Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de la barra de sonido Sonos Ray

El último producto de Sonos es una barra de sonido ultra compacta con un diseño elegante, pero que carece de un puerto HDMI, lo que nos ha desconcertado un poco...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Sonos Ray es la nueva y reducida barra de sonido del gigante del sector del audio responsable de excelentes productos como Playbar y Five. La barra es muy compacta, incluso diría supercompacta. Con solo 55 centímetros de ancho y con una profundidad de apenas 9 centímetros, es, en realidad, una de las pocas barras de sonido que no es mucho más ancha que una rebanada de pan. La barra Ray queda muy bien en la mesa, o bajo del monitor del ordenador, aunque ese no es el uso con el que fue diseñada, sino más bien para situarla debajo de la televisión, así ofrece una experiencia de sonido del "mismísimo Hollywood" que nace de su diminuta estructura según promete Sonos en sus campañas de marketing. Eso no es cierto, por supuesto, pero como altavoz funciona perfectamente.

Sonos Ray
La barra Ray está fabricada con plástico en su totalidad. Nada de protección lujosa de tela sobre los altavoces ni botones de cristal. Solo plástico, blanco o negro.

Dentro de la Ray se esconden cuatro altavoces, dos tweeters que se encargan de los agudos y dos woofers de tamaño mediano que manejan las frecuencias medias y el bajo. Para ser tan pequeños como son, los altavoces logran sorprendentemente crear un perfil de sonido creíble, especialmente en las frecuencias más bajas, y esto se debe evidentemente al procesamiento inteligente de la señal digital de Sonos. Sin embargo, se debe recalcar que la Ray no fue diseñada para reproducir audios muy fuertes, debido a que el sonido se crepita con relativa rapidez. En su lugar, es precisamente en un volumen bajo y principalmente cuando estás viendo la televisión, donde el diálogo y el habla son lo más importante para el espacio sonoro, y aquí es cuando este sistema destaca. Sonos dice que la Ray se diseñó principalmente para aquellos que no quieren tener un dispositivo grande o un sistema de sonido completo como tal en el salón de casa, sino una pequeña e imperceptible barra situada debajo la televisión para mejorar el sonido de esta, que normalmente es plano y metálico. Y llevan toda la razón.

Sonos Ray
Como un pequeño altavoz estéreo no está mal. ¿Como barra de sonido? Pues...

La funcionalidad de la Ray está, como es típico de Sonos, bajo el control de su propia aplicación móvil, y siempre y cuando tengas las ganas de configurarla, funciona sin problemas. Hay un sistema de amplificación del habla, uno para la acústica de la sala que incrementa el sonido según el eco que haya en la habitación y un modo noche que, como es habitual, restringe las explosiones fuertes y otros efectos especiales y pone un tope al sonido que la Ray es capaz de producir. Sin embargo, hay un problema con todas estas características y lo que yo considero como uno de los puntos débiles más importantes de esta barra de sonido y este es la ausencia de un puerto HDMI (ARC). Sonos se conecta solamente con una entrada óptica, lo que significa que la tele no reconoce inmediatamente al dispositivo como una barra de sonido y el mando a distancia nunca capta que es lo que se le quiere conectar. Entonces, debes enseñarle esto manualmente a la televisión usando la aplicación de Sonos y el proceso entero está bastante pasado de moda en todos los sentidos malos.

Publicidad:

Por descontado, deberían haber incorporado un puerto HDMI en la parte trasera de la Ray, y naturalmente debería de haber sido compatible con ARC. Tampoco es compatible con Dolby Atmos o Dolby True HD y teniendo todo esto en cuenta incluso definiría este sistema como obsoleto antes de que lo lancen a las tiendas. Como un sencillo altavoz estéreo de plástico sin marca está bastante bien. Reproduce un audio relativamente bien equilibrado con un buen control, pero el posicionamiento del audio y la separación estéreo es extremadamente limitado y la falta de compatibilidad con audio HD y el puerto HDMI hacen que no pueda elegirlo por encima de, por ejemplo, la Sony HT-G700 o la Samsung HW-Q810A. Las dos barras de sonido suenan mucho mejor, más fuerte, tienen mejor posicionamiento del audio, son compatibles con todos los formatos de audio HD que existen, tienen un puerto HDMI ARC y vienen con una caja de graves externa. Por desgracia, queda patente que Sonos se queda muy por detrás de la competencia.

Sonos Ray
Sonos tendrá que volver a la pizarra para superar a la competencia.
06 Gamereactor España
6 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Te puede interesar...



Cargando más contenido