Español
Gamereactor
análisis
AEW: Fight Forever

Análisis de AEW: Fight Forever

Johan Vahlström, nuestro rey de la lucha libre y experto en deportes, ha repartido golpes, martinetes y bofetadas por doquier para traernos su análisis de AEW: Fight Forever.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Durante décadas, los juegos de lucha libre han sido dominados por varios de la franquicia WWE. Desde Smackdown! vs. Raw hasta WWE 2K. Y lo mismo ha ocurrido en el mundo real de la lucha libre. Otras empresas más pequeñas como NJPW o TNA han probado suerte con Fire Pro Wrestling World y TNA Impact! respectivamente, pero solo han sido capaces de llegar a un puñado de aficionados. Sin embargo, ha surgido en los últimos años un nuevo competidor, AEW, cuyo primer juego acaba de ver la luz: AEW: Fight Forever. Me encanta All Elite Wrestling y es la empresa de lucha libre que más sigo; por desgracia, no se trata de un juego que vaya a querer jugar para siempre.

AEW: Fight Forever

El equipo de desarrolladores de Yuke's sienta unas excelentes bases que se alejan un poco del ultrarrealismo que van persiguiendo la mayoría de juegos de deportes hoy en día. En su lugar, han optado por volver a esa sensación arcade al estilo de WWF No Mercy para Nintendo 64, algo que andaban buscando según el mismísimo Kenny Omega, una de las personas detrás del videojuego, andaban buscando. Las bases son sólidas, pero es una lástima que todo lo que se construye a partir de ahí es una especie de paso en falso inestable. Porque el juego tiene problemas, desde algunos menores hasta otros graves que lastran la experiencia de juego.

Voy a empezar por lo que me gusta que, para sorpresa de casi nadie, se trata del estilo arcade del juego. Es muy divertido cuando todo funciona en el ring. Un botón para dar puñetazos, otro para dar patadas, otro para golpear y otro para agarrar, con algunos cambios para las diferentes llaves. Es tan sencillo que ni los principiantes tendrán problemas al comienzo. Pulsa LB y RB en Xbox o L1 y R1 en Playstation para bloquear agarres o puñetazos. Si pulsas el botón izquierdo evitarás un agarre; si lo que te viene es un puñetazo, te lo comerás. Para evitarlo, has de pulsar el botón derecho para bloquear tanto puñetazos como patadas. No es muy complicado de entender, aunque puede llevarte un poco controlar la sincronización. El juego toma prestado de otros títulos un medidor de ímpetu. Si golpeas a tu oponente, se llena; si él te golpea a ti, se vacía. Cuando esté completamente lleno, podrás hacer tu golpe característico. Para hacer tu golpe final, tienes que hacer una pequeña provocación, aunque cuesta algo de trabajo. No entiendo por qué eligieron esta forma para intentar hacer un pinfall, ya que consiste en aporrear botones constantemente sin ningún indicador que te diga cuántos tienes que pulsar. El árbitro puede gritar «1, 2, 3... ¡que suene la campana!» mientras me dejo los dedos pegados al mando sin tener ni idea de si he estado cerca de conseguirlo o no.

Publicidad:
AEW: Fight Forever

Y no es el único problema que el juego tiene en el ring. Parece que los personajes controlados por ordenador no entienden cómo pasar por encima de alguien que yace en el suelo. Imagínate que estás jugando una partida con tres personajes. Uno de ellos ha sido derribado y es muy probable que el personaje controlado por ordenador que queda quiera dirigir su sed de sangre hacia ti, que te encuentras mirando al techo al otro lado del personaje derrotado en el suelo. Pues no puede, ya que ese medio cadáver que se encuentra en mitad del ring se ha convertido en un muro invisible imposible de traspasar. También hay problemas de visibilidad, dándose ocasiones en las que parece que dos borrachos se están pegando en la oscuridad de la noche. Si a todo esto le añadimos algunos errores en los gráficos, nos queda una mezcla bastante poco atractiva.

¿Por dónde sigo con mi decepción? Creo que voy a ir ahora con la elección de luchadores. Aunque hay bastantes de ellos entre los que elegir, echo de menos algunos de los mejores. La pareja FTR ha sido confirmada para un DLC más adelante. La presencia de Claudio Castagnoli, conocido anteriormente como Cesaro, brilla por su ausencia. The Acclaimed no pueden darse la mano. Grandes campeones como Toni Storm y Hook tampoco están. Sí que está Cody Rhodes, aunque dejó la empresa hace ya más de un año.

AEW: Fight Forever
Publicidad:

¿Es capaz Camino a la Élite, el modo historia del juego, de invertir la tendencia negativa? Sí y no. Es posible ponerse en la piel de un jugador real o de uno personalizado. Por mi parte, yo creé a mi Svenne Vikingsson en un creador de personajes bastante escueto y le puse unos pantalones cortos con el estampado de la bandera de Suecia que había disponibles. ¿Y de dónde es? Pues sueco seguro que no, ya que no es una de las nacionalidades que te deja elegir. Sí, puedes poner a tu personaje unos pantalones y una gorra con la bandera de Suecia, pero no puede representar a Suecia. Estupendo. Al principio tendrás a tu personaje compitiendo en el Casino Battle Royale. Lo que me gusta de la historia es que puedes tomar diferentes rumbos en función de si ganas o pierdes los combates. Esta se divide en cuatro capítulos que desembocan en un evento PPV. Cada capítulo está dividido en cuatro semanas en las que la historia va avanzando, aunque la cuarta semana es siempre para el mismo PPV. En función del éxito (o de la falta de este) que tengas, cada capítulo puede tratarse de una de tres historias distintas: 1A, 1B, 1C, 2A... y así sucesivamente.

Además, cada semana puedes hacer cuatro actividades diferentes. Entrena en el gimnasio para conseguir puntos de habilidad, visita el lugar en el que te encuentres para reponer energía, come en un restaurante autóctono para obtener aún más energía, da una rueda de prensa, juega a minijuegos y mucho más. También te permite desbloquear conversaciones secretas con otros personajes. Esto quiere decir que es un juego hecho para jugarlo varias veces, ya que el modo historia ni siquiera es tan largo, pudiéndose jugar incluso en una tarde. Tampoco esperes un Nobel de Literatura, pero está bastante entretenido. Sí que he de decir que, en este punto del juego, me encuentro con un fallo grave: no me permite avanzar a la última semana. Cuando pulso en «ir al PPV», el juego se queda pillado, lo que me obliga a hacer un reinicio forzado.

AEW: Fight Forever

Los gráficos y el sonido tampoco son nada del otro mundo. No me parece mal que hayan optado por dar un aspecto menos realista a los personajes, algo que queda claro desde el principio. No obstante, algunos personajes parecen raros, con un Chris Jericho que es tan ancho como la puerta de un establo. El sonido está bien a ratos. Por ejemplo, no hay comentaristas durante los combates, sino música de fondo. Aunque puede que esto no guste a algunos, el hecho de que sea un juego más de estilo arcade hace que me parezca bien.

Lo que sí que es un despropósito son las voces dobladas del modo historia. El bueno de Jim Ross no ha sonado menos motivado en su vida. Su doblaje es tan malo que dan ganas de reírse por no llorar. Esto no quita que los sonidos del ring no estén nada mal, desde puñetazos hasta cualquier otra cosa que pueda pasar ahí. Existen varias posibilidades dentro del ring en cuanto a tipos de combates. Están los clásicos 1 contra 1 y por equipos, pero también cuentas con el Casino Battle Royale y el Exploding Barbed Wire Death Match. Este último es tan sangriento que incluso los juegos de la WWE tienen que mirar hacia otro lado.

AEW: Fight Forever

Tengo sentimientos encontrados sobre AEW: Fight Forever. Es un juego muy divertido y cuenta con una lucha libre de estilo arcade de primera categoría siempre y cuando todo funcione en el ring, lo que no quita que no se encuentre en ocasiones algo desprovisto de contenido. La mejor descripción que puedo dar es basándome en el combate entre Jon Moxley y Kenny Omega en el Exploding Barbed Wire Death Match que os he mencionado antes: la base es superinteresante y muy especial, pero al final no deja de ser una bengala en lugar de una gran explosión. Aunque todo hay que decirlo, hasta las bengalas pueden llegar a entretener.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Divertido juego de lucha libre estilo arcade, con un modo historia que puede jugarse varias veces.
-
Multitud de errores, faltan muchos personajes, gráficos y sonido de calidad irregular.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
AEW: Fight ForeverScore

AEW: Fight Forever

ANÁLISIS. Autor: Johan Vahlström

Johan Vahlström, nuestro rey de la lucha libre y experto en deportes, ha repartido golpes, martinetes y bofetadas por doquier para traernos su análisis de AEW: Fight Forever.



Cargando más contenido