Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

The Curious Tales of the Stolen PetsPES 2020 Data Pack 3.0Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Super Mario Maker 2Rune 2FIFA 20
Español
Portada
análisis de hardware

Análisis del mando Xbox One Elite Series 2

Microsoft ha subido un poco más el nivel de su mando dando continuidad a la serie Elite.

El mando Xbox One Elite Controller sirvió para demostrar que los fabricantes de consolas también pueden hacer versiones de calidad superior y competir con otros diseños destinados al juego competitivo. Es aceptable que cada sistema venga con una versión estándar o genérica de control, pero para quienes dedican muchas horas al día o a la semana a estar delante de la pantalla, o quieren que esto se convierta en su medio de vida, es necesario pasar a un nivel superior. La versatilidad de los mandos premium es clave, pues evita que haya que diseñar distintos modelos para cada género o situación, y ese es el camino que Microsoft sigue explorando con su último lanzamiento.

El original no fue diseñado específicamente para jugadores de eSports, sino para perfeccionistas en general, como el complemento ideal a una sesión en la que quieres que todo vaya a tu gusto, siempre y cuando te puedas permitir el coste extra asociado. Y triunfó, tanto que se agotó la tirada inicial y tuvieron que llegar más, hasta superar el millón de unidades vendidas. Ahora, como culmen de la generación pero también pensando en que será totalmente compatible con Scarlett, llega el mando Xbox Elite Series 2.

Xbox One Elite Series 2Xbox One Elite Series 2

El cambio más aparente, tanto a la vista como al tacto, está en el material y la textura de la superficie de agarre. Los cuernos están recubiertos por una goma que consigue que el aparato repose más cómodamente sobre las manos mientras está cogido. También han añadido una pequeña maneta de aluminio que sirve para retocar directamente la resistencia de cada uno de los joysticks, es decir, para que estén más rígidos en el centro o más sueltos al presionar. Habitualmente estos ajustes no son físicos, sino de configuración de software, pero en este caso se combinan las dos opciones. Y lo mismo ocurre con los gatillos, pues por la parte de atrás hay un conmutador para escoger entre tres niveles de dureza frente a la pulsación. El último es tan firme que en vez de un gatillo es, literalmente, un botón.

Para terminar, incluye memoria para tres configuraciones por software que debes ir adaptando a través de la aplicación Accesorios de Xbox, que ya conocemos de antes. Es fácil de usar y, para quien se líe, siempre se puede devolver a los valores originales con un clic. La novedades es que el nuevo mando trae unas luces LED que indican cuál es la posición que está activada en el momento de uso.

El Elite Series 2 ofrece conectividad Bluetooth, una decisión prácticamente forzada ahora que llega el juego en móviles, tabletas y PC gracias a xCloud. También se puede conectar por cable USB-C, que es al mismo tiempo la forma de cargar su batería, que ofrece una duración de unas 40 horas. Otro detallito de buen diseño es el orificio de su funda que permite cargarlo mientras está encapsulado y protegido.

Son muchos los cambios que hemos mencionado, pero ninguno va enfocado a modificar la identidad de este periférico, que tiene como objetivo aprovechar la buena imagen de su predecesor. Conserva ese rasgo de ser un aparato robusto y pesado con sus 340 gramos fijos (no se puede alterar con pesas como otros modelos). Pero a la par es cómodo y manejable. En cuanto a configuraciones, en la caja vienen varios repuestos para los sticks y la cruceta.

Xbox One Elite Series 2

Puede que al principio parezca una pijada imperceptible, pero la resistencia mecánica adaptable es lo que marca la diferencia con respecto a la versión anterior y a otros mandos premium. Por ejemplo, jugando a Forza Horizon 4 tener un joystick que haga el contrapeso que tu pulgar pide importan mucho en tu capacidad para conseguir meter el coche en la trazada buena. Hubiera sido genial poder calibrar al detalle y no en base a tres posiciones predefinidas, pero aún así es una función estupenda. Lo mismo decimos para los gatillos a la hora de jugar a un shooter, pues puedes ganar esas milésimas a la hora de disparar. Todo, con suma facilidad de configuración.

Estamos muy satisfechos con estas dos semanas que hemos estado jugando con el nuevo mando de Microsoft. No importa si eres tan meticuloso que vas a afinar los valores de cada botón al milímetro o si lo que quieres es un mando mejor para aprovecharlo tal y como viene, en ambos casos vas a sacar partido al Xbox Elite Series 2 Controller. Eso sí, no sale barato, pues ha subido de precio y ahora está en unos 180 euros.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido