Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de los auriculares JBL Quantum 350 Wireless

Una opción interesante para largas sesiones de gaming, ligera tanto para tu cabeza como para tu bolsillo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Nos decía JBL que había "hambre de más auriculares inalámbricos para jugar", y la verdad es que el panorama de este tipo de dispositivos ha cambiado enormemente en los últimos diez años, propiciando que los jugadores, al igual que ha ocurrido con teclados y ratones, los vuelvan a ver como una opción viable incluso en las situaciones más exigentes. El peso, el calor, la duración de la batería o la latencia restaban atractivo a los cascos sin cables para los que jugaban mucho o muy en serio, pero ahora los distintos fabricantes ofrecen soluciones muy curiosas en distintas gamas de precio.

Los JBL Quantum 350 se sitúan en la gama de entrada, lo que significa que además son bastante económicos, con un precio recomendado por debajo de los 100 euros (empezaron costando 120) y, con suerte, la posibilidad de encontrarlos 10 ó 15 euros más baratos en oferta. Y, contando con el factor wireless como su principal baza, la verdad es que la calidad de sonido y el confort están por encima de lo que se suele esperar en la gama de entrada con cable (los de 40-80 euros).

Por supuesto, no estamos hablando de la calidad de construcción o de sonido de los Quantum ONE, que cuestan más del doble, pero pese a su acabado plasticoso estos Quantum 350 conservan el toque JBL en ambos apartados.

Lo primero que se nota es su ligereza, lo que aporta cierta sensación de libertad más allá de la obvia de no estar enchufado a la torre. Esto hace que los Quantum 350 pasen bastante desapercibidos en el mejor de los sentidos. Tanto que, el que escribe, que no acostumbra a trabajar con auriculares, se ha visto llevando este modelo con y sin música durante gran parte de la jornada de forma casi inadvertida.

Publicidad:

A esto se añade la otra baza de estos cascos: su autonomía. Para este análisis de los JBL Quantum 350 Wireless hemos usado los auriculares en distintas situaciones de juego, ocio y trabajo durante semanas... y aún no los hemos recargado. JBL dice que llevan una "batería inalámbrica sin pérdidas de 22 horas de duración", y entendemos que eso de sin pérdidas va en serio para que la unidad ahorre energía cuando sea necesario, porque lo que no hacen es apagarse rápidamente cuando no están produciendo sonido. En dos horitas, vía USB-C, se recargan a tope.

Análisis de los auriculares JBL Quantum 350 Wireless

Su conexión al ordenador se realiza mediante un 'dongle' o pinchito USB que emite una señal Wi-Fi limpia y estable de 2.4 GHz. Esto seguro que también ayuda al ahorro en lugar de usar Bluetooth, pero es evidente que estos auriculares, por muy inalámbricos que sean, están pensados para usarse en el escritorio o dondequiera que esté el dispositivo de juego con audio USB, y no como cascos multiuso para sincronizar con el móvil. De hecho, puedes usarlos también con consolas PlayStation, Xbox o incluso Nintendo Switch, pero como dependen exclusivamente de la conexión USB y ni siquiera los han hecho compatibles con minijack estéreo, hasta en la híbrida tendrás que jugar delante de la tele y nunca en portátil (no hemos probado con adaptador porque no viene incluido).

Volviendo a la construcción, la citada ligereza y, sobre todo, las almohadillas suavecitas, compensan un cuerpo que se siente un tanto endeble y que delata la gama real del producto. Aunque todavía no han llegado los días de calor, en las pruebas se han portado muy bien, agradables y finas, manteniendo las orejas sin sudar la gota gorda.

Publicidad:

¿Y el sonido? Lo que decíamos, en su gama, pero con cierto aire JBL. No esperes los graves característicos de la marca, y los echarás en falta si vienes de sus auriculares true wireless o de sus famosos altavoces Bluetooth. Esos bajos son potentes, eso sí, pero están enmudecidos pese a los controladores de 40 mm. Las voces suenan un poco a lata y no hay mucha separación, ni definición, ni colorido. Sin embargo, se portan bastante bien con los efectos de los videojuegos y la sensación de sonido posicional, por lo que es evidente que no están destinados a escuchar música y sí a jugar durante horas. Es decir, cumplen donde hace falta. Tampoco el micrófono es para grabar un disco a capela, naturalmente, pero da para defenderse en el chat de voz y las llamadas de Discord.

Por lo tanto, los JBL Quantum 350 Wireless, más aún tras la rebaja de su precio oficial, se posicionan de una forma bastante tentadora en la línea de los inalámbricos de entrada para gaming, siempre que el sonido salga por USB-A. Cómodos y ligeros, no los compres para emocionarte escuchando música ni maltrates demasiado su diadema o sus botones, pero no te molestarán jugando y puede que te los dejes puestos durante la jornada de trabajo sin darte cuenta.

Análisis de los auriculares JBL Quantum 350 Wireless
Publicidad:
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido