Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
ANÁLISIS

BATTLEFIELD 4

DICE cumple y ofrece su "campo de batalla" más épico hasta la fecha. Probamos varias versiones del juego para decidir un veredicto.

Es el año 2020. Los Estados Unidos y Rusia no dejan de lanzarse ataques en un conflicto bélico que dura ya seis años. Una China corrupta está a punto de unir fuerzas con los rusos, al tiempo que el hostil almirante Cheng pretende asumir el poder. Parece el final de los EEUU de América tal y como los conocemos. Una fuerza de misión especial denominada Tombstone termina destinada a Asia para garantizar la supervivencia del honrado líder Jin Jié. Aquí entramos en acción.

En la piel del sargento Daniel Recker, me enfrento a medio continente a pie, en tanque o en barco, liberando mi capacidad para el gatillo fácil. Chinos y rusos muerden el polvo conforme mi escuadrón encara situaciones a priori insuperables. Atacamos buques que se hunden o edificios que se desploman, atravesamos campos patrullados por montones de tanques, nos fugamos de una prisión rusa, combatimos contra feroces helicópteros en mar abierto durante la campaña. Por cada minuto tranquilo que pasa, llega una escena de acción extremadamente intensa para volver a subir la adrenalina.

Publicidad:
Battlefield 4Battlefield 4

Así es como se desarrollan las campañas de los juegos Battlefield. Acción pura y dura, con elementos que cabría esperar en el género emparejados con pequeños y superficiales pedazos de sigilo en lo que al final se percibe como un mero calentamiento antes de la hora de la verdad: el multijugador. Battlefield 4 no es una excepción en este sentido. La campaña entretiene como esperábamos; es divertido pegar tiros y volar cosas por los aires, pero a la experiencia no le habría venido mal una narrativa más contundente o unas mecánicas refrescadas. De hecho, deja cierta sensación de déja vù de principio a fin, y no es muy difícil adivinar qué va a ocurrir a cada momento.

Suele haber tiempo para reconocer una zona antes de ejecutar la ofensiva. Gracias a unas gafas muy sofisticadas, puedo detectar las posiciones de los enemigos y marcarlos, de modo que aparecen en el mini-mapa. También tengo la opción de ordenar a mi escuadrón que centre su atención en un grupo concreto de enemigos, algo que tiene el potencial de ser realmente útil, pero no tanto durante la fase de planificación, pues los enemigos no mueren de un tiro, sino que se esconden en las coberturas cuando comienza el tiroteo. Olvídate de jugar a esto como jugarías a Ghost Recon: Future Soldier. Estos comandos sirven para cuando estás en un embrollo o cuando el fuego de cobertura desde una dirección concreta te servirá para avanzar en retirada.

Battlefield 4Battlefield 4

La naturaleza lineal y bajo estricto guión de la campaña en solitario se hace evidente cuando se supone que debes emplear el sigilo y colarte de forma sigilosa. Cuando dos soldados enemigos entablan una conversación y uno de ellos sale andando, está demasiado claro que DICE me está pidiendo que me cuele y me cargue al que se ha quedado solo con mi cuchillo. No hay demasiada recompensa cuando te das cuenta de que estás ejecutando una pieza preparada.

Y cuando me meto en algún problema, rara vez supone más reto que esconderme en alguna cobertura durante unos segundos para recuperar la salud. Hay montones de munición en cajas que están muy a mano, con las que también puedo cambiar de arma. Hasta el final de la campaña no encuentro desafíos que realmente pongan a prueba mi conciencia táctica. Eso quitando una misión de tanque al principio en la que caigo una y otra vez hasta que juego con extremo cuidado.

Publicidad:

Ya sé que todo esto sobre la campaña suena muy negativo, pero como me lo pasé bastante bien, tengo que acabar con un punto positivo. Cumple con su cometido, ofrece unas siete horas de ocio rimbombante y sirve de buen calentamiento para el multijugador, y eso no está nada mal. Si hubiera presentado un diseño de juego más experimental, quizá habría sido a costa del multijugador, por mucho que me hubiera gustado encontrar algo un poco más inesperado.

Battlefield 4
Battlefield 4Battlefield 4

El multijugador, por otro lado, es tan sólido, épico y grandioso como puedas soñar. DICE no miente cuando dice que tiene algo para todo tipo de jugador, y se nota que han invertido una tremenda cantidad de atención a cada detalle, por minúsculo que sea, que conforma estas descomunales batallas. Las opciones abarcan desde pequeños ajustes, como silenciar tu arma o escoger el color de tu camuflaje, hasta la realmente transformadora posibilidad de volar toda una presa que evita que un pueblo quede inundado. Todo esto, mientras 64 jugadores experimentan las consecuencias de tus acciones visualizando 60 imágenes por segundo y escuchando un paisaje sonoro sin parangón.

Si te gusta el estilo de Battlefield, no te decepcionará Battlefield 4. Encontrarás todo lo que esperas y más. El arsenal de armas es completamente personalizable y parece bien equilibrado (hasta el momento no hemos notado desequilibrios injustos), con una selección de instrumentos letales que presentan sus propias ventajas e inconvenientes. Algunas de estas diferencias en comparación se notan a la primera, mientras que otras van apareciendo con las horas, pero en toda la colección hay una o dos armas favoritas para cada jugador. Y todos los sonidos que producen se ven afectados por el entorno, lo que presta algo más de autenticidad a la experiencia si cabe.

Publicidad: