Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis de hardware

Análisis del headset Fnatic React

Así han sido nuestras horas de juego con estos auriculares gaming supraurales.

Análisis del headset Fnatic React

Fnatic es un nombre reconocible más allá del mundo de los eSports gracias al enorme éxito que han tenido muchos de sus equipos en varios juegos, pero sobre todo en dos de los punteros, como League of Legends y CS:GO. La compañía británica decidió hace unos años expandirse más allá de la competición, pero sin salir del videojuego competitivo y la tecnología. De ahí, por ejemplo, un móvil One Plus con su marca. Y también una serie completa de accesorios como el headset Fnatic React que hemos estado probando durante varios días.

La versión oficial dice que han sido creados sobre los tres pilares que sus jugadores profesionales consideran imprescindibles. audio direccional con mucha claridad, comunicaciones muy limpias con micrófonos extraíbles y orejeras muy cómodas para que no molesten tras muchas horas de uso diario. Claro, quién iba a decir que no a todo eso. Otra cuestión es si cumple con lo promete.

React es un headset raro. Para empezar, cada vez nos hacemos más a los modelos wireless y este es con cable, algo que llevamos un poquito peor. Solo un poquito porque, contando su extensión incluida, es muy largo y llega sin ningún problema al puerto de un PC, mucho más a un mando de PS4 o Xbox One. En PC, conecta directamente con la tarjeta de sonido y recoge sus opciones de configuración. Lo positivo de este formato, que no hay que recargarlo y funciona con el móvil también.

Volviendo al primero de los tres elementos mencionados por Fnatic, la calidad de sonido general no es tan convincente. Es cierto que sus drivers de 53mm. producen un sonido muy claro: es limpio y está bien equilibrado entre tonos bajos, medios y altos. Pero le pediríamos un poco más de fuerza en los graves para lo que cuesta, porque sus rivales sí lo ofrecen. En juegos como World of Warships queremos que la guerra haga temblar nuestros tímpanos y estos auriculares no han conseguido eso. Además, no viene con ningún software propio para afinar la experiencia al gusto. Quizá hubiera salvado mejor el problema de ofrecerlo.

Análisis del headset Fnatic ReactAnálisis del headset Fnatic React

Lo bueno es que el problema fue diluyéndose a medida que probamos más títulos. Con Titanfall 2, Call of Duty: Modern Warfare y Battlefield V
disfrutamos mucho del sonido direccional que es capaz de ofrecer el headset Fnatic React. Aunque no tenga 5.1 surround, la experiencia se acerca y eso hace que la sensación 360 sea más creíble y, por tanto, sea más fácil jugar a determinados títulos. Puedes saber si unos pasos viene por determinado lado o intuir de qué sitio y a qué distancia proceden ciertas balas. Lo que ofrece en este sentido está varios niveles por encima de un modelo que pueda costar 30 euros.

Dada la importancia de la comunicación en los torneos y en el entrenamiento, qué menos que exigir mucho en este aspecto. Este modelo monta un micrófono cardioide con cuerpo de metal flexible rematado en espuma. Doblado hacia la cara se queda por la mitad de la boca (a ver la cabeza de cada usuario). El micrófono de React crea un sonido placentero, pero le falta volumen. Jugando en PS4 nos dijeron más de una vez que se nos escuchaba bajo, partiendo de la configuración estándar, así que comprobamos con otros modelos y, efectivamente, es su respuesta. Es decir, que pide una subida de volumen a mano para ser eficiente.

Te oirán poco, pero al menos te van a escuchar claramente. No hay interrupciones ni ruidos importados, solo una línea de voz consistente y equilibrada. También hemos probado a grabar algunos vídeos con él y en este caso hemos comprobado que, si bien conserva esa claridad y recrea nuestra voz con naturalidad, los audios no eran tan limpios como esperábamos y cazaba algún ruido blanco que se percibía claramente al editar. Sí, tiene calidad para el día a día, pero no nos queda tan claro que da para un entorno profesional, en el juego o en streams ruidosos.

Vamos a por el último de los puntos señalados por el propio fabricante, que es la comodidad. Vaya si han estado acertados en este aspecto. Las almohadillas suaves de piel sintética y espuma con memoria son suficientemente grandes como para cubrir tu oreja completa. La diadema, también con acolchado capaz de guardar tu forma, es extensible. Para rematar el acierto con los materiales, los auriculares Fnatic React presentan una distribución de pesos ideal, tanto que hasta se hacen pasar por ligeros. El aislamiento que consigue es bastante bueno, tanto que lo usamos en un vuelo y nos permitió aislarnos del ruido constante de esa circunstancia. Por ponerle una pega al diseño, pues que no se puede recoger, así que es aparatoso y pide mucho espacio.

Por tanto, Fnatic Reacts se presenta como una buena propuesta para quien busca un buen rendimiento por un precio en torno a los 80 euros, es decir, ni algo barato ni tampoco en la gama superior. Muy buen audio direccional, sonido limpio y equilibrado de entrada y también de salida con una comodidad sensacional, pero deficiencias algo corto en los graves al escuchar y en el volumen al hablar. Para tenerlo en cuenta sabiendo en la posición en la que queda.

Análisis del headset Fnatic ReactAnálisis del headset Fnatic React
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido