Español
Gamereactor
análisis
Twelve Minutes

Análisis de 12 Minutes

Tan poco tiempo y tantas posibilidades.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Imagina lo siguiente: estás atrapado en un bucle infinito de 12 minutos en el que te ves obligado a ver tu propio y siniestro final, una y otra vez, a menos que descubras cuál es la correcta serie de acciones que debes llevar a cabo para liberarte. Este es el intrigante argumento horripilante de Twelve Minutes, un thriller interactivo que llevamos esperando con ganas desde hace más de media década.

En 12 Minutes, eres un personaje anónimo que acaba de llegar de vuelta a tu hogar tras un día aparentemente normal en el trabajo. Después de disfrutar de una velada romántica en casa con tu mujer, todo se transforma rápidamente en caos cuando un hombre que dice ser policía irrumpe en tu casa y te esposa. Tras hacer una acusación aparentemente absurda de que tu mujer ha asesinado a su padre, se lanza sobre ti y te estrangula hasta matarte. Esta es la escena que estás obligado a repetir una y otra vez, a menos que cambies tus acciones durante la noche y descubras cómo romper el bucle.

El sistema de juego se basa en el clásico estilo point 'n clic, y vas a tener que ser muy creativo y probar todas las posibilidades. La acción tiene lugar exclusivamente desde una vista cenital y, para usar cualquier objeto de tu inventario, tan solo debes hacer clic sobre él y arrastrarlo hasta el objeto o la persona que quieras para que interactúe con él. Estás limitado a tu apartamento (si te vas, el bucle se reinicia), y debes ir probando en cada bucle de doce minutos. Puedes usar diferentes objetos u opciones de diálogo.

Tras fracasar unas cuantas veces en mi intento de atacar al intruso con el cuchillo que encontré en la cocina, me vi obligado a cambiar de estrategia. Decidí coger las pastillas que había en el baño y se las metí en la bebida a mi mujer para dejarla inconsciente cuando llegara el intruso. Esto me permitió interrogarle directamente (normalmente te estrangula sin pensárselo demasiado) para poder saber más sobre su identidad y sus motivos. Aun así, como era de esperar, la partida volvió a terminar conmigo sin poder respirar y despertándome con sudores fríos. Al menos había obtenido algunas pistas fundamentales que me podrían acercar más a la verdad. Esto es lo que pasa en cada partida de Twelve Minutes: puede que no tengas éxito, pero siempre estás más cerca de conseguirlo.

Twelve Minutes

No quiero desvelar demasiados detalles, pero sí tengo que decir que la historia te mantiene en un estado de shock permanente, suelta un bombazo detrás de otro. Justo cuando creía que había empezado a resolver el misterio, el juego hacía otra revelación que me dejaba pensando otra vez. Otra cosa que hace bien es que logra que empatices con el protagonista, ya que estás con él en la misma aventura, viviendo el mismo bucle constantemente sin sentirte más cerca de la verdad. Cada vez que le da un puñetazo a la pared o maldice en voz alta, lo notas como si fuese un puñetazo en el estómago, porque ambos estáis sintiendo lo mismo a la vez.

El reparto estelar, compuesto por Daisy Ridley (tu mujer), James McAvoy (el protagonista) y Willem Dafoe (el intruso), nos ofrece una actuación magnífica en todo momento. Es increíble la emoción que han sido capaces de expresar a través de sus voces si tenemos en cuenta que los rostros y las expresiones de los personajes no se ven en ningún momento. Otra prueba de lo bien escrito que está el juego es que la historia es interesante en todo momento, a pesar de que solo hay tres personajes con los que vas a hablar una y otra vez.

Pese a que a mí me ha resultado adictivo tener que darle vueltas a cómo cambiar mi estrategia, tengo que admitir que esta dinámica de ensayo y error no será del gusto de todo el mundo. Aunque puedes saltarte los diálogos repetidos y acelerar el tiempo si te quedas en el armario, sigues estando en las mismas cuatro paredes y presenciando los mismos acontecimientos una y otra vez. Nadie te lleva de la mano y no te van a dar ninguna indicación o pista si te bloqueas. Tu única opción es sentarte a reflexionar concienzudamente sobre el desarrollo de los acontecimientos, cosa que se puede volver frustrante cuando la respuesta no parece inmediatamente obvia. Por ejemplo, mirar a un reloj para viajar en el tiempo no es algo que se me habría ocurrido de primeras.

Twelve Minutes es uno de los juegos narrativos más misteriosos y apasionantes que he jugado en años. La historia está repleta de giros argumentales y su reparto estelar ayuda a que los personajes parezcan humanos y creíbles. Además, su diseño minimalista me ha resultado impresionante, pues me ha obligado a probar todas las opciones posibles y a reflexionar muchísimo sobre cada situación. Dicho esto, no creo que la dinámica de prueba y error le guste a todo el mundo, y algunos de los puzles pueden resultar demasiado enigmáticos y oscuros.

Twelve MinutesTwelve Minutes
Twelve Minutes
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La historia está repleta de giros inesperados y bastante siniestros, el trabajo de voz es soberbio, su gameplay te empuja a pensar meticulosamente en cada posibilidad.
-
Puede ser un poco demasiado críptico, su naturaleza ensayo-error puede ser frustrante.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.