Español
análisis de hardware

Análisis de Oculus Quest 2

El headset de Realidad Virtual sin cables de Oculus ha mejorado y bajado de precio.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A veces da la sensación de que la Realidad Virtual es exclusiva, o excluyente, o las dos cosas a la vez. Cuando se ponen ejemplos de headsets capaces, se cita los más caros y los que necesitan un PC potente al que conectarse para funcionar. Con todos esos cables, cámaras externas y un proceso de configuración complejo. Todo lo contrario de lo que compraría alguien que solo quiere disfrutar de la experiencia VR de forma ocasional. Aparecieron un par de opciones para rellenar ese hueco, HTC Vive Cosmos y Oculus Quest, y ambas han seguido caminos distintos.

Hace año y medio, en Gamereactor tuvimos la ocasión de testear Quest en profundidad y nos encantó el concepto, el funcionamiento y el software de seguridad con el que ha sido dotado. Solo le faltaba un poco más de calidad, sobre todo de potencia bruta. Sin mucha distancia en el tiempo, se acaba de estrenar Oculus Quest 2, un headset VR con mejor tecnología y pensado para ser, ante todo, accesible a todo tipo de usuarios y usado en el ocio.

¿Habrá dado los pasos al frente que pide una segunda entrega? Voy a aprovechar el análisis de Sergio como hilo conductor para hilar este análisis de Quest 2.

Análisis de Oculus Quest 2Análisis de Oculus Quest 2

Aspecto, comodidad, ergonomía

Se parecen bastante entre sí los dos modelos, aunque esta vez llega en color blanco. Al abrir la caja, que tiene un diseño sorprendentemente cutre y amateur para lo que lleva dentro, te encuentras con el headset y los mandos en primera instancia, más una pequeña caja con unos folletos y el cargador.

Pero no son del todo iguales. Oculus Quest 2 es más pequeño y más ligero, para empezar. Es muy simple y plano en forma, casi sin distorsiones, a excepción de las cuatro cámaras presentes en el frontal y un par de conectores. La sujeción a la cabeza se basa en tres tiras de fibra ajustables y la espuma que recubre las lentes para impedir la entrada de luz está muy bien integrada en el conjunto.

Una vez colocado sobre la cabeza, lo que piensas es que es cómodo. Se ajusta muy bien a la forma de la cara de primeras y, si algo falla, se gestiona bien tirando de las correas laterales o de la superior. Esa reducción de peso le viene muy bien para olvidarte de que tienes algo en la cabeza que te obliga a hacer fuerza constantemente con el cuello y la espalda para no encorvarte.

Quien utiliza gafas, como siempre, va a tener a su favor un pequeño acople que se coloca en un momento junto a la espuma de protección. También incluye un botón para el ajuste manual a la separación entre ojos, al menos un poco. Lo que no ofrece es una palanca de enfoque manual, como tampoco la tienen la mayoría hoy en día. En alguna ocasión se puede echar en falta, pero no es un problema.

Análisis de Oculus Quest 2

Interfaz, sensores y control

Hereda esa sencillez extrema en la puesta en marcha. Lo único que necesitas es un smartphone con Bluetooth y seguir las instrucciones que hay en la caja para arrancarlo. Después, una vez con él activo, se completa la configuración mando en mano. De momento funcionan las cuentas Oculus, pero Facebook ya ha informado que pronto dejarán de hacerlo y será obligatorio usar un usuario de la red social con perfil validad, una decisión horrible por lo intrusiva que es.

Lo más importante de todo este proceso es aprender a usar el sistema Guardián, esa cuadrícula virtual que tanto nos gustó cuando la descubrimos hace año y medio. Es un área segura que tú marcas en el suelo de tu casa usando las cámaras de visión externa (sí, también puedes ver hacia afuera con las gafas puestas). Una vez que están inmerso en la partida, en el espacio 3D, si te vas a salir de ella aparece sobre el juego o la aplicación que tengas activa para avisarte. Y si te pasas, a propósito, se apaga la app y se activan de nuevo las cámaras externas para que puedas ver y no te golpees con nada.

El sistema funciona muy bien, pero lo mejor de Quest 2 son sus sensores, tan precisos que serían útiles hasta en la vida real. Sus cámaras y medidores controlan todos tus movimientos, la disposición de todos los objetos de la sala en la que estás y lo que está pasando con los mandos Touch. Así que no hace falta que te lo quites si tienes una necesidad o inconveniente. Esta nueva versión de los mandos responde con un retraso o input lag mínimo y de forma muy fluida, prácticamente con todos los juegos y tipos de software que hemos probado. Son una combinación perfecta y muy inteligente para que puedas sumergirte en la VR y olvidarte del mundo exterior de verdad.

La plataforma Quest goza también de una buena interfaz interna, simple en uso pero enriquecida en visibilidad. Es fácil lanzar el menú home y moverse entre un contenido que valoraremos más adelante. Porque han llamado a las cosas por su nombre y de forma clara y te las ponen ahí delante, para que las señales o las toques casi como si estuvieras eligiendo en una tienda.

Análisis de Oculus Quest 2Análisis de Oculus Quest 2

Mandos Oculus Touch

Los mandos son uno de los inconvenientes para la explosión de la Realidad Virtual, sobre todo con los equipos en los que te puedes acabar enredando con cables. Es complicado que te pase algo así con Quest 2 (hay una forma, con Link, pero de eso hablamos luego). Esta nueva versión de los Touch es muy cómoda en las manos y se sujeta bien a la muñeca con la correa.

Ambos mandos cuentan con un stick analógicos, gatillos y botones centrales que están colocados para llegar sin problema y se memorizan pronto por cómo están enfocados cada uno a un dedo. Otro plus son los botones de atajo, ya sea uno para ir en cualquier momento al menú principal o el que te recoloca toda la interfaz de frente si te has mareado un poco. Tener la opción de dejar pulsado un botón para que todo se centre en ti ayuda, sobre todo si el sistema Guardián se encarga de mantenerte en zona segura.

Análisis de Oculus Quest 2

Software y rendimiento

El pequeño gran problema de Oculus Quest era que, por diseño, no podía estar a la altura de los mejores headsets. No puedes meter un PC en un casco ligero, fresquito y con batería. Era el peaje que había que pagar por su versatilidad y su accesibilidad.

Para el Quest 2, Oculus se ha vuelto a asociar con Qualcomm y ha escogido el chip XR2, la versión especializada en VR de su SoC para móviles más potente. Además, ha aumentado la RAM de 4 a 6 GB para que pueda ser más rápido y pueda soportar imagen a mayor resolución y 90 Hz de refresco (que llegará pronto vía actualización). Monta un panel LCD a 1832x1920 por ojo, que es una mejora pero sigue sin estar a altura de los dispositivos para PC. En forma portátil, sigue sin ser un equipo preparado para correr los mejores juegos por sí solo.

Aún así, la respuesta es muy buena y fluida. La imagen se va ajustando a los movimientos del jugador con soltura gracias a todos sus sensores, y aunque la resolución no sea la mejor, lo importante es que en estas sesiones de uso no he tenido ni una sola sensación de mareo o naúsea. Lo digo con toda la alegría de que me ha pasado más veces de las que me gustaría en otros en otras pruebas para mis análisis o por diversión. Dicho esto, la calidad de imagen sigue siendo floja y no invita a ver películas o series, mejor en tu tele 4K.

Análisis de Oculus Quest 2Análisis de Oculus Quest 2

Compensa bastante a la hora de disfrutar de contenido audiovisual su nuevo sistema integrado spatial surround sound, que permite hacer uso del headset sin auriculares y sin molestar demiado a quienes están cerca. Ahora bien, es siempre recomendable utilizar unos buenos auriculares porque la inmersión es mucho mayor, y para eso incluye un minijack 3,5mm en un lateral. El equipo también lleva integrado un micrófono que sirve, por ejemplo, para hacer búsquedas por voz o para chatear con gente.

La otra preocupación de este tipo de formatos es la capacidad de la batería. La duración de una carga de Quest 2 está entre las dos y las tres horas, dependiendo del uso que se le dé; una sesión intensa de Beat Saber se lo funde muy rápido. La carga tampoco es muy rápida, unas dos horas y media, y al menos Oculus ha lanzado unas baterías extra que se colocan de forma disimulada para duplicar la capacidad.

En cuanto al almacenamiento disponible, repite en dos versiones, pero esta vez son de 64 GB y de 256 GB. Hay que pensarse mucho el uso que se le va a dar porque en este título no te puedes instalar juegos de 80 GB de inicio, pero en realidad sí se puede a través de Oculus Link, su arma secreta.

Cuando probamos Quest 1, el fabricante aún no daba soporte de serie a esta opción que puede ser clave a la hora de tomar una decisión de compra y que ha llevado a la muerte de Rift, que se dejará de fabricar en 2021. Basta conectar el cable Link de Quest 2 a un PC y gana toda su potencia para convertirse en un headset de gama alta (excepto por la resolución de imagen). De momento no hemos podido probar esta conversión, pero esperamos poder contaros más pronto. Lo malo es que se renuncia a la libertad sin cables.

Análisis de Oculus Quest 2

Veredicto

Oculus Quest 2 es una pequeña maravilla, ideal para quienes tienen interés por la Realidad Virtual y de verdad van a usarla, pero no quieren complicarse la vida con la configuración más cara y complicada. Entre lo sencillo que es ponerlo en marcha, la libertad que da no tener cables ni cámaras alrededor y lo que ayudan su interfaz y el sistema guardián, es recomendable para todo el mundo. Eso sí, hay que tener muy claro que su limitación en potencia, aunque es menor que antes, sigue presente en calidad de imagen a no ser que se conecte un cable Link, con sus pros y sus contras. Estar pendiente de la batería puede ser lo más saque a uno de la inmersión en la partida y la jugarreta de la cuenta de Facebook obligatoria es un sapo difícil de digerir.

Valorando todos los factores y entendiendo su mercado, es difícil pedir más. Especialmente al comprobar que esta segunda versión es más barata que la anterior. Quest 2 va a hacer mucho por la propagación de la Realidad Virtual.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Muy fácil de poner, arrancar y usar. Sin cables, ligero y cómodo. Mandos que se agarran muy bien. Buenos sensores. Aún más barato.
-
La batería dura lo mínimo. La calidad de imagen por fluidez y resolución está ahí, ahí. Facebook.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.