Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
FacebookFacebook
análisis

Ridge Racer 3D

Vuelve el clásico arcade, y sin chocarse, derrapa suavemente hasta la lista de nuestras "compras obligadas" del lanzamiento de 3DS. Así es como lo ha conseguido.

Publicidad:

Bueno, esto ha sido toda una sorpresa.

No que haya un Rigde Racer de lanzamiento con una nueva consola, no. El nombre Ridge Racer ha venido de la mano de muchos lanzamientos durante muchos años, pero es discutible que la serie haya mantenido su lustre, superada por una sucesión de franquicias que personalizaban la visión moderna de los ‘arcade reacres' mejor que uno de los campeones de siempre. Ese nombre se ensució algo más cuando se ligó a aquella famosa conferencia del E3 de Sony.

Publicidad:

La sorpresa está en la calidad del producto. Considéralo como el retorno de la serie de carreras. No sólo se trata del juego más fino de la línea de lanzamiento de Nintendo 3DS, sino que es capaz de recapturar la fórmula que convierte a Ridge Racer en la experiencia emocionante y adictiva de los días de gloria de la franquicia. Es la mezcla correcta de clásico y nuevo, refrescantemente honesto y seguro de sí mismo.

Namco podría haber sustituido el subtítulo 3D con MegaMix, pues eso es exactamente: una colección de los mejores circuitos y músicas de la línea temporal de Ridge Racer, con algunas incorporaciones en esta entrega. Sin embargo, la selección no es pobre ni raída. Las pistas escogidas han aguantado el paso del tiempo, aún tan memorables y emocionantes en sus curvas y giros desafiantes.

Ridge Racer 3D
Ahhhhh, cuántas memorias nos trae de vuelta.

No habrá fans de la serie que no querrían tener el conjunto icónico de pistas de PSOne, y para los novatos, cada circuito parecerá único en estructura, desafío y aspecto visual. Desde paisajes urbanos repletos de neones a montañas nevadas, así como cañones impresionantes o bajadas y rodeos por caminos montañosos, pronto tendrás tus preferidos. Su diseño es tan excelente, que querrás correrlos no sólo por la gloria de la victoria, sino por el disfrute de la carrera.

El paquete contenido en este cartuchito de Nintendo 3DS está bien completo. Un extenso Grand Prix es el modo principal sobre el que se construye todo: la progresión a través de eventos de varios circuitos libera nuevos vehículos y las carreras otorgan puntos que pueden invertirse en mejoras para los bólidos, salidas como un rayo o nitros adicionales.

El reducido Quick Tour, que abre la elección de circuito y la extensión de los eventos para que los personalice el jugador, demuestra que Namco entiende que este juego es un compañero de viaje, los juegos de Nintendo 3DS necesitan ofrecer una posibilidad para partidas rápidas o buenas sesiones: tres o treinta minutos.

Time Attack y StreetPass Duel mantendrán el motor de Ridge Racer 3D en marcha mucho más tiempo después de que hayas fundido el GP (o incluso como alternativa adictiva). La tecnología de compartir datos de Nintendo 3DS encuentra su primer uso lógico: generar tablas de clasificación por tiempos contra las que competir, y amigos que avasallar en el asfalto.

Ridge Racer 3D
Puedes ir mejorando tus bólidos durante el Grand Prix (pero primero deberás liberarlas).

Eso no significa que la IA del juego sea un pelele. Cuanto más tiempo pasaba en el modo GP, más en serio debía competir para ir pasando a los últimos corredores de la parrilla, y tenía que mantener siempre un ojo en mi retrovisor para quedarme con la pole.

Como debes mantenerte en lo más alto del ranking para continuar hacia otros eventos, se trata de un proceso muy tenso y exige mantener un control máximo sobre tu estilo de derrape, de los que se ofrecen tres en RR3D: de corto y rápido a suelto y duro. Yo también me vi fallando en algún giro y terminé dando varias vueltas completas mientras me quitaban las pegatinas.

Y es hora de meternos en la tercera dimensión. Hay dos razones por las que mantener el volumen 3D bien alto es una buena idea. Una, con las curvas escaladas y con nueva sensación de profundidad, puedes sincronizar tus powerslides mucho mejor. Prueba Union Hill District con sus subidas y giros bruscos. Siempre me la pegaba en una curva específica en los días de Ridge Racer por culpa de un giro repentino y a ciegas. He estado esperando catorce años para conseguirlo: sólo me llevó un movimiento ahora, en 3D.

La otra razón es puramente estética. En los circuitos más apretados no hay una diferencia enorme, pero en cuanto alcances las pistas en el campo, la sorpresa de descubrir los panoramas que se abren ante ti y se pierden en la distancia rodeando la calzada te quitará el hipo.

Por ejemplo, toma Redstone Thunder Road según te sumerges en un cañón repleto de lagos y ves cómo la pista serpentea bajo tus ruedas y hacia la distancia: crea uno de esos momentos notables que demuestran el hardware de forma fantástica.

Ridge Racer 3D
Puedes sacarte una foto y aparecerá encima de tu buga en el multijugador local.

Parte de la experiencia se debe también al audio. Para los fans de Ridge Racer, la banda sonora es simplemente sublime, una potente recopilación de remixes (el de RR de Hiroshi Okubo que mezcla varias pistas de ese juego es brillante), pistas originales (los veteranos advertirán tonos del cuarteto de PSOne) y nociones de pistas más nuevas están seleccionables en los cuatro "discos" incluidos en el título, antes de cada carrera. Incluso hay un reproductor de música que permite visualizar repeticiones prefabricadas o almacenadas mientras escuchas las música.

Incluso para los novatos en la serie, RR3D ofrece una variante para separarse de la ahora habitual música licenciada en los juegos de coches, y escuchar otro estilo que encaja perfectamente con lo que está pasando en pantalla y enfatiza el entusiasmo de la carrera. Es una elección consciente de extremos que no encajarían en otro sitio que no fuera una pista de Ridge Racer: dance, jazz, trash metal. Los últimos, especialmente, compuestos por Rio Hamamoto, sincronizan perfectamente con esas disputas apretadas por el primer puesto.

Tiene que haber algo de negatividad entre tantos vítores, y en verdad existen un par de problemillas, ambos menores.

Ridge Racer 3D
Ridge Racer 3D hace un gran uso del efecto tridimensional.

En primer lugar, una pequeña objeción, pero nada del otro mundo considerando el amor/odio de la gente hacia los comentaristas de carrera. En esta nueva encarnación hay dos, que aportan poco al juego. Pero aunque no son tan atractivos o bienvenidos en una carrera como la actriz de voz de Reiko en Rage Racer, les falta el bombardeo entusiasta (e irritante) de las frases del comentarista de Ridge Racer 6.

En segundo lugar, si bien las pistas son una selección increíble de lo mejor de toda la serie, el Grand Prix vuelve a circuitos o versiones invertidas demasiado pronto. Por lo tanto, la diversión de ir avanzando en el GP se ve reducida y muchas veces ves los mismos nombres para liberar el siguiente evento.

La repetición de pistas que vienen de títulos previos también podría servir para tirar de la oreja a Ridge Racer 3D, pero tampoco puedes decir que han sido más vagos que otros como Nintendo y su remake de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D. Este título, ni huele a la basura reciclada de la que se puede acusar a otros estudios, ni le falta el espíritu que una vez convirtió a Ridge Racer en el juego de coches arcade definitivo.

Es un paquete de gran calidad que emplea las nuevas posibilidades del nuevo hardware inteligentemente y que, por primera vez en un tiempo, nos ofrece un Ridge Racer que supone una compra esencial, un obligatorio para cualquier fan de la velocidad arcade. Bienvenido de vuelta al primer puesto.

Ridge Racer 3D
No podíamos irnos sin decir: "Riiiiiiiidddgggge Raccccccccer!"
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Coge lo mejor de la serie y lo mezcla, música memorable, genial y útil efecto 3D, sabor y personalidad clásicos.
-
No tiene juego online, pronto repite pistas.
Publicidad: