Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Paper Mario: Color Splash

Paper Mario: Color Splash - impresión final

Jugamos a la versión ya en castellano para que no se nos escape ni un solo chascarrillo.

Es muy difícil de entender, aun más de asimilar, pero el único lanzamiento de Nintendo para Wii U durante este periodo navideño es Paper Mario: Color Splash. Más allá de la calidad del juego, que en estas impresiones no vamos a poner en duda, se hace pesado que un título como este pueda asumir tanta responsabilidad, la de satisfacer él solo a más de diez millones de compradores que tienen la máquina en casa.

Aun así, Intelligent Systems se ha convertido en una máquina de producir a gran ritmo en comparación con la mayoría de sus colegas y quiere volver a demostrar que es el estudio de moda de Nintendo. Ya os contamos, justo después del E3 2016, cómo es Paper Mario Wii U a grandes rasgos. Cómo llama la atención ese estilo visual que imita el papel y el cartón con unas texturas mucho más conseguidas que en cualquier otro juego de la serie, especialmente por los escenarios y todos los elementos animados de forma articulada que hay en ellos. El tono de humor de los diálogos, ahí no hay sorpresas. Y las novedades en el sistema de combate mediante cartas.

Aquél texto estaba basado en una demostración a partir de unas cuantas escenas seleccionadas, pero ahora hemos podido jugar a una versión final y ya en castellano desde el principio. Eso, por ejemplo, nos ha permitido ver la escena inicial y comprender la estructura general del título. Es curioso como en esta entrega, que se supone la más RPG de Mario en sobremesa, el arranque es tan ligero como en sus plataformas y apenas tiene una trama a la que agarrarse. Porque el guión parece más centrado en acumular chistes que en involucrarte en un plan de salvación de Puerto Prisma. Los textos, como era de esperar, no son traducciones sino adaptaciones a base de chascarrillos que sí tienen sentido en nuestro idioma, con referencia a la cultura popular como invitarse a unas tapas o a doblajes del cine con el manido "no siento las piernas" de por medio.

Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash
Paper Mario: Color Splash

La estructura de Paper Mario: Color Splash es clásica. Mario y Peach llegan al nivel que hará las veces de hub de la partida siguiendo una carta de auxilio de un Toad y descubren que hay shy guys robando el color. Es un pequeño nivel que sirve también como tutorial general de movimientos y combate en el que están la tienda, la sala de entrenamientos o la oficina de correos. Aquí aprendes que tu objetivo es ir recuperando maxiestrellas de colores, aunque pronto verás que han sido divididas en otras de menor tamaño para que la cosa se alargue bastante más.

Tanto aquí como en las dos pantallas siguientes comprobamos que había dos estrellas posibles, pero en la primera pasada solo puedes acceder a una de ellas. El otro camino está bloqueado por algún motivo (falta un puente o necesitas crear una escalera) que te dice que tendrás que conseguir habilidades nuevas y volver atrás en el futuro. Tiene pinta de que va a ser un título largo, pero no a base de repetir muchas veces los mismos niveles como en otros plataformas.

Y eso no es porque las pantallas sean demasiado cortas, porque el recorrido se alarga y con los combates y conversaciones duran al menos unos 20 minutos cada una, las del principio. El diseño es completamente poligonal, incluso a pesar del mundo de papel, pero la estructura es lineal con ramificaciones y no trata de ocultarlo demasiado. Me ha llamado la atención que haya tiempos de carga dentro de las pantallas al pasar de unas zonas a otras, aunque son mínimos y al parecer sirven para dividir los caminos de cada estrella.

Si conseguir la primera del nivel 1-1 es un ejemplo de algo, entonces estamos ante un título que equilibra avance, conversación y combate. Tiene su pequeña historia, y es que un shy guy ha robado la pintura de la estrella y se ha escapado corriendo con ella. No basta con darle caza, también hablas con él y llegas a un pequeño acuerdo que, por supuesto, no se cumple. Entonces se produce un divertido efecto de transformación del escenario que podéis ver en el vídeo y que demuestra el rendimiento que Intelligent Systems va a sacar a las texturas y a su fragilidad en la trama y en los puzles.

Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash
Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash

No me quiero repetir demasiado sobre el sistema de combate, que como os explicaba se basa en un sistema de cartas y turnos, pero muy activo. Primero, porque antes de la transición de la exploración a la batalla puedes tomar ventaja si golpeas a un enemigo, y segundo por las pulsaciones en el momento de aplicar el turno en combate y en defensa. Lo que sí hemos experimentado esta vez es el control de todo esto, que está diseñado totalmente pensando en el Wii U Gamepad y eso puede resultar algo tedioso (y lo saben). Al entrar en modo combate el Wii U Gamepad muestra las cartas disponibles. Con el dedo debes tocar y colocar la que quieras en un recuadro; tras seleccionarlas, si es necesario hay que rellenarla de pintura con una pulsación; y por último hay que lanzarla con un movimiento hacia arriba. Como mecánica está bien conseguido pero tras 15 o 20 horas de juego seguro que ya no apetece estar cambiando continuamente de postura. No pasa nada, en configuración hay una opción para hacerlo todo mediante botones.

En esta pequeña demostración no tuvimos que celebrar ningún gran combate, solo enfrentamientos contra Shy Guys y tortugas muy básicos en los que apenas usamos martillazos y saltos. Eso sí, aquí ya vimos un vacío en la información que no debería ocurrir en un título destinado a toda la familia como este ya que no sabemos cuál es el efecto de cada ataque excepto por la vida que quitan, y siempre te queda la duda de si te estás pasando o quedando corto a la hora de seleccionar ataque.

No me malinterpretéis, Paper Mario: Color Splash lo tiene todo para ser un gran juego y poder seguir con esa línea del catálogo de Wii U de muy pocos juegos pero todos muy buenos, algo tan opuesto a lo que le ocurrió a su predecesora. Contiene una estructura que puede atraer perfectamente a los amantes de los juegos de Super Mario de plataformas y unos combates que satisfagas a quienes quieren algo más complejo. Pero es mucha batalla para él solo competir contra el catálogo de otras máquinas. Comprobaremos el poder de combate de la pintura a partir del 7 de octubre.

Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash
Paper Mario: Color Splash
Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color SplashPaper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash
Paper Mario: Color SplashPaper Mario: Color Splash