Español
Gamereactor
análisis
Alex Kidd in Miracle World DX

Análisis de Alex Kidd in Miracle World DX

La locura de los plataformas ha ayudado a revivir uno de los rostros más terriblemente castigados de los videojuegos. Alex Kidd resucita con este remake.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Aunque sus orígenes se remontan casi al mismo año que el fontanero bigotudo de Nintendo, el legado de Alex Kidd es bastante más trágico. A finales de los 80, el personaje se convirtió en la mascota plataformera de SEGA, pero su ciclo de vida fue más bien corto por unas expectativas incumplidas y cierto erizo de color azul. Tras el spinoff Alex Kidd in Shinobi World lanzado en 1990, el personaje no se ha vuelto a ver durante tres décadas y muchos fans habían perdido la esperanza de verlo de vuelta. Todo eso cambió en junio del año pasado, ya que el estudio indie Jakenteam anunció que cogería lo que quedó de este icono y recrearía su primera aventura, Alex Kidd in Miracle World, en las plataformas modernas.

Alex Kidd in Miracle World DX

Como juego de plataformas, Miracle World es bastante comparable en estilo al Super Mario Bros. original, cosa que tampoco sorprende dado que era su competidor directo. Aquí, los niveles, aunque a veces cambian a un estilo bastante más vertical, son bastante lineales y tienen como meta alcanzar un objeto de comida que hay al final (un claro sustituto del banderín de Mario). Su núcleo 'plataformero' exige una precisión casi perfecta y ajustada al píxel. Alex puede caer fácilmente en un pozo de pinchos si te pasas con el stick analógico. Tener que saltar de una estrecha plataforma a otra ha resultado intenso, muy intenso, ya que nunca te libra de ese miedo a perder el control del personaje en cualquier momento.

Estos niveles también contienen muchas cajas que Alex puede romper con sus enormes puños, y su contenido no siempre es bueno. De vez en cuando, te topas con cajas marcadas con un signo de interrogación, que pueden ayudarte dándote una vida o pueden ser fatales. A veces, una figura encapuchada saldrá de ellas y te perseguirá hasta la muerta, así que tienes que pensártelo bastante. También hay sacos de dinero que encontrarás repartidos por todo el juego y que se pueden usar para comprar objetos temporales y vehículos en las tiendas que hay al comienzo de cada nuevo nivel.

En lugar de lanzar bolas de fuego o pisotear las cabezas de sus enemigos saltando, Alex utiliza sus puños para defenderse. Eso sí, solo puede hacerlo si está cerca de los enemigos, y también implica cierto riesgo, ya que los enemigos no se están quietos y nuestro protagonista puede morir de un solo golpe. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que me mataron por acercarme demasiado a un enemigo y, durante la recta final, decidí que era demasiado arriesgado y preferí evitar el combate todo lo posible. No obstante, como he mencionado, puedes obtener objetos como un anillo con el que disparar proyectiles, cosa que facilita mucho los encuentros aunque sea temporalmente.

Alex Kidd in Miracle World DX

Puede que el núcleo del juego haya permanecido intacto, pero el apartado visual y la banda sonora se han mejorado por completo, y el resultado es impresionante. Los niveles que antes se caracterizaban por unos fondos azules estáticos han cobrado vida con una estética 'cartoon' y los entornos y diseños de enemigos se han rehecho por completo para darles mucha más personalidad. Algo que me ha encantado es la opción para cambiar al vuelo entre el estilo clásico y el moderno. Casi parece que tengas dos juegos en uno. Más de una vez cambié de estilos, porque me parece asombroso lo fresco y nuevo que se siente el juego sin poner en compromiso sus bases.

Además de esta presentación renovada, también hay un puñado de divertidos modos extra a los que los jugadores pueden hincarle el diente una vez han visto los créditos. Tenemos un Boss Rush que te exige acabar con todos los jefes de una sentada, y también un modo Clásico que te permite jugar al título tal cual era en 1986. Curiosamente, puedes cambiar la "dieta" de Alex en el menú, modificando la comida que va a devorar al final de cada nivel. Lo realmente impresionante de todo esto es que también modifica los objetos que hay en la versión clásica del juego, además de en la renovada.

Ser un remake fiel al original también tiene sus inconvenientes, ya que Miracle World DX es brutalmente difícil en comparación con otros plataformas modernos. Alex la diña en cuanto un enemigo respira cerca de él, y solo tienes tres vidas antes de ver el letrero de "Game Over. Esto, unido a la precisión de las plataformas, provocó que no fuera capaz de superar el primer nivel hasta que, como un cobarde, me fui a las opciones y activé las vidas infinitas. El juego también se queda corto en cuanto a duración, ya que solo tiene 17 niveles y pude terminarlo en unas 3 horas, a pesar de morir una cantidad tan alta de veces que prefiero no mencionarla. Entiendo que los desarrolladores tenían una cantidad limitada de material con el que trabajar debido a que es un juego bastante primitivo, pero eso no impide que resulte un poco corto en comparación con otros lanzamientos recientes del mismo género.

Alex Kidd in Miracle World DX es un remake increíblemente elaborado que se mantiene fiel al original aunque no haya envejecido bien en ciertos aspectos. Al alternar entre el remake y el original, la diferencia es como la que hay entre el día y la noche, y sus dos nuevos modos: Boss Rush y Clásico, son añadidos divertidos para los fans que vuelven a él. Lo apreciarán. Dicho esto, la dificultad es especialmente dura en comparación con plataformas más modernas, y su duración es terriblemente corta incluso para alguien con tan poco talento en el género como yo. Si eres un fan acérrimo del original, es imprescindible, pero, para el resto, deben tener cuidado con dónde se van a meter.

Alex Kidd in Miracle World DXAlex Kidd in Miracle World DX
Alex Kidd in Miracle World DX
06 Gamereactor España
6 / 10
+
El apartado visual y la banda sonora se han recreado de forma impresionante. Los nuevos modos son divertidos y los niveles bastante variados.
-
El 'plataformeo' es dolorosamente preciso. El juego es terriblemente corto. Puede resultar excesivamente difícil sin vidas ilimitadas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Alex Kidd in Miracle World DXScore

Alex Kidd in Miracle World DX

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

La locura de los plataformas ha ayudado a revivir uno de los rostros más terriblemente castigados de los videojuegos. Alex Kidd resucita con este remake.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.