Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Alien: Blackout

Análisis de Alien: Blackout

Amanda Ripley vuelve con otra plaga de la que ocuparse.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Cuando se anunció Alien: Blackout, los fans se mostraron dudosos, sobre todo después del desastre que fue el anuncio de Diablo Immortal. Lo que estaban esperando no era que sacaran más adaptaciones para móvil de sus juegos favoritos, sino que sacaran los de verdad. En el caso de Alien, la última vez que pudimos probar un buen juego fue con Alien: Isolation, del cual Creative Assembly se encargó de que fuese increíble, aunque quizá un poco largo. Tras haber escapado de Sevastopol queríamos una secuela directa, pero nunca se llegó a hacer.

Por lo tanto, cuando comenzaron a correr los rumores de que se iba a hacer un nuevo juego protagonizado por Amanda Ripley, la heroína de Isolation, la gente cruzaba los dedos para que fuese una especie de sucesor directo. Sin embargo, Alien: Blackout no era un sucesor directo, sino que es un videojuego de sigilo para móviles al estilo de Five Nights at Freddy's, en el que el jugador dirige a una Amanda más joven y puede controlar lo que ocurre en una estación espacial, donde un xenomorfo está de caza por los pasillos. Vale, no es el juego que habíamos pedido, ¿pero es tan terrible?

Bueno, hasta cierto punto sí lo es, pero podemos admitir que a pesar de que no sea Isolation 2 ni similares, hemos disfrutado jugando. Además, aprovecha muy bien los controles de la pantalla táctil y las mecánicas de juego de siempre funcionan bastante bien con la temática de Alien. Por si no lo tienes claro, te diremos cómo funciona Blackout: el jugador vigila al equipo que, por decirlo suavemente, ha tenido un pequeño incidente, y los guía por la base espacial desde la seguridad de un punto estratégico, que se trata de escondite en el panel de mantenimiento. Tú mismo puedes manejar al equipo y controlar que se mantengan alejados del peligro y se dirijan a su objetivo con instrucciones simples. Eso sí, la cosa se complica al haber un alien gigante merodeando por los pasillos y colándose por las rejillas de ventilación.

Alien: Blackout

En algunos niveles, hay partes que están controladas por cámaras de seguridad y otras veces hay detectores de movimiento que revelan la ubicación del xenomorfo, pero no se puede ver todo a la vez. Blackout es muy directo cuando sabes qué está pasando, pero la tensión aumenta rápidamente cuando pierdes la posición del alien. Además, cuanto más se esparzan los objetivos y tu visión disminuya, lo perderás de vista con más frecuencia. Si tienes cuidado y estás atento podrás tener todo bajo control en la mayoría de los casos, pero esto puede quitarte tiempo y estresarte más cuando el contador de la esquina avance. Tienes que tener en cuenta que si el contador se detiene, se irá la luz y lo próximo que verás será la cara del alien encima de ti. ¡Toma, fin de la partida!

Estar en el escondite no siempre significa que estés seguro. Habrá momentos en los que el alien utilice los túneles de mantenimiento para moverse, y a veces te encontrará e irá a por ti. Podrás adelantarte a estos ataques porque se escucharán y, cuando oigas a la bestia acercarse, tendrás que dejar lo que sea que estés haciendo, mirar arriba y cerrar el túnel para salvarte. Según avancen los niveles, el alien tendrá más túneles por los que salir, por lo que tendrás que ser más rápido. De hecho, lo que más nos gustó del juego fueron esos momentos de susto y aquellos en los que sabíamos que se acercaba a nuestro equipo mientras avanzaban. Puede que Blackout sea diferente a Isolation, pero esa angustia que sientes cuando ves al alien y sabes que puedes perder en cualquier momento ha quedado intacta desde su predecesor de consola.

Alien: Blackout

El juego en sí no es necesariamente largo y puedes terminarlo en una tarde si te pones a ello, pero por su precio es bastante razonable. Si juegas como nosotros y repites todas las misiones hasta completarlas sin perder a ningún personaje, al menos la primera mitad del juego, lo aprovecharás más. Si eres menos perfeccionista, también puedes perder a un par y terminarlo igual. Eso sí, no estamos seguros de que quieras volver a empezarlo así.

Con esto, Alien: Blackout está bastante bien, aunque las animaciones de los personajes puedan ser un poco inexpresivas y la ruta resulte poco natural a veces. Han sabido capturar la atmósfera de la franquicia muy bien y no tenía ningún problema serio de rendimiento (nosotros jugamos en un iPad de 2018). El audio está bien también, pues incluye efectos de sonido escalofriantes para completar tu experiencia, así que asegúrate de que tienes unos buenos auriculares. En general, se podría decir que es un juego bastante bien hecho y la presentación es buena; incluso parece un juego de Alien, aunque no fuese el que esperábamos.

Al final, un juego de esta franquicia te tiene que poner en tensión y, gracias a la estructura de Alien: Blackout, así fue como nos sentimos la mayor parte del tiempo que jugamos. Aún estamos esperando por Isolation 2, o como lo vayan a llamar, y este juego no es lo mismo que el clásico de Creative Assembly, pero es una aventura divertida que funciona en las pantallas táctiles y se aprovecha de los beneficios de la plataforma, aunque sea una experiencia limitada. Blackout es un juego bueno para móvil y hace un uso aceptable de la licencia Alien, pero ahora que ya lo hemos terminado, volvemos a pedir que saquen Isolation 2 otra vez.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Alien: BlackoutAlien: BlackoutAlien: Blackout
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Buena ambientación y capacidad para crear tensión. Se ajusta al universo Alien.
-
No invita a repetir y ofrece poco. Hay animaciones feas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países