Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Child of Light

Final Fantasy se mezcla mágicamente con el Dr. Seuss en la nueva obra de Ubisoft; uno de los mejores juegos de 2014 y una aventura de ensueño.

Publicidad:

Cuenta la leyenda que la princesa Aurora se despierta en el mundo mágico de Lemuria, después de haber fallecido y de haber dejado a su padre, el rey, sufriendo de pena y enfermedad en el mundo real. Nuestra protagonista es una chica pelirroja cuyos cabellos flotan por el aire, fotograma a fotograma, como si un pincel lo hubiese pintado. La fogosa protagonista conserva la esperanza de salvar a su padre y volver a su vida normal; lo único que tiene que hacer es encontrar el sol, la luna y las estrellas de Lemuria y devolverlas a su lugar para eliminar la oscuridad que envuelve el mundo.

De hecho, el juego se parece a uno de estos libros infantiles ilustrados con acuarelas. Por otra parte, las melodías suaves y tranquilas complementan perfectamente los gráficos, y todos los diálogos están escritos en verso. La historia resulta ser alegre y entretenida y varias veces nos hemos sorprendido sonriendo por la tontería de la rima de los personajes. "¿Qué hay en el interior? ¡Un terror!", proclama Aurora cuando un cofre contiene un enemigo en vez de objetos. Los gráficos tienen un toque extravagante (los animales salen de debajo de las rocas a medida que exploras), tanto que, en algunas ocasiones, no sabemos con qué podemos interactuar y qué forma parte del decorado.

Publicidad:

Con unos gráficos tan bonitos, se podría pensar que Child of Light solo puede deleitarnos en el ámbito visual, pero, por debajo de ese estilo artístico glorioso, de la música atmosférica y de las inspiradas animaciones, también podemos encontrar varias mecánicas muy firmes.

Child of LightChild of Light

Así, Child of Light nos ofrece elementos tipo Metroidvania, ya que los niveles están llenos de secretos, pero, más allá de la primera hora de juego, no hay progresión del personaje para abrir nuevas zonas explorables en áreas ya visitadas. De hecho, la progresión de la aventura se lleva a cabo con las mecánicas de puzle que usan al leal compañero de Aurora, Igniculus (un hada-libélula que brilla con una luz radiante y que puede controlar un segundo jugador), y con el sistema de combate intrincado y cada vez más difícil, a medida que el grupo de compañeros de Aurora va creciendo durante su extensa aventura.

Las nuevas zonas explorables se abren a medida que la historia progresa a través de diez capítulos que duran alrededor de 10 horas. Cada nueva zona ofrece nuevos elementos en los que recrear la vista. Nos encontramos con nuevos enemigos y cada encuentro tiene su peso y su importancia, incluso si las primeras horas han resultado un paseo en el que no has tenido que usar ninguna táctica. Las aventuras te llevarán a los tempos flotantes de las alturas, a las profundidades del océano y al corazón de una montaña viviente (entre otras cosas), y cada parte de tu viaje es tan memorable como la anterior.

Además, entre los niveles podemos encontrar secretos, cofres y cartas de confesión y nosotros conseguimos encontrar aproximadamente la mitad de todo esto después de acabarnos el juego. Al terminar la historia principal, tendrás la posibilidad de limpiar y finalizar cualquier misión secundaria o notas de confesión y, posteriormente, ver los créditos. Evidentemente, puedes jugar de nuevo el juego con una dificultad más alta, pero dada su naturaleza y su historia, a nosotros nos pareció que pasarnos el título una vez era suficiente.

Child of LightChild of Light

Volviendo al combate, los encuentros son luchas por turnos en las que dos miembros de tu grupo (intercambiables durante la batalla) se enfrentan con hasta tres enemigos. La clave de las batallas es usar los ataques elementales adecuados para cada enemigo y para resistir y cancelar los ataques enemigos mientras los cargan. Igniculus, al respecto, también desempeña un papel muy importante, ya que puede usar su luz para curar a sus compañeros y ralentizar los tiempos de carga de los ataques del enemigo. Lo cierto es que hay mucha estrategia, particularmente hacia el final, en las luchas contra los jefes, ya que algunos enemigos pueden conseguir bonificaciones si cancelas sus ataques. No obstante, el número de opciones disponibles, gracias a las gemas trabajadas (que te proporcionan bonificaciones) y a las pociones, siempre te ofrecen un montón de alternativas para salir victorioso de cualquier escenario. El sistema de combate nos ha recordado mucho al de la serie Grandia, con ataques por sorpresa e intentando cancelar al oponente.

Otro detalle curioso y útil es que puedes aprovechar la luz de Igniculus (la habilidad que emplea para resolver un montón de puzles) para cegar o congelar a los enemigos, colándote por detrás y lanzando un ataque por sorpresa.

Por todo esto, si bien la historia se basa en los mismos temas que ya hemos vivido una y otra vez, es importante destacar que la forma de narrarla es maravillosa y, a nosotros, personalmente, no nos importa participar en otra batalla entre la luz y la oscuridad, salpicada por madrastras malvadas y la sangre real y divina que fluye por las venas de la protagonista. Además, los encantadores personajes secundarios (por mucho que a veces se conviertan en clichés) añaden una dimensión genial a la historia.

Durante nuestra experiencia disfrutamos especialmente la historia de Robert, de los gemelos bufones y del deshonroso guardia Óengus. De media llegó prácticamente un nuevo miembro al grupo por cada hora de juego, otra de las claves para mantener nuestro interés.

Por último, se puede interpretar este título como una carta de amor a los juegos de rol japoneses y como el matrimonio perfecto entre la creatividad de la escena indie y los valores de producción de un título con mucho presupuesto de una gran compañía (un 'triple-A'). Sin pensar de qué estudio o sello es, Child of Light es un título que debéis probar. A menos que no podáis soportar algo que esté escrito en verso.

Child of LightChild of Light
Child of Light
Child of Light
Child of Light
Child of Light
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Espléndido e inspirador trabajo artístico de principio a fin. Sistemas de juego profundos y evolucionados. Geniales personajes. Brillante narración. Buena relación cantidad y calidad - precio.
-
Se echa en falta progresión en las mecánicas. La historia está repleta de clichés.
Publicidad: