Español
análisis de hardware

Análisis de la TV LG CX

Si estás pensando en renovar tu televisión, no busques más.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Porque la tele es al fin y al cabo el centro de la diversión disfrutando de videojuegos de consola (y a veces de PC), en distintas divisiones de Gamereactor venimos analizando rigurosamente los buques insignia de los principales fabricantes de televisiones. Así, hemos visto cómo algunos modelos como las Bravia de Sony, las QLED de Samsung e incluso los diversos intentos de Phillips han ido sofisticándose a lo largo de estos años. Podemos decir que ha sido una batalla fascinante entre los múltiples intentos de fabricar la tecnología de pantalla del futuro.

Después de haber elogiado a Samsung por sus modelos QLED en varias ocasiones y haber criticado a Sony por sus altos precios, a finales del año pasado llegamos a la conclusión de que LG fabricaba los mejores modelos todoterreno del mercado. Sí, webOS no es la interfaz más intuitiva que te puedes encontrar, y el mando no va a ganar ningún premio por su diseño, pero cuando se trata de la experiencia de usuario que realmente importa, LG ha conseguido eliminar todas las rarezas de sus modelos y ha presentado una tecnología de pantalla pulida como ninguna otra en el mercado. Así fue nuestro veredicto tras haber estado utilizando la C9 para probar todos los juegos principales de consola.

Ha sido un recorrido muy largo, por decirlo suavemente, y cuando LG mostró sus nuevos modelos X en CES a principios de este año, parecía que el fabricante confiaba bastante en sí mismo respecto a su gama de productos. Cambios pequeños, pero importantes; el mismo diseño, y la misma tecnología y filosofía en la que basarse. Entonces, ¿hay alguna razón para cambiar tu televisión por la nueva CX si ya tienes una C9 (de la que solo podemos decir maravillas)? Quizá no, pero eso no quita que la CX sea la mejor televisión que hemos probado en la oficina y, al mismo tiempo, la que sin ninguna duda recomendaremos de aquí en adelante. Así de buena es.

Hemos dicho que el diseño no ha cambiado, así que empecemos a indagar un poco más por ahí. El panel, de nuevo, está hecho de un aluminio con un grosor mínimo, de un par de milímetros, y cubre más o menos dos tercios de su trasera. En la zona inferior podemos encontrar la caja de plástico que alberga las conexiones, los procesadores de IA, entre otros elementos. Se trata de una solución que también han adoptado otros fabricantes, y no podemos hacer nada más que aplaudirla, aunque al fin y al cabo sigamos prefiriendo la solución que ofrece Samsung al colocar todas las conexiones en una caja aparte que puedes colocar donde mejor te venga. A lo que íbamos, la parte trasera de la televisión es tan minimalista como bonita. De nuevo, la base se sostiene con una pieza de plástico por detrás y otra de aluminio por delante, lo que le otorga un suave efecto de levitación. Se trata de la misma base que tiene la C9, pero no es nada de lo que quejarse, ya que tenemos una televisión preciosa tanto por delante como por detrás.

Análisis de la TV LG CX

Las conexiones se encuentran en la esquina inferior, y LG ha decidido dotar al consumidor con 4 puertos HDMI 2.1, todos compatibles con la tecnología 4K/120Hz con colores en HDR a 10 bits de profundidad, junto con un submuestreo de color 4:4:4. En otros modelos, solo algunos de los puertos son 2.1, pero, afortunadamente, este no el caso. Además, cuenta con un puerto con retorno de audio ARC/eARC que ofrece soporte completo de Dolby Atmos. Nosotros hemos estado utilizando un dispositivo Sonos, pero el caso es que ha sido una experiencia inigualable de principio a fin, y centrándonos solamente en los puertos, podemos afirmar fácilmente que la CX será la compañera perfecta cuando la próxima generación de consolas salga al mercado este otoño. La CX admite incluso modos de baja latencia automática (ALLM) y funcionalidades VRR (variable refresh-rates) a través del HDMI, siempre y cuando los dispositivos que conectes acepten esta tecnología. Además, LG también ha confirmado que cuenta con Nvidia G-Sync y que soporta la tecnología FreeSync de AMD para sincronización vertical. Hablando de consolas, se puede activar la configuración del Grupo de Interés de Juegos HDR (o HGIG, por sus siglas en inglés) que desconecta el procesador HDR de la propia LG y le deja todo el trabajo a la unidad que envía señales a través del puerto HDMI, ya sea esta unidad una PlayStation, una Xbox, un PC, o lo que sea.

El mando a distancia es el mismo que el del año pasado, y aunque no sea de lo más bonito y nos gustaría que se lanzase una versión más intuitiva en un futuro, el Magic Remote de LG cumple con todos sus cometidos y abarca mucho más. Tenemos la suerte de que no hay botones que te lleven directamente a servicios de streaming que ni siquiera llegas a utilizar, solamente el de Netflix y Prime, lo que nos parece más que suficiente. Una vez más, cuenta con un ratón con tecnología giroscópica, con el que navegar por la interfaz se hace una tarea mucho más rápida, por lo que se agradece el hecho de que vuelva a estar presente.

Sobre la interfaz, hemos de decir que es más bien flojita; se podría decir que es práctica sin ser demasiado llamativa. LG ha recorrido un largo camino en estos últimos años y, aunque no sea posible eliminar esas funciones que nunca utilizas del menú principal o poner los iconos de tu PS4, Switch o Xbox en los accesos directos del HDMI para que todo sea más intuitivo, nos se pueden poner muchas pegas la filosofía de diseño que se ha seguido para tomar las decisiones sobre la versión más reciente de webOS. Es muy fácil hacerse con el manejo de la interfaz, ofrece muchas funciones avanzadas para los puristas, y se maneja con un mando a distancia que responde de manera eficaz. Además, LG ha dado un paso al frente respecto al tema de la gama de aplicaciones que ofrece su plataforma, y no hemos echado en falta nada de suma importancia.

Análisis de la TV LG CX

La interfaz se siente más dinámica que nunca al navegar por ella gracias a la nueva serie de procesadores Alpha-9 que alimentan la nueva generación de modelos de LG. El chip no solo ofrece una gran potencia para navegar, sino que también introduce funciones basadas en la inteligencia artificial como son las mejoras en el reconocimiento de la tonalidad de piel, de la optimización de las fuentes y de la calidad del sonido. ¿Se puede notar todo esto? La verdad es que no mucho, pero esto se debe a que probablemente el procesador Alpha de la C9 ya desempeñaba una labor espectacular; no es ni de lejos una televisión que te hace estar esperando frente a ella, y lo mismo se puede decir de la CX. En la configuración inicial se te da la bienvenida con una nueva función Picture Pro basada en la IA que cumple perfectamente con una nitidez mejorada tanto en imagen como en sonido (siempre que uses los altavoces internos de la propia televisión, que cumplen su función correctamente). La mayoría de la gente probablemente desactivará los procesadores, pero la verdad es que eliminan algo de borrosidad a la imagen, especialmente en SDR HD, por lo que el software tiene su cometido.

La serie X de LG también se suma a los nuevos modos centrales que están enfocados, reconozcámoslo, a una parte muy específica de usuarios (aunque tengan mucho sentido para ellos). Primordialmente, tenemos el Filmmaker Mode (modo cineasta), una función introducida en primicia hace un año por Sony en su buque insignia, la Bravia. Este modo se ha desarrollado en colaboración con la Alianza de Ultra Alta Definición (la UHDA por sus siglas en inglés) y con un equipo de expertos creativos con el objetivo de eliminar gran cantidad de los algoritmos que se dan en la posproducción, que, según algunos, cambian la intención visual tras el contenido que experimentas. Es un poco como el HGIG en cuanto a lo de que el contenido dicta la calibración. El modo Technicolor Expert de modelos anteriores tenía un propósito parecido, por lo que esta función no es totalmente novedosa. El Dolby Vision IQ se encuentra un poco más involucrado, ya que esta configuración analiza las escenas Dolby Vision HDR fotograma a fotograma y lo combina con una medición dinámica de la iluminación de la habitación para que la calibración del HDR se haga a medida de tus condiciones visuales. ¿Se nota una gran diferencia? Sí, ha funcionado en nuestras pruebas, pero no es una función que todos los compañeros tendrían activada para el uso diario.

Ha llegado el momento de hablar del panel en sí mismo. ¿Qué queréis saber? ¿Si es la leche? Lo es, de lejos. Estamos hablando de unos niveles de contraste excelentes, un negro profundo y denso sin pérdida de detalles en las sombras, un HDR precioso de hasta 750 NITS, según hemos visto en las pruebas, sin demasiado de los famosos "efecto halo" o "bloom" (este último relacionado con el brillo) que se pueden ver en paneles de mucha menos calidad, y perfiles de color con tonos más claros en todo el espectro. La tecnología de LG de paneles autoemisores ha avanzado mucho a lo largo de los últimos años, y hemos llegado a ese punto donde se puede colocar el píxel más blanco justo al lado del más negro sin que se fundan entre ellos, como ya es normal en otros paneles. La tecnología OLED normalmente significa que el brillo general es menor, pero a la hora de la verdad no es algo de lo que te vayas a dar cuenta, y, respecto al contraste entre claros y oscuros, estamos sin ninguna duda ante lo más impresionante que hemos visto nunca, siendo notablemente superior a lo que pudimos ver en el modelo C9 del año pasado.

Análisis de la TV LG CX

La CX llega a mostrar un 96% del espacio DCI-P3 y un 71% del REC.2020, por lo que no tenemos motivos para quejarnos sobre la fidelidad de los colores, y, según lo que pudimos comprobar en nuestras pruebas, registramos un retraso de entrada de tan solo 12 ms, lo que es bastante poco para una televisión convencional. La pusimos a prueba con un gran abanico de contenido, desde contenido en Netflix a 4K hasta Gears 5 en una Xbox One X; también la conectamos a un PC para probar la compatibilidad con VRR, y, tenemos que decir, que no importa lo que le metiéramos a la CX, que esta lo resolvía todo de manera excelente. En el futuro, será un estándar de comparación respecto al color, contraste y brillo con películas, series y videojuegos. Normalmente, la mayoría de estas pruebas se han llevado a cabo con las tecnologías de visualización de LG activadas, como por ejemplo la AI Picture Pro o la OLED Motion Pro, que insertan seudofotogramas de negro entre los propios fotogramas de la emisión para asegurarse de que la posición de los ojos se reubica, logrando así una imagen más limpia. Quizá os sea conveniente desactivar algunas de estas funciones, como hicimos nosotros, y la verdad es que solo podemos decir que la CX sigue siendo impresionante aun sin estas florituras.

¿Lo mejor de todo? Gracias a una capacidad de producción que se ha visto mejorada y lo que parece un intento de hacer llegar los modelos insignia a un mayor número de consumidores, la CX ha salido al mercado con un precio inicial más bajo que su antecesora. Hemos analizado el modelo de 65 pulgadas, y basándonos en el precio de salida del año pasado, este modelo se vende por 2.799 dólares en lugar de los 3.499 dólares que costaba la C9 (algo más en el PVPr en euros). No hace falta decir que la C9 tiene un precio de mercado más bajo a día de hoy, pero lo que podemos prever es que, con suerte, el año que viene la CX será incluso más barata de lo que ahora mismo son los modelos de la serie 9.

Debemos decir que si ya tienes una televisión serie 9 de LG, no te vas a perder ninguna característica importante. Pero aun así, con todo en mente, estamos ante un panel que será un punto de referencia en el futuro, y la televisión que os recomendaremos si lo que estás buscando es un excelente "todoterreno" o un "todo en uno". De hecho, el hype por que se lance ya la nueva generación de consolas está por las nubes una vez que ya hemos podido probar la televisión que está diseñada para ser su compañera perfecta.

Análisis de la TV LG CX
10 Gamereactor España
10 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.