Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis de Playdate

La colorida consola de Panic da un soplo de aire fresco al mercado de las portátiles con ese diseño y esa palanquita tan 'cuqui'.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Aunque se ha vuelto bastante habitual ver cómo las miniconsolas llegan a las tiendas estos últimos años, los sistemas que aprovechan este formato para lanzar algo completamente nuevo sí son una rareza. Afortunadamente, el ingenioso equipo de Panic ha visto que hay nicho en este mercado y va a lanzar muy pronto una pequeña y curiosa consola portátil llamada Playdate. Este pequeño artilugio cuenta con una pequeña pantalla en blanco y negro de 1 bit y un procesador bastante básico, capaz de reproducir juegos rápidos y, por lo general, bastante sencillotes, aunque se distingue por un sistema de control de lo más original, uno que incluye usar una manivela giratoria que va en la parte derecha del dispositivo. Como las Playdate empezarán pronto a llegar a todas partes del mundo, he estado jugando con ella durante una semana, y menuda sensación.

HQ
Playdate

Antes de hablar del catálogo de juegos de Playdate o de su rendimiento, permitidme que empiece centrándome en el hardware, en el diseño y la calidad de materiales de este aparato. No es un dispositivo muy grande, solo mide 76 x 74 x 9 mm. Es más, recuerda un poco al Tamagotchi, ya que la puedes llevar fácilmente en el bolsillo, pero con el tamaño y forma que se notan, como le pasa a los teléfonos móviles.

En cuanto a la construcción, Playdate está hecha de un plástico de alta calidad en color amarillo, y se mantiene bien ensamblada gracias a varios tornillos que hay en tres de sus cuatro esquinas. Son tornillos que tienen el centro hueco, por lo que podrías llevar este dispositivo enganchado a tus llaves si quisieras. Por otra parte, la pantalla que lleva es de 400 x 240 píxeles y 1 bit, abarcando casi toda la superficie, dejando el resto del frontal para un D-Pad, los botones A y B, uno de opciones y un pequeño altavoz. La manivela está en el canto derecho y se puede cambiar entre la posición de acoplamiento y la de uso, desplegándose para girar 360 grados en ciertos juegos. Esta manivela, al igual que el resto del aparato, se nota firme y segura, aunque a veces se tambalea un poquito.

Publicidad:

La única otra cosa que hay que saber sobre el diseño y construcción de esta "consolita" es que tiene un botón de encendido/apagado/espera en la parte superior, un puerto USB-C (trae un cable de USB-C a USB-A en la caja) y una toma de micrófono en la parte inferior, junto con un acelerómetro integrado de 3 ejes que el dispositivo necesita para saber cómo se está sosteniendo, de cara a ciertos juegos que exigen movimientos y saber la posición del aparato.

PlaydatePlaydate
PlaydatePlaydate

Si abrimos el capó, nos topamos con un hardware muy básico. Playdate viene con una CPU Cortex M7 a 180 MHz que puede ejecutar los sencillos juegos creados con el Playdate SDK, 16 MB de RAM, caché L1 de 32 KB y 4 GB de almacenamiento interno, suficientemente grande para almacenar más de 60 juegos. En base a mi experiencia, tiene de sobra para funcionar con fluidez. Los juegos se cargan rápido y, por lo general, no dan problemas de rendimiento (algunos tienen alguna caída cuando hay muchas cosas en pantalla).

Publicidad:

Por lo demás, la batería de la Playdate puede durar 14 días en espera y ocho horas jugando a pleno rendimiento. Se mueve en unos márgenes habituales en consolas portátiles, aunque es algo mucho más ajustado y menos complejo tecnológicamente que, por ejemplo, una Nintendo Switch. Por último, es compatible con Wi-Fi y Bluetooth, lo que significa que no hace falta ningún otro dispositivo para descargar juegos nuevos, todo se puede hacer a través de su propio sistema.

En casi todos los frentes, esta pequeña y extravagante consolas es una pequeña e impresionante pieza de tecnología que resulta tan divertida como adorable. La manivela puede ser algo delicada en los juegos y he vivido un par de cuelgues (sobre todo con DemonQuest 85), pero son problemas menores que solo se notan muy a la larga. El aspecto más importante y en el que he notado más problemas es en la pantalla, que funciona de forma similar a una Game Boy Color y dispositivos antiguos, es decir, en lugares con poca luz, jugar puede ser todo un desafío por falta de visibilidad. No tiene retroiluminación en absoluto, y alguna pequeña luz acoplada en la parte trasera para iluminar la pantalla le vendría bastante bien, sobre todo para revivir la nostalgia de jugar bajo las sábanas mientras se intentaba atrapar un Pokémon más a altas horas de la noche.

PlaydatePlaydate
Playdate
Publicidad:

En cuanto a los juegos, he podido explorar la mayor parte de lo que ofrece la Temporada 1. Eso implica un total de 24 títulos, cada uno de ellos con un diseño único y formas de jugar diferentes. Algunos funcionan muy bien desde el primer momento, vienen bien explicados o con conceptos tan simples que no necesitan explicación alguna. Snak (básicamente, Snake), Pick Pack Pup (un juego de conectar tres) y Executive Golf DX (un minigolf) son la prueba fehaciente de esto.

Sin embargo, otros juegos son justo lo contrario, están al explicados o su diseño resulta complicado, lo que hace que sea difícil empezar, jugar y disfrutarlos. Lost Your Marbles y Ratcheteer lo demuestran. Debo decir que, aunque no todos los juegos hayan sido de mi agrado, la mayoría de títulos de esta primera hornada son bastante divertidos y engancharán más de lo que parece a simple vista por su capacidad de entretenimiento y su carácter único. Pero, al mismo tiempo, no esperes que muchos de ellos te tengan pegado a la pantalla durante horas y horas, porque la mayoría son bastante cortos y otros muchos son de tipo arcade, al estilo de Snake y Breakout.

Playdate

En definitiva, Playdate es un sistema curioso, único, divertido y también bien diseñado. No es algo precisamente barato, ya que viene con un precio de 179 dólares (165 euros aprox.), pero lo que brinda es un sistema de calidad con un potencial muy alto. Potencial que veremos mejor cuando más desarrolladores con talento empiecen a trabajar con sus herramientas y entorno de desarrollo y empiecen a lanzar títulos que realmente saquen provecho de su ingeniosa mecánica de control.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una calidad de construcción sublime. Buen rendimiento. Es adorable. Los juegos que tiene son variados y divertidos. Buena batería. Fácil de preparar para jugar.
-
Los detalles más pequeños pueden ser difíciles de ver en la pantalla. Algunos juegos están muy mal explicados.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Análisis de Playdate

Análisis de Playdate

RESEÑA DE GADGET. Autor: Ben Lyons

La colorida consola de Panic da un soplo de aire fresco al mercado de las portátiles con ese diseño y esa palanquita tan 'cuqui'.



Cargando más contenido