Español
Gamereactor
análisis
Aerial_Knight's Never Yield

Análisis de Aerial_Knight's Never Yield

Aunque parezca mentira, este endless runner se ha apresurado demasiado.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Pese a que los endless runners no me atraen mucho, Aerial_Knight's Never Yield me llamó la atención cuando se anunció el mes pasado. El tráiler nos mostraba un llamativo estilo cel-shading y un sistema de juego que parecía tener elementos de parkour similares a los de Mirror's Edge. Por desgracia, y aunque no tenía muchas expectativas, me llevé una decepción y me quedé con la sensación de que este título se podría haber cocinado un poquito más.

En Never Yield te pones en los zapatos de Wally, un hombre que se da a la fuga tras descubrir pruebas demoledoras relacionadas con su ciudad natal. Suena bien, ¿eh? Por desgracia, la historia brilla por su ausencia; la única forma de enterarme de por qué me perseguían drones y tíos armados fue leer la descripción del juego en Steam. Never Yield tiene secuencias cinematográficas, pero son de escenas de acción llamativas sin más que no presentan textos ni diálogos que ayuden a tirar de la trama.

Como ya he comentado, se trata de un endless runner, cuyo objetivo es recorrer los escenarios de principio a fin sorteando los obstáculos que aparezcan en el camino. Los controles son muy simples, dado que solo tienes que pulsar los botones de la cruceta para realizar una u otra acción. Pulsar hacia abajo te permite deslizarte para pasar por debajo de objetos, mientras que pulsar hacia arriba te permite saltar por encima de ellos; con el botón izquierdo de la cruceta realizas un salto lateral con un giro y, si mantienes pulsado el derecho, puedes correr más rápido para atravesar puertas de cristal o escapar de los enemigos que te persiguen. En este sentido, estrellarte contra cualquier objeto mientras corres a toda velocidad no resulta problemático: los puntos de control son muy permisivos y las vidas son infinitas.

Never Yield cuenta con tres niveles de dificultad: normal, difícil y muy difícil. En el modo normal, el juego se ralentiza ante los obstáculos para que tengamos tiempo suficiente para reaccionar y los objetos que se encuentran en nuestro camino se iluminan de diferentes colores, de acuerdo con los botones que haya que pulsar. La duración de este efecto se reduce en los niveles más difíciles, por lo que estos requieren unos tiempos de reacción más reducidos. Aunque parezca extraño, el modo normal me pareció más complicado que los otros dos: la acción se ralentizaba con mucha anticipación, por lo que, cuando sucedía, saltaba sin querer creyendo que era el momento ideal para hacerlo.

Aerial_Knight's Never Yield

Aunque este aspecto resulta molesto, lo que menos me gustó fue lo mucho que se parecen los escenarios, hasta tal punto que algunos parecen calcados. He pasado por los mismos paisajes y he tenido que sortear los mismos obstáculos una y otra vez. Además, el juego se antoja demasiado corto: solo tiene 13 fases, las cuales no requieren más de cinco minutos si no mueres demasiadas veces. Una vez lo acabas, no hay muchos motivos para volver a jugarlo, con la excepción de probar otros niveles de dificultad o intentar batir tus récords.

Por otra parte, debo mencionar que basta con saltar para sortear muchos obstáculos que, en principio, se deberían sobrepasar de una forma más técnica. Además, en algunos casos, como el de las mesas, no queda claro si se pueden sortear o no deslizándote y pasando por debajo. Otro aspecto que, para mí, parece de sentido es el hecho de que, en el segundo episodio, haya un boss que te obliga a esquivar cohetes y que, en el resto del juego, no haya ningún otro un encuentro de este estilo. Puede que esta incoherencia se deba a la falta de tiempo, pero creo que un poco de variedad en este sentido podría haber hecho mucho.

Aerial Knight's Never Yield es un proyecto simplón que llega a ser decepcionante dentro de un género que, en sí mismo, tampoco destaca por la calidad de sus obras. Los 13 breves escenarios hacen de él un título demasiado corto y el hecho de que los obstáculos y fondos que estos presentan sean exactamente iguales tampoco ayuda. Aun así, la acción resulta accesible y excusable; además, me ha encantado su estilo y la banda sonora. Como he dicho al principio, tengo la sensación de que este lanzamiento se apresuró demasiado y que, si se le hubiese prestado un poco más de atención, podría haber salido mucho mejor.

Aerial_Knight's Never YieldAerial_Knight's Never Yield
Aerial_Knight's Never Yield
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Los controles son simples, los puntos de control son permisivos, tiene un estilo visual moderno y la banda sonora mola.
-
Es muy corto, los escenarios se parecen mucho y la dinámica del juego no ofrece mucha variedad.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.