Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de los cascos inalámbricos Xbox

¿Tienen los cascos oficiales de Xbox una calidad a la altura de la que ofrecen los auriculares de Sony?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cada día más y más gente parece estar dispuesta a hacerse con un buen headset para su consola. Sin embargo, muchas de las alternativas que hay en el mercado suelen tener un precio bastante elevado y resulta complicado decidir con cual quedarse (y eso que tenemos unos cuantos análisis para ayudarte aquí en Gamereactor). Una de las que más éxito está teniendo entre los propietarios de una PlayStation es la adquirir los auriculares inalámbricos Sony Pulse 3D, que son los oficiales de la marca japonesa. Una opción que ofrece casi todo lo que necesitas por un precio razonable.

HQ

A Microsoft le ha llevado bastante tiempo desarrollar algo equivalente, porque eso es lo que es este producto, pero al fin está aquí. Hay que admitir que es impresionante lo que ofrece por 99,99 euros, tanto en sonido como en prestaciones. Los cascos inalámbricos Xbox están diseñados de forma que se adaptan bien a la cabeza y resuelve varias cosas de manera inteligente. Me gustaría destacar dos en particular.

Una tiene que ver con el auto-mute, que hace que el micrófono se apague por completo cuando no estás hablando. Esto significa que se acabó eso de oír a los demás comiendo patatas fritas, respirando fuerte o a unos perros que estén ladrando de fondo. La gente con la que suelo jugar cree que con este sistema existe la posibilidad de que el inicio de la conversación se pueda cortar, pero nunca me ha pasado, así que puedo decir que funciona sorprendentemente bien. Por supuesto, se trata de una opción que aquellos que quieran tener el micrófono siempre encendido pueden desactivar. El micrófono viene con un LED de color blanco incorporado que se enciende para indicar que está activo y tiene un botón para silenciarlo colocado, de forma inteligente, en un sitio al que puedes acceder con facilidad y hace una señal para indicar que está apagado. La calidad de sonido es excelente y la reducción del ruido de fondo está ejecutada de manera impecable.

Lo otro que me ha acabado encantando de los auriculares inalámbricos de Xbox es lo increíblemente intuitivo que es el sistema de control del sonido que ofrecen desde la llegada de los headsets Surface. Puedes ajustar el volumen, tanto el del chat de voz como el del juego, con un simple giro de los diales que hay en los auriculares. Gracias a su gran tamaño, es una forma muy cómoda de ajustar cada detalle al milímetro, incluso en los momentos más intensos de las partidas, mientras que en otros productos de la competencia que hemos probado los controles de este tipo son más pequeños y difíciles de usar con lo cual es más fácil que te confundas. En otros cascos que he probado, he tenido que buscar donde se encontraban los controles y me ha llevado unos días adaptarme, pero en esta ocasión todo ha funcionado como la seda desde un primer momento.

Análisis de los cascos inalámbricos Xbox

Ahora vamos a hablar del diseño y de la comodidad del producto. El headset inalámbrico de Xbox sigue apostando por ese diseño refinado del que hace gala Microsoft en los últimos años. Aunque el verde no es un color para nada discreto, los dos anillos de ese color presentes en los laterales le dan mucho estilo. Son muy ligeros, ya que solo pesan 312 gramos, y la batería dura entre 12 y 15 horas si la dejamos cargando durante 3 (una carga rápida de 30 minutos puede proporcionar una duración de 4 horas). Diría que tengo mi cráneo y mis orejas son de un tamaño relativamente normal y tuve que estirar la diadema bastante para que los cascos me resultaran cómodos. Así que, es posible que a alguien que las tenga más grandes que yo le vayan a quedar un poco justos.

La forma de conectar los auriculares es muy cómoda, simplemente hay que hacer uso de la conexión USB-C o pulsar el botón de sincronización que hay en tanto en la consola como en los auriculares. No se necesita ningún artilugio más, como viene siendo habitual en el caso de los cascos diseñados principalmente para Xbox Series X y Series S. Puede que parezca poco, pero el hecho de poder liberar un puerto USB y no tener más cachivaches alrededor de la consola es una ventaja, lo mires por donde lo mires. Además, tiene compatibilidad total con Bluetooth (versión 4.2, códec SBC), algo habitual en headsets más caros. De todas formas, hay que destacar que se puedan conectar al teléfono para escuchar música o para contestar llamadas mientras estás jugando.

El sonido que ofrecen con la configuración de serie tiene los graves bastante fuertes. Es cierto que en muchos juegos se agradece y que los auriculares funcionan realmente bien en frecuencias bajas, aun así, creo que es demasiado. Por suerte, es algo que se puede modificar con la aplicación Xbox Accessories. En ella encontrarás varias configuraciones predeterminadas y, por supuesto, podrás dejarlos a tu gusto mediante el uso del ecualizador.

Análisis de los cascos inalámbricos XboxAnálisis de los cascos inalámbricos Xbox

Después de trastear un poco con las opciones, pude dejarlos a mi gusto y tengo que admitir que estoy impresionado. También incluye seis meses de Dolby Atmos. La verdad es que recomiendo descargarlo porque mejora el sonido de manera notable. El hecho de que Microsoft sea capaz de ofrecer unos altavoces de 49 mm. tan buenos es impresionante y con 32 ohmios de impedancia puedes ser bastante generoso con el volumen. Debo decir que he probado headsets para gaming que dan mejores resultados que este en cuanto al sonido, pero también es cierto que eran más caros. Por el precio que tiene, obtienes un producto fantástico.

Sin embargo, encuentro dos puntos negativos en los cascos inalámbricos de Xbox. Uno es la falta de cancelación de ruido activa. Los propios auriculares ya suavizan bastante el sonido, así que supongo que la ausencia de esta característica es una elección de Microsoft para poder reducir el precio. También creo que la monitorización del micro debería tener más volumen. Ahora mismo se oye tan bajo, que prácticamente no tiene sentido. Esto último es algo que, con suerte, se podrá solucionar con una actualización del software.

Es fácil recomendar este headset a los jugadores de Xbox que quieren mejorar su experiencia de juego con un sonido de mayor calidad y tener un montón de ventajas que normalmente están reservadas a otras opciones más caras. Sinceramente, tiene una relación calidad-precio muy buena y, junto a su facilidad de uso, quizás sea su mayor ventaja.

Análisis de los cascos inalámbricos Xbox
08 Gamereactor España
8 / 10
+
El control del sonido es intuitivo. La función de auto silenciar es muy útil. Tiene un sonido excelente y una gran relación calidad-precio.
-
La ausencia de reducción de ruido activa. La monitorización del micro podría tener más volumen.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido