Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis de hardware

Análisis del mando Rotor Riot para iPhone

Hemos probado el nuevo mando con cable diseñado para el nuevo iPhone y creado por los especialistas en drones Rotor Riot.

Rotor Riot

Rotor Riot es más conocida por sus drones, pero por lo visto los diseñadores tecnológicos de la empresa no encontraban un mando para dichos drones que tuviese todas las funciones que querían, de modo que fabricaron el suyo propio. Presentan el Rotor Riot, un nuevo mando mejorado para iPhone que ofrece una experiencia igual a la de jugar en consola y que se conecta fácilmente con el dispositivo móvil para poder usarse fuera de casa.

Lo primero que hay que hacer es descargar la app Ludu Mapp, que nos permite jugar con el mando. Al acceder a su menú podemos ver qué juegos son compatibles (aunque no puede detectar qué títulos compatibles ya están instalados en nuestro dispositivo). Si, por ejemplo, clicamos en Fortnite en la app, esta nos redirige a la página donde descargarlo, y una vez hecho esto ya podemos jugar con él (sin muchas dificultades por lo general).

Al ser para iOS, muchos juegos no tienen compatibilidad con el mando, y para algunos como PUBG Mobile todavía hay que utilizar la antigua pantalla táctil, que no es precisamente lo ideal. Aun así, disponemos de una gran selección de títulos y casi no hemos tenido problemas con los que hemos probado.

El mando se conecta al dispositivo móvil mediante un Lightning, así que no se puede usar con los iPhones más modernos que no dispongan de entrada para este tipo de conector, lo que en cierto modo nos limita. Al compararlo con un modelo más antiguo, apreciamos la mejora que supone poder cargar el teléfono mientras jugamos. Para ello simplemente hay que conectar el teléfono al mando, y el mando a una fuente de alimentación adecuada. Es una buena solución del problema de la batería que afectaba al anterior modelo y, a decir verdad, funciona perfectamente.

Rotor Riot

Mientras cargamos el móvil con el Lightning, el sonido sale por el mismo lugar, por lo que la entrada no está libre para conectar los auriculares y puede ser un problema. Si nuestro iPhone no dispone de un conector de audio analógico, la solución evidente es utilizar auriculares inalámbricos, pero en caso de no tener unos, no tenemos más remedio que recurrir a unos pequeños altavoces que vienen con el dispositivo, algo que no debe gustar demasiado a nuestros acompañantes si jugamos en el transporte público.

Aunque los juegos para móviles tienen sus más y sus menos en cuanto a compatibilidad con mandos, puede que tengamos más suerte si transmitimos los juegos desde otra plataforma. El streaming de PlayStation es una opción, pero nosotros usamos la app Steam Link. Por lo general la experiencia con el streaming depende de la velocidad de conexión y el ancho de banda disponible, pero en nuestro caso ha sido toda una experiencia disfrutar de algunos de nuestros juegos favoritos en el móvil, aunque seguramente mantendremos al margen los juegos de precisión que sean más exigentes.

El mando en sí está bien fabricado, pero su diseño no es especialmente interesante ni tampoco tiene la calidad de acabado que esperaríamos de un mando de Xbox, un DualShock 4 o un incluso un Mando Pro de Switch. Otra peculiaridad que tiene son los botones. A la hora de pulsarlos y transmitir la acción funcionan bien, pero todo el código de colores está mal, al igual que en la app Ludu Mapp, y los botones representados en la pantalla son diferentes a los que vemos en el propio mando. No es un defecto enorme, pero es el tipo de cosas de las que uno se percata cada vez que juega.

Rotor Riot

Al igual que los botones delanteros, los gatillos son cómodos y fáciles de pulsar, y los joysticks analógicos son sensibles y funcionan correctamente. Los joysticks disponen de funciones L3/R3, otro intento de salvar la brecha entre la experiencia de jugar con el móvil y los controles de consola. Incluso la cruceta está muy bien hecha. Quitando el hecho de que en cuanto a estética no es el mejor mando que hemos visto, no tenemos ninguna queja en lo que a calidad de fabricación se refiere.

Opinamos lo mismo del soporte para el móvil, que es desmontable y muy resistente. El forro de goma tiene un tacto agradable y mientras jugamos no notamos que pierda estabilidad ni que la pantalla tambalee. Puesto que es ajustable, podemos usarlo con un móvil más grande, pero no se estira tanto como para sostener un iPad, por lo que tampoco sería conveniente usarlo con una tablet, en parte porque el conector tampoco es demasiado largo.

En general, Rotor Riot nos ha impresionado mucho. Se trata de un mando para iOS muy competente y bien diseñado, que nos permite llevar la experiencia de jugar a otro nivel, siempre y cuando sea compatible con el juego que escojamos. Todavía se pueden mejorar y refinar algunos aspectos del propio mando y del software, pero si uno se siente cómodo con él pese a sus limitaciones (el conector Lightning) y rarezas, seguramente pueda disfrutar de todo lo que ofrece.

Rotor Riot
07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido