Español
análisis
Age of Empires III: Definitive Edition

Análisis de Age of Empires III: Definitive Edition

El menos viejo, el menos conocido, abre camino a AoE IV.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Dicen que tres son multitud, pero en el caso de Age of Empires lo que forman desde esta semana es una trilogía de remasterizaciones que recogen la historia de la humanidad en contenido y la de los videojuegos en presencia. Mejorados, por supuesto, pero sobre todo modernizados. PC recibe Age of Empires III: Definitive Edition 15 años después del estreno original, el que deja ya el camino marcado al nuevo, al esperado, Age of Empires IV.

AoE3 es un juego de estrategia a tiempo real centrado especialmente en la economía, que trata una era caracterizada por la exploración y la explotación de las partes del mundo menos desarrollada a manos de las superpotencias europeas del momento. Con el prisma de hoy en día, con las masacres coloniales condenadas como tal, requiere más delicadeza. World's Edge y sus estudios asociados han reformado la forma de tratar la historia por respeto a las civilizaciones nativas de América y su representación en el juego. Es uno más de los muchos cambios.

No el primero que entra por el ojo, aunque sí se beneficia de él. Lo que llama la atención antes de nada es la mejora visual. Como en las ediciones definitivas anteriores, puede que parezca que estás viendo el mismo título nada más arrancar la partida, pero poco a poco el cerebro va procesando y se da cuenta de que lo que tiene delante está mucho más detallado y avanzado que lo recuerda. La actualización visual a 4K es impresionante gracias a unos modelados, texturas y animaciones impresionantes que afectan a todos elementos que hay sobre el mapa. Los edificios tienen presencia, las explosiones, potencia, y cuando ordenan a un potente ejército colisionar con otro, surge un caos que impresiona. Hasta la banda sonora ha sido remasterizada y engordada con melodías temáticas para cada población. La presentación es muy, muy potente.

Como esta versión moderna incluye las dos expansiones, acumula más de 50 misiones de campaña. No he podido jugarlas todas en el margen de tiempo de análisis, pero me han encantado las que he probado. Los objetivos encajan con el acto de decidir y cada escenario te da un sentido y te orienta para que no pierdas en escaramuzas por libre. La parte negativa es que de vez en cuando hay objetivos predefinidos, y si te despistas y fallas en tu misión por la razón que sea, hay que volver a jugarlo todo desde el último punto en el que hubieras guardado, que en este tipo de títulos no es una costumbre.

Age of Empires III: Definitive Edition

La campaña abre un abanico de diversidad de gameplay genuino, siempre dentro de su marco de mecánicas ampliado pero limitado. Casi siempre empiezas con una pequeña cohorte, y después vas siguiendo pasos marcados al mismo tiempo que desarrollas tu base. La experiencia me dice que lo mejor es ir siempre a la guerra con un ejército sobredimensionado, porque nunca se sabe cuántas tropas vas a necesitar ni tampoco son tan bravas o eficientes como esperas de ellas. Para lograrlo, como saben los fans del RTS, hay que construir una economía sólida y acumular riqueza, o más bien administrarla bien en inversiones que permitan evolucionar más rápido. No es siempre así, pero el equilibrio entre economía y poder militar es la clave de Age of Empires.

Además de todas las historias y tramas que contaba ya de antes, el AoE3 moderno incluye más misiones de dos tipos, retos e históricas. Después está el clásico modo Aleatorio con todas sus vertientes, que es ideal para ir cogiéndole el punto a las dos civilizaciones nuevas producidas por el nuevo equipo, Suecia y los Incas. Comencé por los nórdicos y pronto dejaron ver su naturaleza más agresiva. Si AoE triunfó es porque hasta su modo de juego más básico engancha y esta vez está totalmente preparado para ofrecer variedad con sus 16 civilizaciones y sus muchos mapas con varias distribuciones. Sin dejar de lado el editor de escenarios, que te aporta mucho control sobre lo que va sucediendo.

De momento no he pasado de el nivel de difícil estándar, una cuenta pendiente para comprobar cómo evoluciona la IA. En esta está bastante estática y es más benevolente de lo que podría, fingiendo errores que podría evitar. Age of Empires III: Definitive Edition está igualado en dificultad por abajo pensando en que así será más divertido y menos frustrante, pero no sé si es la mejor opción. Se puede decir que hasta nivel es un juego de construir y desarrollar la base que acaba en una gran batalla que puedes ganar. Ahora bien, al final del camino espera un nuevo modo Extremo que a saber qué barbaridades es capaz de cometer, pues ha sido introducido a partir del comportamiento de los mejores jugadores online.

Age of Empires III: Definitive EditionAge of Empires III: Definitive Edition

Apuntalado la acción queda tu metrópoli, aunque me he quedado con la impresión de que esta parte del juego es un poco opaca, de que podrían haber explicado mejor cuál es su función. Puedes personalizarla según la civilización con los objetos decorativos que se adquieren gastando puntos in-game. Pero lo más fascinante es su integración, porque los bonus que desbloqueas te llegan dentro de la partida, así que merece la pena pensar tranquilamente cuáles escoges.

Por mucho que este Age of Empires 3 remasterizado sea un título independiente, es indivisible de las dos entregas anteriores, incluso más ahora que en su tiempo. AoE 3: Definitive Edition es una superación con sentido a lo que tan bien se hizo en el 1 y en el 2 gracias a los cambios en el gameplay introducidos y a cómo se amolda mejor a un periodo histórico. Por muy antiguo que sea, es un RTS espectacular que además trae muchísimo contenido a un precio muy ajustado. El consejo de Gamereactor: juégalos en orden y fluye con la historia, tanto la de la humanidad como la de los videojuegos.

Age of Empires III: Definitive Edition
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Las mejoras tocan cada sección como deben. Fenomenal de gráficos y sonido. Muchísimo contenido. Un ejercicio de respeto a América.
-
Algunas estructuras de misión arcaicas ya no pegan. Las mecánicas de la metrópoli no está bien aprovechadas ni explicadas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.