Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Kirby y el Pincel Arcoíris

Kirby y el Pincel Arcoíris - impresiones

Dan ganas de tocar la plastilina en el estreno de Kirby en la alta definición... aunque tendrás que mirar el GamePad.

El nuevo juego de Kirby es, como no podía ser de otro modo, monísimo. Todo el mundo edulcorado de la bola rosa, pero ahora encima en gloriosa plastilina HD. Mira:

Llevamos unos días jugando a los primeros niveles para ofreceros estas impresiones, y la verdad es que es de esos juegos que apetece jugar sólo por su acabado visual. Ya ocurrió con el Kirby's Epic Yarn de lana para Wii, pero ahora Nintendo demuestra que se pueden superar en Wii U con materiales que dan ganas de tocar aún más en alta definición, tanto con este Kirby y el Pincel Arcoíris como volviendo a los hilos, con el Yoshi's Woolly World que vendrá en verano.

Lo de las ganas de tocar es más literal en este juego, pues se controla principalmente tocando en la pantalla táctil del Wii U GamePad. No en vano, se trata de un 'sucesor espiritual' de Kirby y el Pincel del Poder (2005), uno de los mejores juegos del catálogo de Nintendo DS. Pero hay algunas diferencias.

Usando el dedo o el stylus (te recomendamos el lápiz para mayor precisión), puedes ir pintando un camino o guía adherente de colores a la que se va pegando la bola rosa para ir flotando por todo el escenario. En el juego portátil este proceso exigía más precisión y velocidad, y sin embargo en Wii U, al menos en los primeros compases, el dibujo es más relajado y los trazos pueden ser más descuidados. Ya veremos si la aventura alcanza las emocionantes velocidades y desafíos del título de hace una década. No estaría nada mal.

Porque, también como buen juego de Kirby, El Pincel Arcoíris es un título muy fácil de jugar y en el que es muy difícil morir. Por algo crearon al personaje hace 23 años como el representante de los juegos de plataformas más accesibles, títulos que podían ser completados incluso por completos principiantes en el género.

De hecho, al igual que aquel primer juego diseñado por un tal Masahiro Sakurai, en esta aventura Kirby es incapaz de copiar los poderes de los enemigos zampándoselos. En lugar de eso, aparte de la mayor libertad de exploración que aporta el arcoíris, el héroe puede lanzarse con fuerza como una temible bola enfadada que rebota, o incluso creciendo de tamaño. Luego, durante la partida se van incorporando otras habilidades y mecanismos, como unos cañones que nos recuerdan por supuesto a Donkey Kong Country.

Kirby y el Pincel ArcoírisKirby y el Pincel Arcoíris

Pero que sea facilón no implica que no tenga 'chicha' para los amantes de los juegos de plataformas. Una cosa es pasarse el nivel en un periquete y a toda pastilla, y otra bien distinta es encontrar todos los secretos y coleccionables. En este sentido, también siguiendo el estilo de la serie, El Pincel Arcoíris esconde un buen número de cofres, salas, bonus e ítemes ocultos, a la vez generando colecciones como los discos de las músicas del juego o la serie de figuras de plastilina de personajes y enemigos. Y aunque parezca una tontería, ya hemos pasado varios minutos contemplando los muñecos de plasti 3D que conseguimos después de cada nivel. Así de simpáticos son y de bien hechos están.

Lo que es un poco fastidio con un despliegue tan bonito en pantalla es que en realidad no se pueda disfrutar a la vez la belleza HD y el control táctil. Pensábamos que habría manera, pero en realidad es prácticamente imposible jugar tocando el GamePad y mirando a la vez a la TV. No nos malinterpretéis: en la pantalla del mando-tableta también se ve muy bien, pero a menos resolución y no con el brillo y espectáculo de la pantalla principal.

Eso sí: también hemos probado el juego a dobles, y el segundo jugador puede disfrutar de todo el despliegue en la televisión. En este caso, no obstante, se nota que los niveles y los desafíos están diseñados para la mecánica de la bola y el arcoíris táctil, por lo que el jugador 2, que controla a Waddle Dee y su lanza con un mando tradicional (cruceta y botones para saltos y ataques), vive una experiencia un poco rara. Por un lado, campa a sus anchas saltando fácilmente sobre las plataformas o sobre el camino de Kirby, pero por otro no puede rodar como él ni alcanzar lugares más altos. La experiencia es divertida, aunque no sabemos cuánto va a aguantar el interés y quizá se haga demasiado fácil.

De hecho, en los mundos que quedan tenemos muchas ganas de ver cuántas ideas se sacan de la manga los de HAL Laboratory con el tema de la plastilina y con las posibilidades del "estilo pinball". De momento, nuestro efecto/momento favorito es lo que ocurre cuando cortas el flujo de una catarata de agua en la que había varios peces nadando. ¿Te lo imaginas?

Kirby y el Pincel Arcoíris llegará en exclusiva a Wii U el próximo 8 de mayo al precio reducido de unos 40 euros (como el genial Captain Toad: Treasure Tracker hace tres meses). Sobre esa fecha podrás leer nuestro análisis.

Gameplay en solitario:

Gameplay en co-op:

Kirby y el Pincel Arcoíris