Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Mario Party 10

Mario Party 10 - impresiones

Bowser y el GamePad quieren conseguir que Wii U sea la protagonista de las reuniones con familiares y amigos tanto como su predecesora.

Algo se le escapa a Nintendo -por mucho que venda la serie- si 15 años y 9 juegos después, el primer Mario Party sigue pareciendo a muchos el mejor de todos. La compañía tuvo entonces una idea brillante apoyada en el rompedor multijugador para cuatro mandos que permitía la Nintendo 64 de serie, pero de alguna forma se empezó a ir por las ramas y no ha conseguido volver a ilusionar tanto como con la primera entrega. Por supuesto hubo juegos muy buenos (y algunos bastante flojos), pero esta irregularidad seguramente haya sido la causante de que la firma de Kyoto haya decidido bajar el ritmo de lanzamientos en los últimos años o probar cosas nuevas con el interesante spin-off Wii Party U.

Ahora, casi tres años después de un Mario Party 9 para Wii que parecía enderezar la serie con algunas novedades geniales (primero del estudio Nd Cube, también responsable de este), Mario Party 10 se estrenará en Wii U el próximo 20 de marzo con dos grandes protagonistas que tienen la misión de refrescar y ampliar la fiesta en casa: el GamePad y Bowser. El mando-tableta permitirá que hasta cinco jugadores puedan compartir partida (los otros cuatro con el Wiimote) y combinar pantallas, el quinto siendo el malo malísimo del Reino Champiñón con el papel de fastidiar a los demás (léase hacer la puñeta para más risas y piques). La verdad es que suena prometedor.

Mirando los números, tenemos más de 70 minijuegos y cinco tableros, más o menos como la entrega anterior. Además vuelven los vehículos que llevan juntos a todos los personajes por el escenario y las batallas contra jefes finales. En nuestra opinión, ambos aspectos se contaron como cambios a mejor en Mario Party 9, aunque entendemos que muchos jugadores siguen pidiendo tableros clásicos con tiradas por separado. Sin embargo, al ir todos juntitos, nadie queda perdido y entran en juego decisiones tácticas que el comandante que tira el dado tomará para sacar beneficio y entorpecer a los demás. También a diferencia de los primeros juegos, aquí hay mundos de fantasía con recorridos definidos marcados por eventos, y no tableros en bucle sin camino concreto, de modo que al llegar a la meta se acaba la partida.

Mario Party 10Mario Party 10

El nuevo modo de juego con Bowser de protagonista estaba cantado y su funcionamiento era de esperar, pues las experiencias de juego asimétrico entre dos pantallas suponen una gran exclusiva de Wii U que ya demostró su acertada aplicación para juegos sociales en Wii Party U o Game & Wario. Con este mando-pantalla adicional, cuatro personas se pueden enfrentar al villano controlado por una quinta, éste empeñado en que ninguno de los cuatro alcance la súper estrella. Tres de los cinco tableros estaban optimizados para este modo 4v1 de forma que Bowser intentara pillar a los demás jugadores en cada ronda, con la idea de ponerlos a prueba en un minijuego especial en el que pueden perder corazones.

En estos minijuegos 4v1 especiales de Bowser, el equipo de Nd Cube se ha vuelto a sacar de la manga algunas ideas fabulosas. Entre ellas está la prueba en la que hay que inclinar el GamePad para rodar unas bolas de fuego por el escenario en el que corretean los cuatro desgraciados. En otra muy divertida y también relacionada con la lava de Bowser hay que 'soplar' los meteoritos en primera persona hacia los contrincantes de la TV. Otras son un poco tontorronas, como una variante del bingo en la que hay que sacar una carta y Bowser se dedica básicamente a contemplar. Si bien la partida en general se hace muy divertida, la escasa selección de tableros y los solo 10 minijuegos de Bowser pueden quedarse un poco cortos a la larga.

La integración de los muñecos Amiibo es la tercera gran novedad de esta entrega, y está bastante bien conseguida. Existen hasta nueve tableros adicionales reservados para las figuras correspondientes del universo de Mario, incluyendo no solo a Mario y Luigi, sino también a Peach, Toad, Yoshi, Donkey Kong, Estela, Wario y, cómo no, Bowser (ya sean de la serie original Smash Bros o de la nueva Super Mario Collection). Otras figuras también son compatibles y permiten participar en un juego de rasca para ganar unas monedas extra. Además, encontramos algunos bonus muy chulos, como un puzle al estilo Bubble Bobble o un juego de badminton. En el análisis de Mario Party 10 evaluaremos, sin embargo, cuánto de este contenido debía venir de serie.

El GamePad, Bowser y la integración con Amiibo confirman que Nintendo está buscando nuevas ideas para mejorar su fiesta casera (si bien ninguna es rompedora), y por lo jugado hasta ahora confiramos en los diseñadores de Nd Cube para esperar una gran calidad en los minijuegos (fíjate en los ejemplos adjuntos en vídeo). Dicho esto, queda por comprobar cuánto aguanta la riqueza y extensión del contenido a medio plazo. Mario Party 10 se presenta como una interesante y completa combinación entre las innovaciones asimétricas de Nintendo Land, Wii Party U y Game & Wario, y conserva las novedades acertadas de Mario Party 9, por lo que se puede convertir en la mejor opción en 'party games' para una consola que se esperaba mucho mejor nutrida en este género.

Mario Party 10Mario Party 10Mario Party 10
Mario Party 10Mario Party 10