Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de los auriculares Beoplay Portal

Bang & Olufsen ha sacado unos auriculares gaming con los que no ha querido sacrificar sus 'B&Ondades' habituales.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

No nos gusta empezar con una nota negativa, pero es evidente que al gigante tecnológico danés Bang & Olufsen, responsable de algunos de los diseños de electrónica de consumo más emblemáticos de todos los tiempos, no le ha ido muy bien en los últimos años. Por eso, cuando el año pasado anunció una colaboración con Microsoft para lanzar productos con la marca Xbox, muchos lo vieron como el último suspiro de la compañía o como un intento desesperado de llamar la atención. Pero nada más lejos de la realidad. Lo que nadie se esperaba era que los ingresos de B&O aumentasen un 16%, hasta alcanzar los 689 millones de coronas danesas y lograr sacar a flote un barco que parecía hundido. Además, todo indica que este acuerdo con Xbox podría aumentar todavía más este éxito, en vez de quedarse en un mero experimento.

El resultado de esta alianza entre B&O y Xbox ha dado pie a la creación de los auriculares Beoplay Portal. Se trata de unos cascos en los que, siendo honestos, se nota claramente que B&O no ha querido renunciar a su esencia, ya que a primera vista parecen una versión gaming de sus cascos Beoplay HX, los cuales son los sucesores de los famosos H9. No se trata de una crítica, porque, al igual que los HX, los Beoplay Portal tienen una calidad inmejorable, tanto en lo que respecta a su diseño como a su fabricación, por lo que lo que el resto de cascos gaming no tienen nada que hacer contra ellos. Los dos lados de este dispositivo se ajustan con una sola pieza de aluminio anodizado, la diadema está cubierta de cuero de vaca, y sus almohadillas cuentan con polímero compuesto perdurable y están cubiertas de auténtica piel de cordero. Por último, cabe decir que la parte superior también está recubierta de un tejido muy suave. No obstante, a pesar de contar con todos estos estos materiales lujosos, y normalmente bastante pesados, los Beoplay Portal son unos auriculares relativamente ligeros, ya que "solo" pesan 282 gramos.

Análisis de los auriculares Beoplay Portal

Sin embargo, una diferencia fundamental entre los HX y este nuevo modelo es el espacio que hay en las almohadillas. Si comparamos ambos dispositivos, está claro que los Portal se han diseñado para ofrecer una experiencia auditiva mucho más inmersiva que cualquier otra que hayamos podido experimentar. Es cierto que ambos modelos tienen bastante espacio entre el transductor recubierto de tela y el borde de la almohadilla, pero en los Portal este espacio es mayor. Esto último crea una sensación de mayor amplitud y, por lo tanto, hace que estamos más cómodos y a gusto en las sesiones de juego más largas.

De hecho, con los Beoplay Portal ha desaparecido prácticamente la sensación de molestia e incomodidad que nos causaban otros auriculares anteriores de B&O. Por otro lado, dado que este dispositivo cuenta con un diseño bastante ajustado, todavía notamos esa presión en la parte superior de la cabeza que, eso sí, se ha reducido drásticamente respecto a modelos anteriores, haciéndolos más blandos y flexibles, pero sin dejar de ser firmes.

Además, curiosamente B&O también ha realizado ciertos cambios en algunas de las funcionalidades. Por ejemplo, para ajustar el volumen ya no tendremos que girar el dedo en los discos de aluminio, sino que ahora si damos un doble toque en ellos el sonido se pondrá en pausa o empezará a reproducirse. Pero entonces, ¿cómo subimos y bajamos el volumen? Pues que no cunda el pánico, se ha incorporado una pequeña banda táctil en la parte inferior de ambas almohadillas, y para subirlo o bajarlo solo tendremos que deslizar la yema del dedo hacia la izquierda o hacia la derecha, y aunque este diseño no es del todo perfecto, cumple con su función. Sin embargo, para algunos usuarios, el hecho de que las dos bandas táctiles de ambas almohadillas ajusten los niveles de volumen y de ANC podría ser un problema, ya que se podría haber utilizado una de estas bandas para equilibrar únicamente el audio de los chats y de los juegos, algo que algunos consideran esencial en un dispositivo gaming.

A su favor tenemos que decir que, aunque sean producto de una colaboración con Microsoft, los Portal son algo así como "dos cascos en uno", ya que el hecho de que sean inalámbricos nos permite: por una lado usarlos sin adaptador en una consola Xbox; y, por otro, llevárnoslos con nosotros a dar una vuelta, gracias a su tecnología Bluetooth 5.1, que nos permite emparejar hasta ocho dispositivos. Es cierto que muchos otros fabricantes han afirmado que sus productos también cuentan con estas funciones, pero por alguna razón no vemos muchos SteelSeries Arctis 9X o muchos LucidSound LS50X por la ciudad.

Análisis de los auriculares Beoplay Portal

No obstante, como todos sabemos, esta perfección y facilidad de uso de la que hemos hablado importa más bien poco si los auriculares no suenan bien. Por suerte, no es el caso de B&O. La compañía lleva años utilizando una interfaz de sonido bastante lineal, y que funciona muy bien. En los Beoplay Portal, hay un equilibrio casi perfecto entre los sonidos más agudos (que suenan bastante nítidos), los sonidos medios (que suenan muy definidos), y los graves (que los escuchamos con mucha profundidad). Tenemos que decir que en las pruebas que realizamos, no pareció ni una sola vez que estuviesen desincronizados o mal calibrados. Jugamos con ellos a los dos títulos de Dishonored, y los utilizamos también para jugar una campaña cooperativa desde el inicio de Halo 5: Guardians hasta la mitad del juego, y la verdad es que en todo momento hubo equilibrio entre el audio del juego y el del chat de voz, a pesar de que el dispositivo no cuente con un equilibrador físico para ello, como ya hemos dicho. Por último, al escuchar I Used to Know Her de H.E.R, Blonde de Frank Ocean y Idler de Jamie Isaac (concretamente el minuto 04:30, que suele dejar ver cuando hay algún tipo de desequilibrio en las subidas) funcionaron a la perfección. Por lo tanto, ha quedado claro que la experiencia que ha estado presente durante tantos años en los productos de B&O también se encuentra hoy en los Beoplay Portal, y además a lo grande.

Por otro lado, el "brazo articulado virtual", que B&O promociona como si fuera básicamente lo mismo que uno físico, demuestra que la compañía no nos vende humo y que lo que dice es cierto. Evidentemente, no es un brazo articulado para micrófono de verdad, pero cuando nuestros compañeros de equipo lo probaron, confirmaron que el sonido era "bueno" para ser unos cascos. Además, solo por el simple hecho de no tener un micrófono molesto todo el rato sobresaliendo por ahí, pasaríamos por alto el pequeño problemilla de la cancelación de ruido.

La aplicación que acompaña a los Portal (disponible tanto para iOS como para Android) tampoco está nada mal, ya que en ella se distinguen claramente los ajustes que son para usar el dispositivo con Xbox y los que son para usarlo con Bluetooth 5.1. En la app, hay algunos modos de escucha precalibrados, como los FPS, y sobre todo nos permite jugar con la cancelación de ruido, que también se puede ajustar manualmente con la banda táctil del auricular izquierdo. No obstante, como ya hemos dicho antes, una banda táctil para ajustar el audio del chat o del juego habría sido útil, pero por lo demás, no tenemos ninguna queja sobre su software ni sobre su hardware.

Análisis de los auriculares Beoplay Portal

Para terminar, tenemos que admitir que los Portal son unos cascos muy caros, y nos parecen mucho más caros aun cuando los sacamos de la caja y descubrimos que B&O no ha añadido ciertos detalles como una funda protectora o de transporte, que sí que viene incluida con los HX, por ejemplo. Dicho esto, los Portal son unos auriculares que puedes utilizar para jugar, viajar, ir en el tren, o simplemente para salir a pasear. A simple vista son preciosos, tienen un sonido excelente y ofrecen una conectividad perfecta entre Xbox y los dispositivos Bluetooth. Así que, si estás dispuesto a invertir en un buen producto, te los recomendamos, ya que, al fin y al cabo, es más o menos lo mismo que te gastarías en unos cascos para escuchar música por la calle, y en unos gaming más o menos aceptables, y estos sirven para ambas cosas. El precio es exagerado, está claro, pero no dejan de ser lo suficientemente buenos como para que aquellos usuarios de Xbox que disfruten con nuevos y bonitos accesorios, los tengan en cuenta.

09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.