Español
análisis de hardware

Análisis del mando DualSense de PS5

El mando que no te permite olvidarte de él.

Análisis del mando DualSense de PS5

Una videoconsola diseñada pensando sobre todo en los juegos. Esa es la conclusión principal que hemos sacado de nuestro análisis de PlayStation 5. Lo demuestra con todas y cada una de sus facetas, desde ese menú secundario que se ha vuelto principal a la rapidez de su respuesta. Pero, por encima de todo, lo demuestra su mando, el DualSense.

Su nombre hace justicia a lo que promete porque es todo un despliegue de tecnologías sensoriales. Mucho se ha hablado de la tecnología háptica. En teoría, es la capacidad para transmitir sensaciones y texturas a través de cada milímetro de su carcasa, de forma localizada y medida. Aunque la realidad es un poco más humana. Lo que transmite es una vibración en el punto que deseen los programados y con la potencia y duración que decidan. De ellos depende que se convierta en algo sutil pero genérico como la vibración HD de los Joy-Con o en un verdadero vehículo narrativo.

No debe ser nada fácil lograrlo, pero Astro's Playground demuestra que es posible. Recibir el impacto de las gotas de lluvia que caen sobre su pequeño paraguas como puntos de vibración aislados y breves no dista mucho de sacar una mano al aire cuando comienza a llover en el mundo real. Frente a esta sutileza, su potencia bruta, pues cuando se exprime al máximo se nota que tiene fuerza.

La estimulación del tacto no termina en las yemas de los dedos. Llega hasta los músculos de los índices gracias a los gatillos adaptativos: un nombre terrible para una función maravillosa, que es la resistencia a la presión que ejercen los botones contra los dedos si el juego lo manda así. Que el gatillo se endurezca momentáneamente para trasladarse el esfuerzo es fenomenal, pero que encima lo pueda hacer con variabilidades de segundos es todo un descubrimiento; tus dedos rebotan y tu gestión de la fuerza requiere toda la atención de la partida. La pequeña nave espacial de Astro ha conseguido hacer volar nuestra imaginación: ¡cómo será con un coche sobre baches, con un arma encasquillada o con un choque de espadas! Estamos ante un gran descubrimiento, la siguiente evolución en mandos de videoconsolas.

Análisis del mando DualSense de PS5

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Como lo fue en su día el sensor de movimientos. Lo incluye el DualSense y funciona bastante bien (hacen falta más horas de prueba al respecto), aunque el propio diseño del aparato no sea el más adecuado para sacarle partido. Panel táctil ampliado, micrófono y auricular integrado completan su gama de especialidades. Este último ha sido la pequeña decepción, por citar alguna, pues todo lo demás tiene tanto nivel que el aumento notable de volumen y claridad con respecto al del DualShock 4 saben a poco.

Más allá de los gatillos, el resto de la botonera es continuista, pero no idéntica. Los sticks son los de siempre, pero en el d-pad hay unas hendiduras mínimas para facilitar el agarre. Y de los botones principales lo más importante no es que hayan perdido su carismático color, es que la pulsación es más limpia y silenciosa porque exige un poquito más de presión. Como detalle, el clic para silenciar el micrófono debajo del nuevo botón PlayStation, que es bastante hortera, por cierto.

Para Sony estamos ante un cambio de paradigma que ha querido marcar hasta en el diseño. Es más grande pero de líneas más finas y llama la atención tanto por su tamaño como por el contraste de colores blanco y negro y los botones transparentes. Es bonito, más que la propia consola, aunque lo más importante es que es cómodo en las manos. El inconveniente es que pesa bastante, 281 gramos (220 gr. el DualShock 4), con un reparto de pesos con caída hacia adelante que se nota un poquito a la hora de sostenerlo relajado. Más bien, que no te permite sostenerlo relajado.

Nos hubiera gustado precisar con un análisis de la duración de la batería más exhaustivo, pero de momento no lo tenemos por el hecho de que, tras una carga rápida a través de su puerto USB-C, aún no se ha vuelto a gastar tras más de una decena de horas a sus espaldas. Sus 1560mAh dan mucho de sí.

PlayStation 5 tiene en el DualSense el mejor compañero posible, porque abre de verdad la potencia de computación a otras novedades que no sean gráficos, gráficos y más gráficos. Esos gatillos, sobre todo, van a ser un referente para la industria del videojuego de ahora en adelante.

Análisis del mando DualSense de PS5

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.