Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

Análisis de las gafas Bose Frames

Bose ha combinado unas gafas de sol con su sistema de audio para crear lo que llaman Realidad Aumentada sonora.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La gran mayoría de personas estamos en contra de que la gente vaya con sus móviles o sus altavoces bluetooth a todo volumen por la calle, o eso nos gusta pensar. Molesta, no tenemos necesidad de saber qué está escuchando el de al lado. Y, por eso, la primera idea al conocer la existencia de la Bose Frames fue pensar que este era un invento cargado por el diablo. Prejuicios fuera, porque al probarlas hemos visto lo confundidos que estábamos.

La línea de gafas de sol Bose Frames no tiene nada que ver con el concepto tradicional de Realidad Aumentada ni con ninguna concepción futurista de la imagen, aunque se hayan asociado a la AR por otra parte. Son algo más sencillo, unas gafas de aspecto moderno que tienen integrado unos altavoces en las patillas y sirven para ir a escuchar música o un podcast mientras das un paseo. Este fabricante de aparatos de sonido ha encontrado la forma de combinar su especialidad con un complemento del día a día de una forma interesante. Manteniendo siempre el aspecto personal y no intrusivo.

Bose Frames

El diseño de las Frames Alto, dejando de momento de lado esas robustas patillas, tiene cierto toque con unas Ray-Ban de hace algunos años. No es una crítica a su estilo sino más bien una constatación de que están tratando de llegar a un público amplio con un gusto tradicional. También han aplicado algunas características de calidad, como protección 99% contras rayos UVA / UVB y resistencia a arañazos y rotura, aunque es cierto que la intensidad de las lentes es floja y se pueden ver los ojos de la persona que las lleva puestas.

Lo que más nos ha gustado es lo robusto que parece la montura. A pesar de estar fabricadas en plásticos, las Bose Frames parecen aguantar a todo, que es imprescindible para unas gafas de 200 euros. El punto de inflexión está en el tamaño, porque han tenido que tirar de grosor para poder meter los altavoces, los conectores, los micrófonos para contrarrestar el ruido externo y la batería ahí dentro. Las patillas son bastante gruesas, tanto que puede parece que lleva unos auriculares montados y no algo integrado en el propio conjunto.

Bose FramesBose Frames

Lo que hay dentro de esa montura son unos altavoces dedicados para cada una de las orejas que se ponen en marcha con un sencillo sistema de emparejamiento con el teléfono móvil. La calidad de sonido que emiten es buenísima, mejor de lo que esperábamos cada uno de los que las hemos ido probando en la oficina, y su punto débil es, como es lógico, la reproducción de los graves. También hay que destacar la discreción de la emisión, pues quienes están alrededor apenas perciben un sonido emanando de ese aparato; con el volumen al máximo, quienes se encuentran cerca solo van a captar la melodía de lo que suena, muy poco en comparación de lo que está recibiendo quien las lleva puestas. Les cuesta más hacer su función cuando hay mucho ruido externo, especialmente en un espacio cerrado.

Nuestra conclusión es que este aparato es eficaz para escuchar cosas relajadas, sin tener que prestar una atención total, pero técnicamente es capaz de hacer más. Los modelos Bose Frames también sirven para recibir llamadas y para hablar con Siri o con Google Assistant, y la calidad de la comunicación en estos casos es aceptable.

En cuanto a la batería, una carga completa da para unas tres horas y media de uso, así que los metemos dentro del rango de aparatos que requieren una carga diaria y cuya autonomía es más bien limitada. Al menos evita llevar encima un aparato más que puede ser grande como un headset o incómodo como unos AirPods o similares.

A la hora de tomar la decisión sobre si este dispositivo merece la pena o no, no podemos dejar de pensar en su precio. Hay que preparar más de 200 euros para tener unas Bose Frames, ya sean Alto o Rondo, y nos parece excesivo si unimos la calidad de las propias gafas, la del audio que emiten y el diseño. Sin embargo, es una idea muy interesante que funciona mejor de lo esperado, así que no podemos estar descontentos y solo deseamos que evolucionen un poquito más para reducir el tamaño y ganar autonomía.

Bose Frames
07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido