Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Trials Frontier

Trials es el ejemplo perfecto de arcade adictivo de calidad tanto en consola como en PC... y ahora también de fracaso en el modelo 'freemium'.

Publicidad:

Esa sensación de "solo una partidilla más" siempre ha sido la esencia de Trials desde el principio, a medida que intentabas conseguir resultados perfectos en los diferentes niveles del título. Ahora, el estudio Red Lynx ha traducido esa sensación a los móviles.

Publicidad:

Desde nuestras primeras impresiones, parecía que Red Lynx había conseguido trasvasar ese esquema de controles (tan fundamental en Trials) a la pantalla táctil y, después de una larga sesión de prueba, puedo confirmaros que los controles funcionan a la perfección. Te mueves con las flechas que se encuentran en la parte de debajo de la pantalla a izquierda y derecha: con las de la izquierda controlas la postura del conductor y, con las de la derecha, la velocidad. Es simple, sin florituras y funciona genial. Aunque quizás no deberíamos de sorprendernos, ya que la estructura del titulo nos recuerda a los esfuerzos que hizo el equipo con MotoHeroz HD. Entendemos que, si funciona, ¿para qué cambiarlo?

Trials Frontier

Mientras que la nueva entrega para consolas, Trials Fusion, se inclina por la ciencia ficción y el futuro; Frontier lo hace por el típico entorno del Oeste, con carreteras polvorientas, minas abandonadas, vertederos y más elementos, todo ello repleto de "loops" enormes, obstáculos impresionantes y saltos gigantes. Se parece un poco a MotoHeroz HD, pero mucho mejor, gráficamente hablando.

En Frontier puedes mejorar tu vieja moto oxidada, si le tienes cariño, o puedes comprarte una nueva con el dinero que ganas durante las partidas. Incluso puedes tunear tu moto con las diferentes piezas que encuentras en los niveles, por lo que supone un incentivo extra para volver a jugar las viejas carreras y conseguir las tres estrellas, que implican que lo has hecho perfectamente.

Como siempre, la regla de este título es: cuanto más salvajes sean tus acrobacias, más dinero ganarás. Así, empiezas arriesgándote una o dos veces durante las carreras, pero los puentes rotos o los barriles explosivos permiten que haya un montón de formas de que las cosas vayan mal. Como ya dijimos, tiene muchas reminiscencias con MotoHeroz, solo que con una motocicleta.

Trials Frontier

El problema fue que MotoHeroz HD no vendió tanto como se esperaba. Quizás por esa razón Ubisoft decidió que el 'freemium' era la dirección en la que tenían que avanzar los títulos para móviles. Y, evidentemente, Trials Frontier no ha sido una excepción.

Sin embargo, a pesar de cómo te puedas sentir con el sistema, sigue resultando un poco raro el hecho de poner un patrón de ritmo lento en un juego de carreras y arcade (que supone un apaño rápido) que siempre ha tenido como característica las sesiones de juego duraderas, ya que ahora tienes que jugar varias veces la misma carrera para conseguir la mejor puntuación. ¿Cómo te sentirías si tuvieses que parar de jugar porque te parece que te estás quedando sin gasolina?

Trials Frontier

Por desgracia, ese es el sistema que tiene Frontier: cada vez que corres o vuelves a empezar una carrera, el depósito de gasolina que tienes en pantalla disminuye gradualmente y, después de siete u ocho carreras, te quedas sin nada. Entonces tienes la posibilidad de esperar quince minutos a que se llene el depósito o desembolsar, con gran dolor de corazón, dinero de verdad para poder jugar al momento.

En el juego, empiezas tu aventura automovilística con una capacidad de depósito de 25 unidades y, con los diamantes que consigues en las carreras, puedes aumentarla: una unidad es igual a 20 diamantes. Aunque también es cierto que los diamantes no son muy frecuentes, por lo que puedes gastar dinero para comprar más unidades: unos 3 euros te proporcionarán 200 gemas, mientras que 70 y pico (!) te darán la impresionante cantidad de 5800.

Trials Frontier

Así que, la pregunta es: ¿podrás seguir sin problemas aunque tengas que hacer algunos parones involuntarios? Es cierto que este elemento es un obstáculo normal del modelo 'freemium', pero también hay otros aspectos del free-to-play que invaden la impecable fachada arcade de Trials Frontier. Por ejemplo, tenemos que soportar tediosas conversaciones en bloques de diálogo con los habitantes de la ciudad para conseguir nuevas misiones y, comparado a los fantásticos diseños de Fusion, el toque caricaturesco de Frontier queda algo cutre.

Además, el proceso para entrar en una carrera (que solía ser en menos de lo que canta un gallo) ahora es exasperantemente largo: tienes que acceder a la App, evitar la invitación Uplay (es cierto que te permite correr contra los fantasmas de tus amigos, pero, entonces, ¿por qué no usar el Game Center?); entrar en uno de los edificios de la ciudad; hacer clic en uno de los residentes; hablar con él/ella; aceptar la carrera (o rechazarla si resulta que necesitas tener UpLay); hacer clic en la misión y empezarla (si tienes suficiente gasolina).

Hay que hacer demasiados clics y hay que lidiar con demasiadas cosas. Por otra parte, ni siquiera hemos comentado si os ponéis a leer todas las ramas de diálogo, porque eso ya es exagerado. ¿Pensabais que el final de la misión sería corto y poco tedioso? Ilusos. Al terminar también hay que aguantar un poco: más diálogo, girar la rueda de la fortuna y una notificación de tu progreso actual.

Este aspecto destruye sencillamente la emoción del arcade que siempre ha sido el sello de la saga Trials. Lo que recubre el sistema de juego no funciona y punto.

Podría parecer que estamos centrándonos demasiado en el elemento freemium, pero es que realmente se trata del punto central de la experiencia. A veces incluso parece que la base de la franquicia (las carreras) queda un poco en la sombra.

Trials Frontier

Aunque es muy positivo que el juego sea gratis, hubiese estado genial que Ubisoft no tomase ese camino, o que continuasen con la creencia de que los jugadores de móviles son tan agarrados a la hora de pagar por productos de calidad que no les compensase cambiar el videojuego por el modelo freemium.

Un modelo que, además, es difícil de pasar por alto cuando lo comparamos con su competidor directo, Bike Baron, que se puede adquirir por un par de euros en la App Store y que ofrece carreras ilimitadas y un editor de pistas.

Bike Baron fue número uno en 81 países, ha estado en la lista de juegos destacados de la semana en la selección de la App Store y ha tenido millones de descargas, hasta ahora. ¿Por qué no empeñarse en vencer a la competencia? El juego en sí es bastante similar, pero, mientras que Trials es mejor que Baron en cuanto a gráficos se refiere, Frontier pierde muchísimo con el elemento 'freemium', incluso aunque puedas terminarte el juego sin echar mano de tu cartera (realmente lo único que tienes que hacer es ser paciente y saber esperar).

Trials Frontier

Y ese problema del 'freemium' tiene sus consecuencias en nuestro veredicto. Frontier tiene un buen modo de juego y controles, pero está limitado por cronómetros innecesarios, un trabajo artístico impersonal y la basura propia de los 'freemium'. Trials Frontier puede ser muy divertido, pero el tiempo de juego se acaba demasiado rápido.

Nos quedamos en un punto medio con la nota. Tu opinión acerca de los 'freemium' hará que estés de acuerdo o no con nuestro veredicto final.

Trials Frontier

No es una buena conclusión, ya que hay mucho contenido esparcido a lo largo de montones de niveles, mejoras y motos. Trials Frontier un juego de primera y muy divertido. Sin embargo, después de esta reseña no volveremos a coger el juego. Nos quedaremos, más bien, con Bike Baron, MotoHerozHD o el auténtico Trials Fusion (hoy a la venta para consolas), títulos a los que podemos jugar cuando nos apetece y cuando sacamos un rato.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
La misma fórmula de juego tan divertida y tan propia de Trials.
-
Esa típica fórmula queda enterrada bajo los innecesarios menús, el modelo 'freemium' deja mal sabor de boca y hay que pagar para jugar más a menudo.
Publicidad: