Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de la Tarjeta de expansión de almacenamiento para Xbox Series X|S

Le damos un repaso a la alternativa de almacenamiento SSD ya disponible para ambos modelos de Xbox Series.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Los formatos propietarios, por ejemplo, las soluciones que no siguen un estándar conocido, nunca suelen estar faltos de polémica. Tienen varias ventajas, ya que le complican la vida a los falsificadores y a los productos de baja calidad y también evitan problemas de compatibilidad, pero, obviamente, existe una clara desventaja: el precio. Un formato propietario es básicamente un monopolio que no tiene competencia alguna, o la que tiene es mucho peor, ya que el poseedor de la marca es el que elige quién fabrica los productos.

Esto suele ser algo bastante común en la industria de los videojuegos. Por ejemplo, la mayoría de los mandos, cascos, cámaras, gafas VR y todo lo del estilo siguen este modelo. En cuanto a la ampliación de la capacidad de almacenamiento para sus consolas, Microsoft y Sony han tomado caminos diferentes. La marca japonesa no utiliza formatos propietarios, pero las tarjetas deberían ser exactamente del mismo tipo y estar certificadas por Sony, por lo que hoy en día es imposible expandir la memoria de PS5, aunque la consola venga preparada para ello con una función que se le incluirá en un futuro.

Análisis de la Tarjeta de expansión de almacenamiento para Xbox Series X|S

Sin embargo, Microsoft ha optado por invertir en su propio producto. Gracias a un puerto ubicado en la parte trasera de Xbox Series S y X puedes insertar una tarjeta de memoria (que recibe el "original" nombre de tarjeta de expansión de almacenamiento) y poder disfrutar así de un mayor espacio de almacenaje. La empresa norteamericana ya ha dicho que próximamente podremos elegir entre tarjetas de varios fabricantes y de distintas capacidades, pero ahora mismo, después del lanzamiento de Xbox Series S y X solo existe una variante, y esta es la tarjeta de 1 TB diseñada por Seagate.

Viene con un precio de 249 €, más o menos el mismo precio que tendrías que pagar por el disco duro interno SDD de 1TB Seagate FireCuda. Obviamente, esto no la hace más barata, pero es una opción de lujo para aquellos que quieran evitar esa tediosa tarea de estar instalando y desinstalando títulos y poder disfrutar de la comodidad de tenerlos todos a tu disposición en cualquier momento. Es cierto que también puedes hacerte con un disco duro externo y cambiar entre este y el de tu Xbox Series S|X relativamente rápido (te llevará unos minutos), pero no es una solución tan cómoda.

Análisis de la Tarjeta de expansión de almacenamiento para Xbox Series X|S

Lo que más me ha impactado a la hora de abrir la cajita en la que viene, que no es más grande que una caja de cerillas, es lo increíblemente pequeña que es. Mide 53 milímetros de largo y 32 mm de ancho y 7,5 mm de alto, más o menos como la tarjeta de memoria de PlayStation 1 o 2, para que te hagas una idea. Goza de un diseño sólido, y es tan pequeña que la puedes colocar entre los dos joysticks del nuevo mando de Xbox Series S|X (que es un poco más pequeño que el de Xbox One), y su diseño me ha hecho reflexionar sobre lo lujosas que parecían las llaves de los coches antes de que se transformasen en botones de arranque.

La tarjeta de expansión de almacenamiento viene con el logo tanto de Seagate como de Xbox grabados sobre ella, además de una pequeña línea que muestra su capacidad de 1 TB. También tiene una pequeña funda de plástico por si quieres protegerla a la hora de llevarla de un lado a otro si, por ejemplo, le prestas unos juegos a tu amigo. La instalación es de lo más simple, solo tendrás que introducir la tarjeta en tu Xbox Series S|X mientras esta esté encendida, y tras ello aparecerá de inmediato en la consola la capacidad de almacenamiento extra. Cabe decir que es imposible que la introduzcas del lado equivocado, eso sí, ten en mente que quizá haya que empujarla un poquito más fuerte de lo que te esperas para que funcione.

Análisis de la Tarjeta de expansión de almacenamiento para Xbox Series X|S

La tarjeta pone 920 GB reales a tu disposición, más que los 802 GB con las que viene Xbox Series X de fábrica, y si lo comparamos con los 364 GB de Xbox Series S, es casi el triple. Tengo unos diez juegos de Xbox Series X instalados en el disco duro, de los que cinco son triple A. Sin la tarjeta de Seagate ya hubiese llenado la mitad del disco duro (me quedarían unos 400 GB libres), mientras que con ella puesta no solo tengo más de 1,3 GB a mi disposición, sino que también hay 10 títulos en el disco duro y este cuenta con más espacio ahora que cuando compré la consola.

Utilizar la tarjeta de memoria es tan fácil como usar el disco duro interno, y también puedes configurarla para que sea la tarjeta principal de tu consola para los juegos. Eso sí, parece que esta tarjeta de expansión de almacenamiento es un poquito más lenta que el disco duro interno, ya que en los juegos que he probado (Call of Duty: Black Ops Cold War, Gears Tactics, Yakuza: Like a Dragon) ha tardad unos segundos más en cargar el juego desde la interfaz. Prácticamente es una diferencia que ni se nota, pero no puedo obviarla, por supuesto.

Análisis de la Tarjeta de expansión de almacenamiento para Xbox Series X|S

En resumen, ampliar la capacidad de almacenamiento en Xbox Series S y X no es nada barato (es un hecho que las rápidas unidades SSD son caras). Hay un montón de opciones, ya que también puedes almacenar los juegos en un disco duro normal y moverlos al disco duro interno cuando te apetezca disfrutar de ellos. Además, próximamente habrá más marcas y más opciones de capacidad en el mercado, así que bajarán los precios.

No obstante, si tienes el dinero necesario y quieres tener un total de 1,72 GB disponibles en tu nueva consola, no puedo más que recomendarte esta solución extremadamente polivalente. No podría funcionar mejor, y me encanta que sea tan fácil dejarle una obra como Assassins's Creed Valhalla a tu amigo para que la pruebe sin tener que tenga que descargarse ni un solo megabyte. El simple hecho de introducir la tarjeta de memoria y saber que ya tienes todo lo que necesitas para toda una generación de consolas sin tener que hacer nada más, es, sin duda, muy placentero.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Solución polivalente. Muy fácil de usar. Puede configurarse como medio de almacenamiento principal. Más capacidad que el SSD de fábrica.
-
Muy cara. Un pelín más lenta.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.