Español
Gamereactor
avances
Aliens: Colonial Marines

Aliens: Colonial Marines

Una de las pelis de acción más memorables del siglo y un estudio de renombre a cargo de la continuación del videojuego. Con ese panorama, ¿es que podría salir algo mal?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando escuchas a los desarrolladores de Aliens: Colonial Marines, está claro que están orgullosos por trabajar en la licencia y que tienen planes grandes para ella. Por ahí se empieza bien, porque Alien ha servido de inspiración para muchos videojuegos geniales, mientras que el film es, por supuesto, todo un clásico. Hay mucha responsabilidad sobre los hombros de Randy Pitchford y su compañía.

Aliens: Colonial Marines es la 'secuela' oficial del film de James Cameron. Sucede 11 meses después de Alien 3 y juegas con un nuevo grupo de marines enviados a descubrir qué ocurrió con la USS Sulaco, Ripley, Hicks y los otros marines de LV-426. Es todo fan-service, e incluso han conseguido que Syd Mead se suba al barco, nada menos que el diseñador de Sulaco y la base LV-426, para ayudar con elementos que no estaban en la película pero aparecerán en el videojuego. No podemos cuestionar el esfuerzo por conseguir algo auténtico.

El mismo esfuerzo se ha invertido en la parte técnica. El juego corre sobre el motor de Epic Unreal 3 Engine, pero Gearbox se ha montado su propio renderer para conseguir la iluminación adecuada para el juego. "La iluminación es una parte tan vital de la serie Alien que tiene que quedar perfecta", nos contaba el productor Brian Burleson durante la presentación.

Aliens: Colonial Marines
Publicidad:

Queda claro desde el primer instante de la demo que el trabajo que ha hecho Gearbox con el motor funciona. El contraste entre zonas oscuras e iluminadas es impresionante y nos recuerda a cuando vimos por vez primera Doom 3, cuando nos dejó helados. Los entornos tienen una pinta excepcional, como si estuvieran sacados de la peli, En una escena, el jugador se refugia en lo que parece una zona de carga, mientras le persigue un enorme xenomorfo que usa su descomunal frente como arma principal. El marine corre y atraviesa una especie de puerta de garaje, ya asegurada por otros marines, con la luz del interior casi cegadora comparada con la superficie de la LV-426.

En la demo pasan un montón de cosas. Un alien surge de un conducto de ventilación y agarra a un marine antes de volver a colarse. El miedo vuelven a ponerlo los puntos rojos en los detectores de movimiento, mientras los aliens caen por los conductos. Las puertas quedan selladas, con el alien gigante de la persecución procurando abrirse paso entre paredes y puertas de acero.

Aliens: Colonial Marines

Muchos detalles vienen de la peli. El mencionado escáner de movimiento debe sujetarse como un arma, pues aquí no hay HUD en el casco. El rifle de asalto tiene un hermoso indicador de munición, pero como uses la escopeta, deberás contar las balas 'de cabeza'.

Publicidad:

También vimos ejemplos de torretas automáticas que escupen balas contra los xenomorfos que van avanzando al final del pasillo, mientras la munición se va consumiendo a un ritmo insano. Y está el traje de carga amarillo, diseñado para mover contenedores, que vistió Ripley en la peli. Todo está en su sitio, pero apretujado en tan poco tiempo que es abrumador.

Sólo hemos visto una demostración corta de 10 minutos, quizás montada específicamente para la Gamescom. Esperemos que sea el caso, porque estos minutos estaban demasiado sobrecargados de referencias a la película. Parece incluso que gastaron todo el material a toda prisa.

Aliens: Colonial Marines

Casi todas las veces que el jugador y sus compañeros de escuadrón controlados por la IA entran en una nueva sala, toca nuevo ataque de los aliens, hasta tal punto que la sensación de terror a lo inesperado acaba por difuminarse. La acción parece un poco forzada.

Esperamos que lo que experimentamos se deba a que se trata de una demo controlada, que debe dar muestra del juego en un breve espacio de tiempo. Y que el juego final ofrecerá 'breaks' entre las escenas que recuerdan a los filmes.

Desde la perspectiva visual, el estilo del clásico se ha emulado a la perfección. Aunque las animaciones de los xenomorfos son un poco torpes, aún queda tiempo para que lo arreglen. Entre los valores deberíamos también destacar el modo cooperativo drop-in/drop-out, algo que estaban encantados de enseñar.

Aliens: Colonial Marines

Aunque no somos totalmente entusiastas respecto a lo que vimos de Aliens: Colonial Marines (más por sobresaturación que por otra cosa), salimos de la presentación optimistas. Gearbox lo ha clavado con muchas cosas. El juego presenta un ritmo tenso, lento, que se apoya más en lo que no ha ocurrido que en lo que está pasando. Es el juego que habría que esperar sobre Alien, así que no encaja muy bien con las demostraciones de prensa donde solo tienes una pequeña ventana para enseñar el juego a los periodistas. Y como el estudio parece haber pillado lo que hace genial a Aliens, vamos a hacer la vista gorda con algunas de las pegas y le echaremos la culpa a la demo.

En muchas cosas, Aliens: Colonial Marines es la excepción de la regla que dice que todos los juegos licenciados son una basura. Aunque no estamos aún convencidos, esperamos que salga bien. No sería una sorpresa con tanto avanzado ya y si Gearbox depura lo que queda antes del lanzamiento el año que viene.

Aliens: Colonial Marines
Aliens: Colonial Marines
Aliens: Colonial Marines
Aliens: Colonial Marines

Contenido relacionado

1
Aliens: Colonial MarinesScore

Aliens: Colonial Marines

ANÁLISIS. Autor: Rasmus Lund-Hansen

Con casi cuatro años de retraso y más de veinticinco desde la película original, un videojuego sigue por fin la historia de Aliens.



Cargando más contenido