Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Figment

Figment - impresiones

Una bonita aventura musical a través de la mente dibujada a mano.

  • Texto: Jon Calvin
Figment

La mente es compleja, y su manera de lidiar con los traumas es aún más complicada. Figment, cuyo lanzamiento se espera para este verano, busca explorar estos complejos temas de una manera colorida y alegre con un estilo artístico peculiar, dibujado a mano. Lo primero que hay que tener en cuenta es que, sin ninguna duda, se trata de un juego musical: las trompetas y guitarras brotan del suelo como si se tratara de vegetación y muchos personajes se arrancan espontáneamente a cantar a la más mínima oportunidad. Las actuaciones musicales y la banda sonora dan al juego un tono amable, a pesar de que esté tratando un tema potencialmente serio.

En esta aventura serás Dusty, la antigua voz de la mente de la valentía, que se volvió obsoleta después de que el cerebro superara un antiguo trauma. Este exhéroe gruñón va acompañado de un compañero siempre optimista, Piper. Juntos intentarán averiguar cuál es la nueva amenaza que parece haberle vuelto a quitar el valor a la mente y la ha llenado de pesadillas y horrores. Viajarás por diferentes áreas de la consciencia, resolviendo puzles para arreglar las cosas y acabando con las pesadillas, con el objetivo de restaurar el coraje perdido.

Figment

La mecánica del juego es simple pero intuitiva, lo que te permitirá explorar con facilidad el entorno isométrico 3D. Los puzles son tan gratos como inteligentes y a menudo tratan temas musicales en consonancia con el diseño del juego. Dusty puede rodar, recoger y colocar objetos, así como usar la espada para atacar. Esto último se puede hacer de dos maneras diferentes: una es un golpe rápido mientras que la otra es un corte cargado que tiene bastante área de efecto. Gran parte de la mecánica de Figment remite a la mente que estás explorando. Te verás recogiendo endorfinas y adrenalina para estimular tu carácter. También recoges trozos de memoria que más adelante harán referencia a la narrativa.

Dusty comienza el juego conforme con la creencia de que la mente ya no le necesita y con la firme intención de no hacer absolutamente nada, hasta que su amigo Piper le incordia. En seguida se dará cuenta de que una criatura de las pesadillas ha infectado la zona del cerebro en la que vive y que, además, ha robado su álbum de recuerdos. Nuestro protagonista persigue a la criatura, pero esta escapa, así que va en su búsqueda en dirección a las Islas de la Libertad, el centro creativo del subconsciente, que muestra los diferentes diseños de cada parte del cerebro. Las Islas de la Libertad están llenas de colores e instrumentos musicales que brotan del suelo, notas musicales que flotan en el aire. Parece que cada zona en Figment tiene sus propias características que la definen, lo que le da una gran variedad.

El estilo visual del juego es particularmente importante, pues los gráficos dibujados a mano son sorprendentes. Parece que artistas como Paul Kibdy, conocido por su trabajo con Terry Pratchett en la saga Discoworld, han servido de inspiración para Figment, así como las ilustraciones de Quentin Blake, famoso por su trabajo en las obras de Roald Dahl. Tiene una calidad de pintado que combina con los colores llamativos y el paisaje de las diferentes áreas del cerebro que explorarás. Las animaciones son relativamente suaves, capturan todas las acciones del personaje de una forma eficaz y las partes de combate también se ven bastante fluidas. Sin duda el juego utiliza diferentes estilos artísticos, y esto hace que descubrir su mundo sea interesante y cautivador.

Figment

La banda sonora se podría describir como dinámica, pues contiene un gran abanico de estilos musicales. El mundo del juego en sí mismo cobra vida y pasa a formar parte de la banda sonora a medida que interactúas con el entorno. Que, además de esto, cada área tenga su propio tono musical adaptable crea una sensación de distinción a cada zona del cerebro que remarca lo importante que es la música para la estética del juego.

En general, Figment ofrece una aventura interesante y relajada en un mundo de color al que la música da vida. Los puzles son lo suficientemente complejos para captar tu atención, pero tampoco te tienen demasiado rato intentando averiguar qué hacer para pasar a la siguiente zona. Los personajes son profundos y se identifican con temas serios de una manera única. Todo tiene una calidad mágica, de cuento de hadas que con suerte estará en el juego final, aunque aún en este estado ya nos parece una forma perfecta de examinar la manera en la que la mente trata y procesa los traumas. Figment se estrenará en el verano de 2017 para PC y mac, y posiblemente sobre la misma fecha para consolas.

Figment