado de la vida, y sigue los pasos de Tony Soprano pasando mucho tiempo en terapias, intentando lidiar con sus frustraciones. Pero nada ayuda: lo que le hace buena falta son unas cuantas emociones fuertes.

Luego tenemos a Franklin, que vive con su tía y haría lo que fuera por salir y buscarse la vida. Pero da igual lo que intente, parece que nunca llega a ningún sitio. Naturalmente, tampoco ayuda que esté rodeado de idiotas incapaces de ver más allá de la esquina de enfrente. Su mejor amigo Lamar, quien tiene ambición nula por todo lo que vaya más allá de matón callejero, es el que más retiene las aspiraciones de Franklin. Así explica la vida: encuentras empleo, trabajas un tiempo hasta que tienes una pelea con el dueño y entonces robas el local. ¿No ha sido así de toda la vida? Franklin quiere algo más, algo más grande, pero no sabe cómo conseguirlo.

Finalmente está Trevor, un paleto al que le va la producción de metanfetamina, el tráfico de armas y los enfrentamientos entre moteros. Un psicópata violento y completamente impredecible. Decir que de vez en cuando se le va la pinza o le da la vena sería decir demasiado poco. Trevor es el encargado, lógicamente, de catalizar la mayoría de los momentos más dementes del juego, el provocador del caos. Es el tipo de persona que se llevaría un lanzacohetes a una pelea de navajas. Si condensaras el comportamiento in-game del jugador medio de GTA en un solo personaje, te saldría Trevor Phillips. Michael lo describe como una bomba de relojería en una ocasión. No se equivoca.

Grand Theft Auto V

Cada uno tiene sus propias aptitudes centrales. Michael es el mejor con las armas, Franklin el mejor conductor, Trevor el mejor piloto, pero las cosas no tienen que quedarse así. Entre las numerosas actividades secundarias encontrarás campos de tiro o escuelas de vuelo, mientras que otras estadísticas relevantes como la resistencia, la fuerza, el sigilo o la capacidad pulmonar se pueden ir mejorando simplemente realizando sus actividades asociadas.

Nuestros personajes protagonistas también cuentan con una habilidad especial por cabeza. Pulsando ambos sticks puedes poner a Michael en tiempo bala al más puro estilo Max Payne, mientras que Trevor puede entrar en un estado de furia en el que reparte más daño y es mucho menos vulnerable. La habilidad de Franklin se usa cuando estás al volante, ralentizando el paso del tiempo para ir más rápido y controlar el coche con mayor precisión. De este modo se pueden hacer giros mucho más bruscos y tomar curvas a velocidades impensables normalmente.

Sin embargo, tener tres personajes no significa contar tres historias por separado. Por mucho que cada uno de los tres disfrute de sus propias actividades alternativas y misiones en solitario, y aunque al menos dos de ellos siempre estén implicados en los momentos clave de la historia. En cualquier momento, el mapa in-game mostrará quién tiene misiones disponibles y dónde, con un buen sistema de colores que marca quién es apto para qué.

Grand Theft Auto VGrand Theft Auto V

El centro de la historia es una serie de atracos que nuestros chicos ejecutan en equipo. Necesitan planificación y preparación, una característica en la que Rockstar ha hecho mucho ahínco en la recta final hasta el lanzamiento del juego, pero al final el sistema es mucho más sencillo de lo que podríais haber imaginado.

En la práctica, eliges entre dos planes para cada golpe: uno es típicamente más agresivo y ruidoso que el otro, más furtivo y sutil. Una vez hecho esto, contratas a un equipo para que te ayude: hackers, conductores y hombres armados. Todos se llevan un pedazo del pastel, y el ratio depende de su nivel de habilidad. Tener buenos hombres deriva en atracos más sencillos, pues un buen hacker puede mantener las alarmas en silencio durante más tiempo, o un buen piloto conseguirá mejores coches para salir por patas.

La fase de planificación es la parte del juego que quizá pueda resultar algo infradesarrollada. Es más bien cuestión de elegir entre dos aproximaciones predeterminados que de realizar un buen plan. Aun así, no tiene que preocuparte cuál de las dos será más divertida, pues como ocurre con todas las demás misiones del juego, los atracos pueden re-jugarse y podrás volver a elegir tanto el plan como el equipo.

Una vez tomadas tus decisiones, empieza la verdadera diversión. Hay que ir recogiendo los materiales y herramientas, incluyendo desde los vehículos y las armas hasta los ítemes más exóticos, y esto se va desplegando a través de una serie de mini-misiones. Por regla general, además, se pueden realizar en cualquier orden y con cualquier personaje. Una vez todo está listo, el golpe en sí aparece disponible, y ahí es cuando hay que ponerse las pilas.

Grand Theft Auto V

Así, la perspectiva del jugador va cambiando continuamente entre los robos y las misiones normales. Si hay que conducir un coche para escapar o ganar una carrera, normalmente Franklin es tu hombre. Si hay que usar aviones o helicópteros, Michael o Trevor saldrán volando. Una vez arrancan los tiroteos, sueles escoger cuál de los tres quieres controlar, y puedes ir saltando de personaje en personaje como te venga en gana. A lo mejor un personaje está cubriendo el flanco mientras los otros se encargan del frente. Uno podría colocarse en un edificio en la acera de enfrente, con un rifle francotirador. Para cambiar de personaje sólo hay que pulsar la cruceta digital, y el juego te avisa cuando alguien está en peligro o a punto de morir.

Y eso ocurrirá de forma inevitable. El nivel de dificultad de GTA V es bastante moderado, pero el juego te pondrá a prueba de vez en cuando, necesitando con frecuencia un par de intentos para descubrir la forma más eficiente de llevar a cabo una misión. Por suerte, y en marcado contraste con su predecesor, el juego también es generoso con los checkpoints; hay varios en cada misión, de modo que las derrotas repetidas nunca terminan resultando frustrantes.

Grand Theft Auto V
Grand Theft Auto V
Grand Theft Auto V
Grand Theft Auto V
Grand Theft Auto VGrand Theft Auto V
Grand Theft Auto VGrand Theft Auto VGrand Theft Auto V
Grand Theft Auto VGrand Theft Auto VGrand Theft Auto V
Publicidad: