Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

Análisis del Asus ROG Zephyrus S (2019)

Han mejorado el Asus Zephyrus, y mucho. Hemos tenido la oportunidad de probar y valorar este portátil gaming.

A primera vista, la diferencia más notable en el nuevo Zephyrus es la pantalla y no el G-sync y todas las características técnicas. Lo que más destaca es el delgado bisel de la pantalla de 17.3 pulgadas y 144 Hz, aunque por razones desconocidas parece que los diseñadores se fueron a almorzar y la parte inferior de la pantalla la hizo un becario, lo que resultó en un enorme bisel inferior que no acaba de encajar con el resto del diseño. Es una pena, porque el marco de 6,9 mm que rodea la pantalla queda genial y presenta muy bien los 3ms de respuesta y la cobertura del 100% de la gama de colores sRGB. La rapidez y el gran rango de colores sRGB parecen haberse convertido en un estándar, lo que es una gran evolución.

Una de las novedades del dispositivo es el Certificado Pantone del monitor, un estándar muy conocido en la industria de la impresión pero que ya empieza a aparecer en la industria del hardware por extensión. Puede que suene aburrido, pero a nosotros nos tranquiliza que algunas marcas se preocupen de verdad por reflejar los colores de forma correcta en una pantalla que siga los estándares de la industria. El marketing menciona a los "creadores de contenido" como potenciales clientes, y tiene sentido, pero una RTX 2080 parece demasiado para 1080p.

El ROG Zephyrus S de 2019 no tiene cámara integrada para que el bisel sea fino, pero el ordenador viene con una muy fácil de colocar que graba a 1080p en 60FPS, una buena idea. Nosotros no la vamos a usar y tampoco llegamos a probarla en la prueba, pero es una solución excelente para quien la necesite.

Asus habló mucho sobre el tema de meter una pantalla de 17" en un chasis de 15", y puede que con razón. Cabe tanto en mochilas como en fundas, seguramente por lo fino que es: tan solo tiene 1,87 cm de grosor y no es más ancho de lo necesario. Por primera vez el chasis es de una aleación de magnesio y no de aluminio, lo que mejorará la resistencia. Lo más probable es que también sea más tóxico de producir, pero está bien probar cosas nuevas.

Tiene varios modos de batería, el modo ahorro se llama "Optimus" y, aunque la batería dure algo más, creemos que Asus ha desaprovechado la oportunidad de juntar las configuraciones de batería y overclock. Por cierto, la duración de la batería de equipos con RTX es atractiva por naturaleza y aunque las tres horas que dura la de este portátil no sean demasiadas, está cerca de doblar la de la mayoría de la competencia (aunque seguramente lo que haga sea simplemente apagar la RTX). Aún así, nos siguen gustando las soluciones rápidas.

Aparte de por la toma de corriente lo puedes cargar por el puerto USB-C, pero mejor que sea con un cargador más potente que el nuestro, ya que lo enchufamos con un 89% y tardó dos horas en cargarse por completo. Nadie tiene tanto tiempo. Pero para ser justos, no es la forma en la que se supone que tienes que cargar un portátil gaming.

Las especificaciones incluyen, como era de esperar, un i7 8750H, una RTX 2080 Max-Q, 24 GB de RAM (en el caso del que probamos) y un disco duro M.2 NVMe de 1 TB. Hay tres USB 3.1, un USB-c 3.1, un HDMI 2.0 y un USB 3.1 Type-C con Thunderbolt y el precio ronda los 3.750€.

El sistema de refrigeración es uno de los claros favoritos, tras el elegante nombre de "Active Aerodinamyc System" se esconde un simple pero brillante invento que permite que la parte inferior se abra al levantar la pantalla. Toda la parte inferior del chasis se abre, lo que aumenta la entrada de aire. Lo de aerodinámico no acabamos de verlo, pero no hay duda de que es eficiente y seguramente les haya permitido cambiar los ventiladores de 5v por unos de 12v. Y sí, toda la parte superior tiene heatpipes.

Son cinco los tubos que alejan el calor de la GPU, la CPU y el sistema, pero Asus se ha pasado al decir que no sobrepasa los 80 grados. Vimos que llegó a los 88 grados y solo tuvo un termal throttling, mientras que la GPU no llegó a superar los 63 grados. Con un uso regular, tanto la GPU como la CPU están a unos 43/46 grados. Las aletas del sistema de enfriamiento están hechas de cobre, tienen tan solo 0,1mm de grosor y un buen ángulo, lo que las pone por encima de otros diseños.

Incluso los ventiladores internos están hechos de polímero compuesto y tienen 83 aspas cada uno, lo que se dice que aumenta el flujo de aire en un 15%. No tenemos forma de verificarlo, pero la verdad es que el modo silencioso es brillante, sólo reduce los FPS en 5 en la mayoría de los juegos y no es totalmente silencioso cuando se juega, pero los niveles de ruido se reducen mucho en comparación con otros sistemas. Si te preocupa el calor puedes poner todo al máximo, pero tendrás 47 dB de ruido. Sin embargo, el sonido generado por los ventiladores es por lo general algo más bajo de lo habitual y por lo tanto también menos molesto, no resopla como un caballo. Personalmente nos decantamos por el modo silencioso la mayor parte del tiempo, el intercambio por FPS es justo y los niveles de calor siguen siendo aceptables.

El software de control se llama Armoury Crate y es el mejor software de control propio que hemos visto en mucho tiempo. Todas las opciones y características son accesibles y la interfaz de usuario está bien estructurada, hay que darles puntos extras por ello.

El teclado tiene luz RGB individual y es tipo chiclet, por supuesto. El mousepad está cerca del borde, pero como no es muy alto no hay problema. Y sí, tiene un botón para "cambiar a Numpad".

También tiene una rueda para controlar el volumen y muchas opciones de falso sonido envolvente y efectos. No es algo a lo que demos especial importancia, es divertido, pero no lo vamos a usar todos los días. Hay algunas opciones de micrófonos de carne muy bonitos, incluyendo la reducción de ruido, y eso es muy práctico.

También hay un booster disponible para el wifi, pero como el nuestro es muy potente tanto en casa como en la oficina no lo hemos podido probar correctamente.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A continuación te dejamos algunos benchmarks.

Total War: Warhammer 2 - FPS


  • Ultra: 75.8
  • Alto: 91.2
  • Medio: 127.6

3D Mark:


  • Fire Strike Ultra: 4911
  • Fire Strike Extreme: 9195
  • Fire Strike: 15601
  • Time Spy Extreme: 3664
  • Time Spy: 8128
  • Port Royal: 4663

Assassins Creed Odyssey - FPS


  • Ultra: 61
  • Alto: 80
  • Medio: 85
  • +60 FPS Ultra en un portátil, es impresionante.

Middle-earth: Shadow of War - FPS


  • Ultra: 105
  • Alto: 125
  • Medio: 144

Far Cry 5 - FPS


  • Ultra; 81
  • Alto: 86
  • Medio: 89

The Division - FPS


  • Ultra: 99.2
  • Alto: 124
  • Medio: 143.3

Es el portátil más potente que hemos probado este año con especificaciones "normales" y una sola GPU, no es de extrañar que sea muy caro. El peso y el tamaño se mantienen al mínimo, el enfriamiento sigue siendo bueno y los niveles de ruido son los más bajos que hemos visto en mucho tiempo. A menos que actives el modo Turbo, porque si lo haces te reventarán los tímpanos.

El rendimiento del Asus ROG Zephyrus S es fantástico y le daríamos un 10 si la pantalla fuese IPS y no AHVA, ya que los colores bajo nuestro punto de vista son demasiado sutiles. También nos gustaría que el bisel de la parte inferior fuese tan fino como el resto y que las temperaturas no alcanzasen los 80 grados. Aun así, un 9 es algo de lo que estar orgulloso.

09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países